viernes, 17 de febrero de 2012

Toledo en 1868 fotografiado en tres dimensiones por Jean Andrieu

El año de 1868 fue muy importante en la historia de España. La Revolución que provocó la caída de Isabel II en el mes de septiembre -conocida por ello como La Septembrina o La Gloriosa- dio comienzo al Sexenio Democrático que supuso la primera experiencia democrática de nuestro país. La situación económica española era nefasta, con un panorama político y social enormemente convulso.
Las referencias bibliográficas que narran las situaciones entonces vividas han sido históricamente ilustradas con grabados, dibujos e ilustraciones, siendo muy escasos los casos de publicaciones con fotografías.
Ello se debe no a que no existieran registros fotográficos de la España de entonces, sino a que la fotografía no fue considerada un arte o una fuente suficientemente reconocida y valorada hasta bastantes años después.
Existía sin embargo desde aproximadamente 1855 un incipiente mercado -minoritario y elitista en un primer momento, pero cuya popularidad creció rápidamente- de fotografías coleccionables que utilizando la técnica de la estereoscopía mostraban los lugares más bellos del mundo. Esta técnica permitía una visión tridimensional de las imágenes al ser visionadas desde un estereoscopio y estaban constituidas por un par de fotografías tomadas con una levísima separación en la horizontal coincidente con la separación de los ojos humanos, de modo que al ser observadas con este aparato se conseguía un efecto tridimiensional de enorme realismo que aún hoy maravilla.
Fueron los fotógrafos franceses quienes coparon en gran medida esta técnica en lo referente a las vistas españolas, generando bellísimas y muy completas series coleccionables que están todavía en nuestros días siendo recopiladas por estudiosos amantes de esta técnica y que están permitiendo -casi 150 años después- que estas obras de arte sean por fin admiradas y valoradas como lo que son realmente: retratos históricos de una España a menudo desconocida u olvidada.
El caso concreto de la ciudad de Toledo es digno de mención. Forma parte junto con Sevilla, Granada y Madrid del cuarteto de ciudades que, con mucha diferencia, fueron más fotografiadas por este grupo de fotógrafos franceses. Ello es una buena muestra del atractivo que nuestra ciudad despertó desde un principio por su belleza y su historia.
Uno de estos pioneros fotógrafos es Jean Jules Andrieu, nacido en 1816 en la localidad de Montaingu de Quercy, en el departamento de Tarn et Garonne. Hijo de agricultores, se convirtió en fotógrafo del Ministerio de Marina y las Colonias, estando datadas sus primeras imágenes registradas oficialmente en el año 1862. Su actividad debió comenzar algo antes, hacia 1860, establecido en París sucesivamente en tres estudios en las calles Montholon, Boulevard de Sebastopol y Saint Lazare según las admirables investigaciones de Juan Antonio Fernández Rivero.
Fotografió Francia, España, Suiza, Italia, Egipto, Palestina o Siria.
Firmaba como J.A. y su colección fue comprada en 1872 por Adolphe Block, que respetó las iniciales y la numeración de Andrieu en sus reimpresiones.
Su colección española consta de alrededor de 400 imágenes, de las cuales 23 corresponden a Toledo. No es fácil recopilar toda la serie, me ha costado varios años poder reunir las 23 en formato digital, pero el esfuerzo siempre merece la pena y ha llegado el momento de ofrecéroslas.
Comenzaré por la primera de la serie según la numeración de Andrieu, la correspondiente al Puente de San Martín y titulada 2643 Pont St Martin:
Puente de San Martín. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2643
Puente de San Martín. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2643

La siguiente es una toma de la Puerta del Cambrón con título 2644 Porte de Cambronne:
Puerta del Cambrón. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2644
Puerta del Cambrón. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2644

Le sigue una vista tomada desde la Piedra del Rey Moro titulada 2645 Tolède. Vue prise du sépulcre du roi maure:
Vista desde la Piedra del Rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2645
Vista desde la Piedra del Rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2645
Vista desde la Piedra del Rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2645

La siguiente, con título idéntico y motivo muy similar. 2646 Tolède. Vue prise du sépulcre du roi maure:
Vista desde la Piedra del rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2646
Vista desde la Piedra del rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2646

A continuación otra desde el mismo lugar pero con título algo distinto. 2647 Le Tage pris du sépulcre du roi maure:
Vista desde la Piedra del rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2647
Vista desde la Piedra del Rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2647
Vista desde la Piedra del Rey Moro. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2647

La siguiente corresponde a una vista de la Puerta del Sol. 2648 Porte du Soleil:
Puerta del Sol. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2648
Puerta del Sol. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2648
Puerta del Sol. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2648

La siguiente, la 2649, estaba erróneamente identificada en algunos catálogos con mismo título que la anterior (Puerta del Sol). Probablemente este error ha sido la razón por la que se trata de la imagen más difícil de conseguir de toda la serie. En realidad muestra el Puente de San Martín:
Puente de San Martín en 1868. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu con número de serie 2649
Puente de San Martín en 1868. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu con número de serie 2649

A continuación tenemos una fotografía del Puente de San Martín y el entorno de Roca Tarpeya. 2650 Porte de St Martin pris de la promenade:
Puente de San Martín y Roca Tarpeya. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2650
Puente de San Martín y Roca Tarpeya. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2650

Le sigue una toma del Puente de Alcántara. 2651 Le Tage et le Pont de l'Alcantara:
Puente de Alcántara. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2651
Puente de Alcántara. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2651

La siguiente tiene mismo título y motivo. 2652 Le Tage et le Pont de l'Alcantara:
Torno del Tajo y Puente de Alcántara. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2652
Torno del Tajo y Puente de Alcántara. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2652

La sucede una vista del Monasterio de San Juan de los Reyes. 2653 Eglise de St Juan de los Reyes:
Monasterio de San Juan de los Reyes. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2653
Monasterio de San Juan de los Reyes. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2653

A continuación, una toma de la fachada de la Catedral. 2654 Façade & porte d'entrée de la Cathédrale:
Fachada de la Catedral de Toledo. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2654
Catedral de Toledo en 1868 fotografiada en vista estereoscópica por Jean Andrieu

Le sigue una vista del Hospital de Santa Cruz. 2655 Porte d'entrée au college militaire:
Hospital de Santa Cruz. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2655
Hospital de Santa Cruz. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2655

La próxima es una imagen del Alcázar y la Iglesia de San Miguel desde el Arroyo de la Degollada. 2656 L'Alcazar pris du ravin:
Toledo desde el Arroyo de la Degollada. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2656
Toledo desde el Arroyo de la Degollada. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2656

A continuación, una muy similar. 2656 bis L'Alcazar:
Alcázar e Iglesia de San Miguel. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2656 bis
Alcázar e Iglesia de San Miguel. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2656 bis

La siguiente es una vista de la ciudad desde cerca de la desembocadura del Arroyo de la Degollada. 2657 Le Tage & le barrio Santa Lucia:
Toledo visto desde la desembocadura del Arroyo de la Degollada. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2657
Toledo visto desde la desembocadura del Arroyo de la Degollada. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2657
Toledo visto desde la desembocadura del Arroyo de la Degollada. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2657

A continuación una toma de la Puerta de Bisagra. 2658 Porte Visagra:
Puerta de Bisagra. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2658
Puerta de Bisagra. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2658

La próxima es una vista del Castillo de San Servando. 2659 Ruines du château de San Servando:
Castillo de San Servando. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2659
Castillo de San Servando. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2659

A continuación una vista de los Molinos de Saelices. 2660 Le Tage & les moulins mauresques:
Molinos del Tajo. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2660
Molinos del Tajo. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2660

La siguiente corresponde a una vista de los molinos de Daicán. 2661 Le Tage & les moulins de la Vieja:
Molinos del Tajo. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2661
Molinos del Tajo. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2661

A continuación, una vista del Claustro de San Juan de los Reyes. 2662 Cloitre de San Juan de los Reyes:
Claustro de San Juan de los Reyes. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2662
Claustro de San Juan de los Reyes. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2662

Le sigue una vista del Puente de Alcántara. 2663 Pont de l'Alcantara:
Puente de Alcántara. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2663
Puente de Alcántara. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2663

Y para finalizar, una perspectiva del Puente de San Martín. 2664 Le Tage & le pont St. Martin:
Puente de San Martín. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2664
Puente de San Martín. Fotografía estereoscópica de Jean Andrieu en 1868 con número de serie 2664

La datación de las imágenes no ofrece lugar a la duda. Por las investigaciones de J. A. Fernández Rivero sabíamos que habían sido registradas en agosto de 1868. Debían ser por tanto anteriores a esa fecha, pero ¿cuánto?
Revisando las fotografías detenidamente observé que en una de ellas aparece el Artificio de Juanelo demolido:
Restos demolidos del Artificio de Juanelo. Fotografía tomada entre 1868 y 1870 por Jean Andrieu (detalle)

Dado que el Artificio fue dinamitado en los primeros meses de 1868, la fotografía debía ser necesariamente posterior. Al observar las fotografías se puede deducir tanto por la presencia de hojas en los -escasos- árboles como por el bajísimo nivel del río -1868 debio ser un año de gran sequía- que las fotografías fueron tomadas durante el verano. Como quiera que Andrieu las registró en agosto en Francia y dados los tiempos necesarios para trasladarse en esas fechas, así como para procesar todas las fotografías, lo más probable es que fuesen tomadas entre junio y julio de 1868. Es decir, unos dos meses antes de la revolución de septiembre de 1868, por lo que podemos afirmar que las fotografías tienen el valor añadido de retratar el Toledo de los días previos a esos acontecimientos históricos.

Una curiosidad añadida de esta serie es que según algunas fuentes, Jean Andrieu podría ser la persona que aparece en dos de las fotografías, por lo que esas imágenes serían en cierto modo autorretratos con Toledo de fondo:
Posible autoretrato de Jean Andrieu en Toledo en 1868
Posible autoretrato de Jean Andrieu en Toledo en 1868

Sin duda,la fotografía histórica de Toledo sigue deparándonos muchas alegrías. Son imágenes que pese al tiempo transcurrido están llenas de una fuerza que les confiere una vigencia casi imperecedera. Esperemos que sigan apareciendo las joyas que aún permanecen ocultas y que, poco a poco, vayan completando el libro de la historia visual del Toledo de los últimos 160 años.

6 comentarios

José María Moreno Santiago dijo...

Un documento fotográfico impresionante y un regalo para la vista.
No dejas de sorprendernos. ¡Bravo, Eduardo!

Jota dijo...

Dios Mío!!!! Eduardo, de verdad no dejas de sorprendernos con estas maravillas históricas, no tengo palabras, por que todo lo que diga, sonará vanal, ante tamaño documento. BRAVO!!!!!!!!! ( espero que consigas la foto que te falta ). Un abrazo.

http://jota-lahistoriapasporillescas.blogspot.com/

Boro dijo...

Deberían declarar esta página de servicio público. Haces más por la difusión de la historia de Toledo que muchas instituciones oficiales. Gracias por tu trabajo.

PochiMan dijo...

Gran entrada Eduardo. Dentro de las investigaciones de la fotografía histórica la fotografía estereoscópica está muy poco estudiada y divulgada, vamos infravalorada. No es tu caso y todos los seguidores de tu blog nos alegramos por ello. No te preocupes que la 2649 caerá pronto. Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias Eduardo.

Esto es divulgación histórica de la buena y no lo q intentan hacer las autoridades q sólo se preocupan de ver como sacar más dinero a base de adjudicar las obras de restauración y promoción de monumentos a amiguetes.

saludos desde Albacete

augocas dijo...

¡Qué maravilla son todas estas fotos!

En una de ellas se puede ver desde lejos la Puerta de San Ildefonso, junto al Puente de Alcántara, que ya trataste anteriormente.


Muchas gracias por tan importantes documentación fotográfica.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall