sábado, 10 de noviembre de 2018

Toledo hacia 1887 fotografiado por Max Junghändel

El arquitecto alemán Max Junghändel nació en Zwickau en 1861. Finalizó sus estudios de arquitectura en 1884 en la Universidad de Dresde. Poco después, hacia 1887 o 1888 realizó un extenso viaje por España en el que obtuvo centenares de fotografías en las que demostró su pasión por la arquitectura así como un nada desdeñable talento fotográfico. Esas portentosas fotografías, así como su capacidad de ligar la historia y la arquitectura, le llevaron a publicar una obra de referencia en 1888, "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten Werken", editada en la ciudad de Dresde en varios volúmenes y publicada posteriormente en varias ocasiones gracias al gran éxito alcanzado.
Portada del libro "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten Werken" de Max Junghaendel
Hubo una edición española titulada "La Arquitectura de España estudiada en sus principales monumentos", que además fue completada con un texto del célebre pintor y crítico de arte Pedro de Madrazo.
Este delicioso libro es un verdadero tesoro, y supone un viaje al estado en que se encontraban los principales monumentos arquitectónicos de la España de finales del XIX. Las fotografías de Max Junghändel reflejan claramente su formación como arquitecto, dando mucha importancia a poder captar en la imagen el edificio en su totalidad, permitiéndonos admirar sus perfiles y recrearnos en las formas y los materiales. Junghändel enfoca la arquitectura española reconociendo sus especiales características, con elementos absorbidos de las muchas culturas que marcaron la historia de nuestro país, generando influencias mutuas que dan como fruto una serie de edificios y monumentos únicos en toda Europa.
Se trata de un libro (sus varios volúmenes) muy cotizado hoy en día, especialmente las primeras ediciones. Un ejemplar se conserva en el Archivo del Ayuntamiento de Burgos, que amablemente lo ha digitalizado para disfrute de quienes amamos la historia fotográfica. Será en la mayoría de los casos estos escaneos burgaleses los que emplee para ofreceros todas las imágenes toledanas de la obra de Junghändel. La autoría es en la mayoría de los casos atribuible al propio arquitecto, como así figura en los pies de foto, salvo en algunos en los que ese dato se omite, generando la duda de si es una errata o si (en esos escasos casos) esas fotos no las tomó Max Junghändel.
La datación de las fotografías hacia 1887 es posible por ciertos detalles que aparecen en algunas fotografías. Por ejemplo, tenemos una portentosa imagen del Alcázar que aparece desmochado como consecuencia del incendio acaecido en enero de 1887. Son aún visibles las marcas del humo y el fuego en algunas de las ventanas, por lo que lo más probable es que la imagen fuera tomada por Junghändel en aquel mismo año de 1887:
Alcázar de Toledo hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

Es absolutamente maravillosa esta vista de la calle de Santo Tomé con la majestuosa torre mudéjar presidiendo la estampa:
Calle de Santo Tomé hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

Otra foto excelente es esta vista de la torre de la Iglesia de San Román. Podemos ya ver los depósitos de agua construidos en la actual plaza en el año 1863 (fueron demolidos en 1979):
Torre de San Román hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

La Puerta del Sol aparece con unos arbolillos recién plantados (parecen acacias), que son también visibles en toda la subida hacia Zocodover. Es realmente triste que toda esta arteria, tan principal y concurrida en Toledo, carezca actualmente de árboles, máxime cuando la anchura de las aceras es bastante amplia especialmente en la zona cercana a la confluencia con Núñez de Arce:
Puerta del Sol hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

Esta es una bella toma del interior de la sinagoga de Santa María la Blanca:
Interior de la sinagoga de Santa María la Blanca hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

En esta página aparece otra vista de la sinagoga junto con una imagen de la Mezquita del Cristo de la Luz:
Sinagoga de Santa María la Blanca y Mezquita del Cristo de la Luz hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

En el Hospital Tavera, Junghändel fotografió tanto el patio como el sublime sepulcro del Cardenal Tavera:
Patio del Hospital Tavera hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Sepulcro del Cardenal Tavera hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

El Puente de Alcántara puede admirarse en esta fenomenal toma. Aparecen en la orilla (zona denominada "arenal de San Servando") unos chamizos que no eran otra cosa que casetas de baño que se instalaban cada verano. Eran así, cerradas desde su puerta hasta el propio agua, para garantizar una total intimidad y ausencia de visión libidinosa en aquella sociedad española tan estricta sexualmente hablando. Existía al menos una caseta para cada sexo:
De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Autorización para instalar casetas de baño y quioscos de bebidas en el Tajo (Safont, Incurnia y Arenal de San Servando). Periódico "Zeta", 19 junio de 1913

La Puerta de los Leones de la Catedral fue inmortalizada por Junghändel en esta preciosa toma:
Puerta de los Leones hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Biblioteca Nacional de España.

Hay más partes de la Catedral excelentemente fotografiadas en el libro:
Catedral de Toledo hacia 1890. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Puerta de la Concepción de la Catedral hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Biblioteca Nacional de España.
Armario Renacentista de la Catedral de Toledo hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Interior de la Catedral hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

La Portada del Hospital de Santa Cruz era una obra de obligada inclusión en el libro:
Hospital de Santa Cruz hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

El Monasterio de San Juan de los Reyes no podía faltar en la obra del alemán:
Interior de San Juan de los Reyes hacia 1887. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

En el libro se incluyeron también algunas páginas extraídas de la célebre obra "Monumentos Arquitectónicos de España":
Santiago del Arrabal en Monumentos Arquitectónicos de España. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Casa de Mesa en Monumentos Arquitectónicos de España. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Plano de la Catedral en Monumentos Arquitectónicos de España. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Puerta Vieja de Bisagra en Monumentos Arquitectónicos de España. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.
Mezquita del Cristo de la Luz en Monumentos Arquitectónicos de España. De la obra "Die Baukunst Spaniens in ihren hervorragendsten werken", de Max Junghaendel. Archivo Municipal, Ayuntamiento de Burgos.

Por lo que he podido investigar, Max Junghändel emigró a Estados Unidos a comienzos del siglo XX, donde se convirtió en un experto en la explotación de minas en diferentes estados como Arizona, Pensilvania y California.
Max Junghaendel en la mina de magnesita de Goat Hill en Chester County (Pensilvania) el 19 de septiembre de 1921
Max Junghaendel en la mina de magnesita de Goat Hill en Chester County (Pensilvania) el 19 de septiembre de 1921

Agradeciendo al Ayuntamiento de Burgos la puesta a disposición de los escaneos de esta maravillosa obra, espero que el viaje al Toledo de 1887 os haya gustado. No siempre se puede retroceder en el tiempo 131 años para ver cómo eran en el pasado monumentos que hoy tenemos la suerte de disfrutar a diario.

sábado, 20 de octubre de 2018

Yvonne Chevalier: una mítica fotógrafa que inmortalizó Toledo en 1949

Nacida en París el 18 de enero de 1899 y fallecida en la misma ciudad el 22 de junio de 1982, la fotógrafa francesa Yvonne Chevalier es una figura clave en la historia de la fotografía europea en el siglo XX.
Cuando contaba con solo 10 años de edad, la pequeña Yvonne ya tomaba sus primeras fotografías demostrando un talento innato para inmortalizar momentos y paisajes con un punto de vista muy original, siendo llamativas sus tempranísimas fotografías de acantilados y vistas del mar. No obstante, en sus estudios se decantó por la pintura y el diseño.
Sin embargo, fue en 1929 cuando por fin decidió consagrar su vida a la fotografía, muy influida por su marido, un médico con quien se había casado en 1920.

“La foto se ha impuesto a mi voluntad, es un hecho…histórico. Amo este medio rápido de robar la calidad de un instante que solo yo percibo, para fijarlo, para transmitirlo”.

Ambos tenían contacto con el mundo cultural parisino, frecuentando encuentros con amigos escritores y artistas. En aquel año de 1929, Yvonne se anima por fin a abrir un estudio de retratos fotográficos que pronto tendrá un gran éxito dada la calidad de sus trabajos. Se convierte también en la fotógrafa oficial del influyente pintor Georges Rouault.
Retrato de Yvonne Chevalier en 1932. Fotografía de Marianne Breslauner.
En 1936 se inscribe en la asociación de fotógrafos, ilustradores y publicistas franceses denominada Le Rectangle, fundada por Emmanuel Sougez, René Servant y Pierre Adam. En aquellos años, Yvonne Chevalier se especializa en formidables fotografías de desnudos femeninos, paisajes y arquitectura que la llevan a protagonizar sendas exposiciones en 1935 y 1937, convirtiéndose en una verdadera referencia de la fotografía de vanguardia. Con un prodigioso dominio de los contraluces, los primeros planos, los picados y contrapicados, Chevalier va afianzándose como una auténtica virtuosa de la fotografía, en una época en la que escaseaban las fotógrafas de renombre.
Autorretrato de Yvonne Chevalier en 1930

Trabaja habitualmente para revistas de gran prestigio en Francia como Arts et métiers graphiques, Revue de la medicine, Cinégraph o Musica y protagoniza exposiciones tanto colectivas como individuales. Del mismo modo, retrata a los personajes mas destacados de las artes y las letras francesas de aquellos años como Paul Claudel, Max Jacob, Antoine de Saint Exupery, André Gide o Sidonie-Gabrielle Colette.
Pero desgraciadamente en 1945 los bombardeos de la II Guerra Mundial provocaron un incendio que redujo a cenizas su estudio, destruyendo buena parte de su trabajo y de sus obras y negativos originales.
Sin embargo, se repuso y continuó fotografiando. En 1948 Yvonne entra en un selecto grupo de fotógrafos, creado en 1946 con la intención de reivindicar la fotografía como un arte y de preservar el legado fotográfico francés, denominado "Grupo de los XV", del que formaban parte auténticos monstruos de la historia fotográfica. El grupo estaba compuesto por personalidades como André Garban, Marcel Bovis, Jean Dieuzaide, Robert Doisneau, Edith Gérin, René-Jacques, Pierre Jahan, Henri Lacheroy, Lucien Lorelle, Daniel Masclet, Philippe Pottier, Willy Ronis, Jean Séeberger o René Servant.

En 1949 viaja a España junto con la escritora Marcelle Auclair para ilustrar con fotografías dos libros suyos: “Sainte Thèrese D’Avila: Le livre des Fondations” y “Dans la Clôture des Carmels d’Espagne”. Ello le supuso el privilegio de ser la primera fotógrafa en entrar en las estancias privadas de los conventos de clausura.
Es este viaje el motivo de la entrada de hoy, pues como no podía ser de otro modo, Toledo se encontraba dentro del obligado periplo que llevó a ambas -Chevalier y Auclair- en busca de ubicaciones para ilustrar los libros. Una quincena de preciosas fotografías de Chevalier tomadas en Toledo durante el viaje se conservan en el fondo Roger Viollet de París y hoy os las traigo para disfrutar todos juntos con ellas. Comprobaréis enseguida que el talento de Yvonne Chevalier es patente en todas las imágenes, que suponen una gozada para la vista. Comenzaré por mostraros la más entrañable de todas, que retrata a una niña en el precioso entorno de la Plaza de las Capuchinas:
Una niña en la Plaza de las Capuchinas de Toledo. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Son una auténtica maravilla estas dos fotos tomadas muy cerca una de otra, que nos enseñan el estado del Tajo en las inmediaciones del Puente de San Martín, pudiendo ver los parajes de Roca Tarpeya así como San Juan de los Reyes:
El Tajo y Roca Tarpeya. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet
El Tajo y San Juan de los Reyes. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Estas son dos vistas de la Puerta del Sol:
Puerta del Sol. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet
Puerta del Sol. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Aquí vemos una deliciosa vista de la Iglesia de Santiago del Arrabal, antes de la reforma que suprimió las casas adosadas y rebajó la altura del ábside:
Iglesia de Santiago del Arrabal. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Esta es una vista del barrio de la Antequeruela y las Covachuelas:
Vista del barrio de la Antequeruela y las Covachuelas. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

El Puente de Alcántara:
Puente de Alcántara. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Aquí vemos dos patios toledanos:
Casa de Martín Ramírez, comerciante en el origen de la fundación del convento carmelita de Toledo. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet
Patio toledano Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Esta es una vista del Museo del Greco:
Casa del Greco. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Mirad qué maravillosa vista general de Toledo en 1949:
Vista general de Toledo. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

El Tajo, caudaloso y limpio por entonces, aún presentaba la chimenea de una fábrica de electricidad en la orilla de la Incurnia:
El Tajo y parte de la ciudad de Toledo. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Un paisaje de la provincia, probablemente Los Yébenes :
Paisaje de los alrededores de Toledo. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

Dejo para el final una parte muy especial. Chevalier y Auclair se dirigieron al precioso Cigarral de Menores de Gregorio Marañón. En el camino, Yvonne tomó esta sensacional perspectiva con la ciudad al fondo:
Carretera de Navalpino. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

En el propio Cigarral de Menores tomaron esta foto:
Cigarral de Menores. Fotografía de Yvonne Chevalier en 1949 © Roger Viollet

A buen seguro, la visita a este cigarral por parte de Marcelle Auclair estaba motivada por la nostalgia. No en vano, era un lugar que ella conocía bien, pues en los años 30 ya lo visitó. Y lo hizo nada menos que con Federico García Lorca, quien posó en ese emplazamiento pocos años antes de morir fusilado en 1936. Dichas fotos, que ella misma tomó, ilustraron el libro que la propia Marcelle Auclair publicó mucho después, en 1968, titulado "Enfances et mort de García Lorca".
Portada del libro de Marcelle Auclair "Enfances et mort de García Lorca", Ed Seuil, 1968
Federico García Lorca en Toledo en los años 30. Cigarral de Menores. Del libro de Marcelle Auclair "Enfances et mort de García Lorca", Ed Seuil, 1968
Federico García Lorca en Toledo en los años 30. Cigarral de Menores. Del libro de Marcelle Auclair "Enfances et mort de García Lorca", Ed Seuil, 1968

Con esta curiosidad final, me despido por hoy esperando que las preciosas fotos de Yvonne Chevalier os hayan gustado tanto como a mi. Únicamente añadir que Yvonne Chevalier dejó de fotografiar con 71 años y que en 1980 hizo una selección muy estricta de su obra, destruyendo todas las fotografías que, a su juicio, no contaban con una suficiente calidad como para sobrevivirla. Me encanta poder ir completando el puzle que demuestra que la práctica totalidad de los fotógrafos que han sido influyentes en la historia pasaron en algún momento de su vida por esta ciudad mágica que tenemos la suerte de habitar: Toledo.

sábado, 29 de septiembre de 2018

Toledo a comienzos de los años 60 fotografiado por Julián C. T.

Soy de los que piensan que sigue habiendo en el mundo mucha más gente bienintencionada que malintencionada, que la generosidad sigue siendo superior al egoísmo y que las buenas acciones son mucho más numerosas que las malas. ¿Cómo no iba a pensar así, si cada día que pasa soy testigo de multitud de actos de generosidad con mucha más frecuencia que actos de egoísmo? Estoy seguro de que todos, si nos paramos a reflexionar cada día antes de acostarnos, podemos apreciar esta realidad, por más que parezca -a la vista de las noticias que vemos en los medios- que sucede al contrario.
Hago esta reflexión con motivo de una nueva muestra de altruismo en forma de cesión de fotografías de una familia toledana con la finalidad de divulgarlas en Toledo Olvidado.
Hace unos meses, un buen amigo me escribió para decirme que una familia que conoce quería cederme las imágenes que un miembro de la misma había tomado en Toledo en los años 60. Como no podía ser de otro modo, quedé con él para ver el material y, cuando lo hubimos repasado juntos, llegamos a la conclusión de que se trata de un legado excepcional.
Son centenares de fotografías obtenidas en los primeros años de los años 60 (básicamente en 1962 y 1963) por un toledano que la familia prefiere mantener en el anonimato, permitiéndome solo citarle como Julián C. T.
El lote de fotografías es extenso, y su escaneado y clasificación me llevó un tiempo, por lo que en esta primera entrega divulgaré las fotografías que, a mi juicio, tienen más calidad o interés de las que componen la colección.
Vamos a comenzar por las que muestran un lugar que actualmente está bastante modificado: me refiero a la carretera del Valle en su confluencia con la subida hacia Cobisa por el Parador, junto al Hotel Los Cigarrales. Este era el precioso aspecto de este lugar en octubre de 1962:
Carretera del Valle junto al Hotel los Cigarrales el 10 de octubre de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Carretera del Valle junto al Hotel los Cigarrales el 10 de octubre de 1962. Fotografía de Julián C.T.

Cerca de allí, en el entorno del Valle, en la ermita, en el Puente de la Degollada (el antiguo, que se derrumbó diez años después en 1973), y en los cerros de la zona, nuestro protagonista Julián C. T. obtuvo imágenes impagables que nos dejan multitud de detalles. Cada fotografía daría para hablar de ella varios minutos:
Puente de la Degollada en 1963. Fotografía de Julián C.T.
Vista general de Toledo el 16 de octubre de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Vista de Toledo en 1963. Fotografía de Julián C.T.
Vespa en la zona de la Degollada en 1963. Fotografía de Julián C.T.
Kiosco base en el Valle el 17 de octubre de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Carretera del Valle hacia 1963. Fotografía de Julián C.T.
Toledo y el cerro del Bú hacia 1963. Fotografía de Julián C.T.
Carretera del valle en 1963. Fotografía de Julián C.T.
El Valle en 1963. Fotografía de Julián C.T.

Un grupo de imágenes que me tiene enamorado es el que Julián tomó en la zona del Río Chico, hoy tan degradada e infrautilizada pese a su carácter casi urbano en la conexión entre Buenavista y La Legua-Valparaíso. Da gusto ver el Tajo limpio y con caudal, mucho antes del nefasto y mil veces maldito trasvase Tajo-Segura:
Fotografía de Julián C.T.
Río Chico hacia 1963. Fotografía de Julián C.T.
Río Chico en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Río Chico hacia 1963. Fotografía de Julián C.T.
Río Chico hacia 1963. Fotografía de Julián C.T.
Río Chico hacia 1963. Fotografía de Julián C.T.
Río Chico hacia 1963. Fotografía de Julián C.T.

Observad el maravilloso espectáculo de un río Tajo limpio y caudaloso. Retened las imágenes. Divulgadlas, que las vea todo el mundo. Enseñádselas a vuestros hijos y nietos. Colgadlas en vuestras redes sociales. Pasadlas por whatsapp. Utilizadlas como fotos de perfil. Imprimidlas, enmarcadlas, adornad vuestro salón con ellas, mostrádselas a políticos de todo signo. Luchad por poder volver a tomar fotos así.
Playa de Safont y río Tajo en noviembre de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Río Tajo y carretera del Valle en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Río Tajo y Puente de San Martín en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Baño de la Cava y Río Tajo en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Río Tajo y Carretera del Valle en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Río Tajo y turbinas de Vargas en marzo de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Río Tajo y Puente de Alcántara en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Río Tajo en octubre de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Puente Nuevo de Alcántara en 1962. Fotografía de Julián C.T.

Estas son preciosas vistas de la procesión de la Virgen de la Cabeza:
Banda de música de la Guardia Civil en la romería de la Cabeza en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Romería de la Virgen de la Cabeza junto al Puente de San Martín en 1962 o 1963. Fotografía de Julián C.T.
Romería de la Cabeza en 1963. Se ve la iglesia de San Cristóbal en Demolición. Fotografía de Julián C.T.

La Romería del Valle...¡qué preciosidad!
Romería del Valle hacia 1962. Fotografía de Julián C.T.


La Calle de Santo Tomé:
Calle de Santo Tomé en 1962. Fotografía de Julián C.T.

La Romería del Ángel:
Romería del Cigarral del Santo Ángel Custodio en 1962. Fotografía de Julián C.T.

Fijaos qué fotos más bellas del entorno del Alcázar, justo cuando su restauración estaba a punto de finalizar:
Monumento al Ángel del Alcázar hacia 1965. Fotografía de Julián C.T.
Entorno del Alcázar hacia 1965. Fotografía de Julián C.T.
Alcázar hacia 1965. Fotografía de Julián C.T.
Academia de Infantería hacia 1965. Fotografía de Julián C.T.
Puesto de refrescos junto al Alcázar en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Jardines del Alcázar en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Monumento al Ángel del Alcázar en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Monumento al Ángel del Alcázar en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Monumento al Ángel del Alcázar en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Monumento al ángel del Alcázar en 1962. Fotografía de Julián C.T.

Una preciosa vista de Santiago del Arrabal:
Santiago del Arrabal en 1962. Fotografía de Julián C.T.

El Palacio de la Sisla vio algunos autobuses de turistas, pese a su gran deterioro sufrido en la guerra civil. En la década de 1970 fue definitivamente dinamitado del modo más rocambolesco posible...
Autobús de turistas en el Palacio de la Sisla en 1962. Fotografía de Julián C.T.

Muy cerca, ya construido aparece el Hospital del Valle:
Hospital del Vallo en los años 60. Fotografía de Julián C.T.
Hospital del Valle en 1963. Fotografía de Julián C.T.

Algunos de los más famosos monumentos de la ciudad:
Puerta del Sol en 1962. Fotografía de Julián C.T.
San Juan de los Reyes y Palacio de los Condes de Maqueda en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Puerta del Cambrón en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Iglesia de Santa Leocadia en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Iglesia de Santa Leocadia hacia 1962.Fotografía de Julián C.T.
Iglesia de Santa Leocadia (ya en obras) en 1963. Fotografía de Julián C.T.
Puente y Puerta de Alcántara en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Iglesia de Santa Leocadia y Plaza de Santo Domingo el Antiguo en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Cristo de la Vega en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Monasterio de Monte Sión en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Puerta Vieja de Bisagra en 1962. Fotografía de Julián C.T.
San Pedro Mártir en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Puente de Alcántara en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Puente de San Martín en octubre de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Plaza de San Vicente en un día de nieve en 1962 o 1963. Fotografía de Julián C.T.
Puerta de Bisagra en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Subida de San Servando en marzo de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Estación de Ferrocarril en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Castillo de San Servando en 1962. Fotografía de Julián C.T.

La Puerta de San Martín, solo 4 años antes de ser derribada, viendo pasar coches bajo ella:
Puerta de San Martín con un coche en 1963. Fotografía de Julián C.T.

El Paseo de Merchán o La Vega:
Paseo de Merchán en 1962. Fotografía de Julián C.T.

Julián se subió a lo alto de la torre de la Catedral y obtuvo soberbias vistas:
Iglesia de San Ildefonso en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Teatro Rojas en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Fotografía de Julián C.T.
Fotografía de Julián C.T.
Fotografía de Julián C.T.
Fotografía de Julián C.T.
Seminario en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Ayuntamiento desde la catedral en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Polea de la torre de la catedral en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Vista desde la Torre de la Catedral en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Alcázar desde la Catedral en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Crucero de la Catedral en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Campana Gorda de la Catedral en 1962. Fotografía de Julián C.T.

Zocodover, recién reformado, con los olmos pumila plantados poco antes, en 1961:
Zocodover en marzo de 1962. Fotografía de Julián C.T.
Zocodover en 1962. Fotografía de Julián C.T.
Zocodover en abril de 1963. Fotografía de Julián C.T.

Las Carreteras de Mocejón y de la Puebla:
Carretera de Mocejón en 1963. Fotografía de Julián C.T.
Carretera de la Puebla de Montalbán en 1962. Fotografía de Julián C.T.

Como veis, un bendito empacho de excelentes fotografías del Toledo de los años 60 que espero seáis capaces de digerir hasta la próxima entrega. Agradeciendo de nuevo la cesión de las fotos a la familia de Julián C.T. y a mi amigo que sirvió de enlace, me despido por hoy.
© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall