sábado, 23 de octubre de 2021

El Palacio de los Condes de Oñate

La mejor descripción histórica del Palacio de los Condes de Oñate la realizó en 2016 el gran Rafael del Cerro Malagón en un par de artículos publicados en ABC Toledo (aquí la primera entrega y aquí la segunda). En ellos, Rafael desgrana minuciosamente los avatares de este céntrico edificio situado en la calle Trinidad. En la presente entrada, por mi parte, resumiré dicha historia y aportaré como novedad una buena serie de fotografías del inmueble para completar la información gráfica dispobible sobre él.
Sabemos que los Condes de Oñate eran sus dueños por un documento del siglo XVIII. Se trata de un gran edificio que tiene dos puertas hacia la citada calle Trinidad y una tercera, trasera, que da la plaza del padre Juan de Mariana. Se sitúa contiguo al convento de Jesús y María, hoy sede del Archivo Histórico Provincial. Posee una bella portada con elementos originales y propios de la arquitectura toledana del siglo XVI. En los extremos del dintel de la portada, unas ménsulas sostienen dos flameros típicamente platerescos que sirven de marco a un semicírculo que contiene el escudo de la familia Niño, que cuenta con siete flores de lis. Debió ser una gran casona a juzgar tanto por los planos como por las fotografías que más adelante mostraré.
A finales del siglo XIX su propietario era José Cea y se barajó la posibilidad de construir el nuevo teatro de la ciudad en este solar derribando el edificio, algo que finalmente se desechó. A comienzos del siglo XX el palacio pasó a manos del industrial Juan Boix y André, sirviendo el palacio temporalmente como sede del servicio de correos mientras duraban las obras del edificio postal de la calle de la Plata. De comienzos del XX datan las primeras imágenes del inmueble:
Palacio de los Condes de Oñate en la calle Trinidad hacia 1900. Colección Luis Alba. En la posguerra el palacio pasó a ser gestionado por la Fábrica de Armas. Fue bajo sus auspicios cuando en 1947 se emprende la gran reforma del edificio, inicialmente pensada para acoger un colegio para los hijos de los obreros, mayoritariamente por entonces residentes en el centro histórico. De este modo, Rafa del Cerro nos cuenta que el 26 de febrero de 1947, Visitación Pérez, en nombre de la Fábrica de Armas solicita al Ayuntamiento el derribo y la reconstrucción del palacio con un proyecto firmado por el arquitecto César Álvarez Casado. La idea era que las clases de los niños se situaran en la planta baja, con acceso por la calle de la Trinidad, mientras que las niñas entrarían por la plaza del padre Juan de Mariana en la planta superior. El proyecto planteaba que las terrazas permitieran practicar “Gimnasia” y el patio -iluminado por una gran claraboya- sirviera para celebrar actos culturales. Sobre la puerta principal se colocó una imagen de Santa Bárbara tallada por Cecilio Béjar, como patrona del Arma de Artillería a la que se adscribía la Fábrica de Armas. De esta reforma se conserva una extensa serie de imágenes que mi buen amigo David Utrilla digitalizó hace unos años y que hoy os ofrezco. Dan una fiel idea de las dimensiones del edificio y del calado de la reforma del palacio:
Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla. Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla. Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate.  Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate.  Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla. Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla. Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Digitalizada por David Utrilla. Estas otras imágenes son de la colección del coronel José Luis Isabel y datan de la misma reforma: Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Inicio de la reforma de la puerta principal en 1947. Foto. Col. J.L. Isabel Sánchez Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Fachada principal tras su reforma. Foto. Col. J.L. Isabel Sánchez Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Obras en la fachada de la plaza Juan de Mariana. Foto. Col. J.L. Isabel Sánchez Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Obras en la puerta principal en 1947. Foto. Col. J.L. Isabel Sánchez Obras en el Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Construcción del escenario en el patio central. Foto. Col. J.L. Isabel Sánchez Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Aspecto del patio en 1947. Foto Col. J.L. Isabel Sánchez Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate. Entrada de la plaza Juan de Mariana en 1947. Foto. Col. J.L. Isabel Sánchez Sin embargo, aquella reforma nunca tuvo como utilidad la inicialmente pensada para los hijos de obreros, pues pronto se habilitaron colegios en zonas más cercanas a la Fábrica de Armas como por ejemplo el Poblado Obrero. Por ello, el palacio de los Condes de Oñate se destinó a otros usos encomendados al Frente de Juventudes, cuya primera academia impartió clases en el edificio. Más adelante acogió el Hogar Juvenil bajo la tutela de la Delegación Nacional de Juventudes. De esta etapa se conservan estas fotografías:
Palacio de la Trinidad o de los Condes de Oñate cuando era el Hogar Juvenil de la Delagación de Juventudes en época franquista Teatrillo de la sede del Hogar Juvenil de Toledo en el antiguo palacio de los Condes de Oñate de la calle Trinidad. Fondo Rodríguez, Archivo Histórico Provincial, JCCM signatura Album3-0790 Algo más tarde, en 1967, Marc Flament tomó esta bella fotografía del palacio:
Portada de la calle Trinidad, palacio de los Condes de Oñate, en Toledo hacia 1967 por Marc Flament Con la llegada de la democracia, el edificio ha servido como sede administrativa del Ministerio de Cultura y después, en 1983, de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. En estos años ha servido a las consejerías de Cultura y más recientemente a la Dirección General de Tributos y Ordenación del Juego en Toledo.
Calle Trinidad  © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. JCCM. Signatura CT-092 El Palacio de los Condes de Oñate en Google Street View:
© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall