viernes, 30 de mayo de 2008

Evolución del Alcázar

Pocos edificios de Toledo han sufrido tantos avatares históricos como el Alcázar: incendios, guerras, reformas... Todas estas circunstancias han hecho que su aspecto haya sido muy variable históricamente. Desde los grabados antiguos que nos lo representan con un aire parecido al Alcázar de Segovia, con torres finas y aspecto de fortificación medieval-renacentista, hasta las crónicas que nos hablan de su robustez como pretorio romano o palacio (al-qasr, de ahí su nombre) en época islámica.
El edificio fue destruido durante la Guerra de Sucesión, en noviembre de 1710 cuando sufre su primer gran incendio originado por las tropas austriacas del Archiduque Carlos al mando del General Staremberg. En 1771, Carlos III lo cede al Cardenal Lorenzana para que fundara la Casa de la Caridad. Sin embargo, el edificio vuelve a sufrir un nuevo desastre siendo de nuevo presa de las llamas en enero de 1810 durante la dominación francesa. Por este motivo, será reedificado a partir de 1865 a instancias del General Marqués de San Román finalizando las obras en 1882, momento en el que se instala la Academia General Militar. Pero de nuevo conoce la desgracia, y otro incendio lo destruye apenas cinco años después, en 1887, el 9 de enero.
Centrándonos en la era fotográfica, que es la que nos ocupa, podemos observar cómo en sólo 150 años este edificio ha sufrido cambios enormes, como ahora veréis.
Las imágenes más antiguas que se conservan son estas del alemán F. A. Oppenheim y del irlandés Edward King Tenison tomadas en 1852 en las que se observa el edificio aún en ruinas tal como quedó tras el incendio sucedido el 31 de enero de 1810 durante la dominación francesa. Existe la creencia popular de que fueron los franceses quienes incendiaron el edificio adrede pero ello no ha sido nunca demostrado y parece totalmente falso. De hecho fueron ellos los que, habiendo dejado momentáneamente la ciudad, al enterarse del incendio retrocedieron y ayudaron a salvar en lo posible el edificio desalojando los cargamentos de pólvora en él guardados y que si hubiesen explotado se hubieran llevado media ciudad por delante. Cuentan Francisco Martín Arrúe y Eugenio de Olavarría y Huarte en su libro "Historia del Alcázar de Toledo" (Imprenta de Infantería de Marina. 1889) que "el fuego en su mayor violencia duró tres días y no se extinguió totalmente en más de un mes":
Patio del Alcázar de Toledo en 1852. Fotografía de Felix Alexander Oppenheim. © Art Library, National Museums in Berlin.
Alcázar y Puente de Alcántara  (Toledo) en 1852. Calotipo de Edward King Tenison publicado en el libro Recuerdos de España. Bibliothèque Nationale de France (Paris)

En 1856 Luis León Masson captó esta romántica fotografía del patio semidestruido por los franceses:
Alcázar de Toledo en 1856. Fotografía de Luis León Masson. Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra

También son muy significativas estas vistas interiores del galés Charles Clifford en 1857:
Alcázar de Toledo hacia 1857. Fotografía de Charles Clifford. Victoria and Albert © Victoria and Albert Museum, London
Alcázar de Toledo hacia 1857. Fotografía de Charles Clifford. Boston Public Library

Muy similar es esta imagen captada por Jean Laurent:
Patio del Alcázar de Toledo en 1868. Fotografía de Jean Laurent. Copia conservada en el Museo D´Orsay

Las fotografías exteriores de antes de 1864 muestran el edificio en deplorable estado antes de la reconstrucción de 1882:
Alcázar de Toledo en 1858 destruido desde la época napoleónica. Detalle de una fotografía de Chales Clifford. Boston Public Library
Alcázar de Toledo en 1857. Fotografía de Charles Clifford (detalle)
Puente de Alcántara y Alcázar antes de 1864

En el siglo XIX, durante los años de la reforma que finalizó en 1882, el Alcázar presentaba unas torres mucho más achatadas que las actuales que, a mi juicio, le conferían un aspecto más basto y menos estilizado que el que ahora posee.
Alcázar de Toledo en 1872. Foto de Jean Laurent. Archivo Ruiz Vernacci. Fototeca Histórica del Estado
Puente de Alcántara y Alcázar de Toledo hacia 1870. Fotografía de Robert Peters Napper para Francis Frith. Victoria and Albert Museum, London (detalle)
Alcázar y San Miguel el Alto en el siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil
Alcázar de Toledo en el siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil
Alcázar de Toledo y Puente de Alcántara en el siglo XIX. Foto Laurent
Alcázar de Toledo en el siglo XIX
Alcázar de Toledo en el siglo XIX
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar d eToledo, España, hacia 1880
Vista Panoramica del Alcázar y el Puente de Alcántara hacia 1885

Posteriormente, el fuego de 1887 hizo necesaria una nueva reconstrucción, época a la que corresponden estas tomas, comenzando por una imagen del mismo día del incendio:
Incendio del Alcázar de Toledo el 9 de enero de 1887. Fotografía de Juan Comba. Archivo Monasor
Alcázar hacia 1887. Fotografía de Casiano Alguacil
Torno del Tajo en Toledo hacia 1897. Fotografía de Hauser y Menet
Alcázar de Toledo, España
Plaza de Zocodover , Toledo, España, hacia 1890
Alcázar de Toledo, España

Alcázar de Toledo a finales del siglo XIX. Fotografía de Rafael Garzón

Tras esta reforma el edificio tomó un aspecto similar al actual, con las cuatro torres bastante más puntiagudas, estilizadas y elegantes. Así se conservó hasta 1936.
Alcázar de Toledo a principios del S. XX
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España

En septiembre de 1936, como ya sabéis, las tropas republicanas bombardearon el edificio dejándolo en estado de ruina total (en esta entrada podéis ver una serie extensa de imágenes del asedio).
Fuerzas republicanas asedian el Alcázar
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo destruído tras la Guerra Civil
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo, España

Tras la contienda, se emprendió una lenta reconstrucción que no finalizó hasta aproximadamente 1965 y que afortunadamente dura hasta nuestros días.
Alcázar de Toledo, España
Foto aérea del Alcázar en reconstrucción hacia 1955-60. Cortesía de Carlos Herrera.
Alcázar de Toledo, España
Alcázar de Toledo 1960. Fotografía de Eugene Webb
Alcázar de Toledo, España

Pra finalizar os pongo un video, documento gráfico de incalculable valor, extraído de la película "Sin novedad en el Alcázar" del italiano Augusto Genina, que se nutrió de IMÁGENES REALES (él estaba de corresponsal de guerra) del conflicto como por ejemplo la voladura de uno de los torreones, entre otras espeluznantes imágenes.

26 comentarios

Anónimo dijo...

¿Y la última imagen del video con la torre del alcazar derrumbandose es verdadera? Es aluzinante, esperemos que no vuelva a pasar nunca.

Enhorabuena por el blog, me encanta.

Anónimo dijo...

la pena es que quedo piedra sobre piedra...No tenia que haber quedado ninguna, y que esas Ratas cobardes que se escondieron dentro (con mujeres, ancianos y niños prisioneros, familiares de antifascistas), hubieran sido aniquiladas.

Isthar Art dijo...

Hola Eduardo, me llamo Esther y he llegado a tu blog por casualidad, bueno, concretamente por un email de mi madre:) Primero de todo darte la enhorabuena por el blog, es sublime tu labor y documentación! Pondré un vínculo en el mío porque creo que este es un sitio por donde todos los amantes de nuestra ciudad debería pasar.
Respecto al post anterior, me gustaría darte mi opinión personal. Antes que nada reconocer que yo no "siento" nuestra tierra desde lo más profundo de mi corazón, pero si que es cierto que en mi familia darían la vida por Toledo, y es por ello, que entre miles de cosas más, el amor por el corpus es algo que he mamado desde que nací. En mi casa era y es un día grande, como para tí. Subíamos a casa de mis abuelos, que vivían en la plaza marrón, y mientras que mi abuelo hacía la limonada para cuando pasaban las bandas de música, el alcalde y demás el día de la víspera, mi hermana y yo nos perdíamos por la ciudad disfrutando cada minuto, desde la víspera hasta el día grande, que acababa en la cuesta del alcázar viendo el desfile. Estrenábamos trajes y vestidos cada año, se nos permitía llegar más tarde a casa, todosestaban felices y la casa llena de gente comiendo y bebiendo, una locura de alegría, parecía una boda anual :D. Cuando decidieron quitar la fiesta nacional del jueves, recuerdo a toda mi familia, sobre todo mi abuelo y mi madre muy volcados en contra repartiendo chapas por doquier, creo recordar amarillas con un testo negro en el que decía algo así como 500 años del corpus en jueves. Disculpa si me estoy haciendo ya un poco pesada, pero es que hablo por los codos:( Ya voy al grano de la situación. Hay gente, que ve el jueves como el día real de la procesión, y considera hacerla en domingo como un insulto personal, como si les estuvieran quitando parte de su historia, (no lo entiendo mucho, ya que, como te comentaba antes, no soy muy sentida de nuestras tradiciones) Y es por ello, que me parece muy buena iniciativa el hacerla también en domingo para que así estén "contentos" todos. La gente que trabaja en Toledo, o fuera y se guarda cada año un día libre para disfrutar la procesión e incluso turistas que estén por la zona, el jueves fiel a sus ideas, y para turistas de fin de semana, y los propios toledanos que no puedan cogerse el día libre, o simplemente lo vean absurdo gastar un día, incluso familia y amigos que vengan de fuera, pues aprovechan el domingo. En mi caso, si no subo no sufro tampoco (cosa que no pasa con mi madre) pero como estudio fuera, normalmente mis padres van el jueves y luego el domingo si voy a Toledo, vamos de nuevo, y si no, suben ellos solos. Es por ello que quiero decirte que cada persona es un mundo, y la manera de sentir la fiesta cada uno tiene la suya, por lo que no tienes tampoco que molestar si algunos dicen lo del jueves es de toledanos. Está así la cosa, que cada uno suba cuando cnsidere o los 2 días. Es una opción más y las opciones siempre son buenas.
Bueno, este era mi punto de vista, lamento haberme dilatado tanto, (quizá dejaste de leer en la primera frase, jajaja) Muchas gracias por crear este blog, ya que es maravilloso. Un saludo

Anónimo dijo...

�Qu� pena que en un blog lleno de buenos sentimientos aparezca un sujeto, cargado de rencor,que se atreva a verterlo como basura con su odio en el comentario de que no debiera haber quedado del Alc�zar "piedra sobre piedra" y del "aniquilamiento de ratas"! Da mucha pena que despu�s de setenta a�os haya todav�a gente con tanto veneno en su coraz�n.
Pero tu, adelante con lo tuyo, Eduardo. El blog es una maravilla, un ejemplo de respeto y tolerancia, adem�s de un hermoso cat�logo de im�genes, extraordinariamente comentadas, de nuestro querido Toledo que era muy necesario poner a disposici�n de todos.
Enhorabuena.

Ignacio dijo...

El personajillo que escribi� antes, calificando de ratas y cobardes a los sitiados, encarna perfectamente el odio irracional de esa izquierda asesina que transform� a Espa�a en un pa�s sin ley en los primeros y �ltimos meses de la 2� republica. Brigadillas de juventudes socialistas y bandas de anarquistas eran los encargados de quemar conventos y bibliotecas (�esa izquierda, tan tolerante y amiga de la cultura�!), repartir palizas (en grupo, como hienas) y asesinar a adversarios pol�ticos, en un ambiente poco o nada parecido a un estado libre y democr�tico. Era necesaria una intervenci�n, que desgraciadamente, acabo en una horrible guerra. Pasados 70 a�os, los herederos de esas mismas alima�as siguen haciendo lo �nico que su ignorancia les permite hacer: sembrar ciza�a, dividir a los espa�oles, manipular la historia y pedir a gritos la revancha de una guerra que ellos empezaron y ellos perdieron.

Isthar Art dijo...

Ignacio, en las guerras por desgracia nadie gana y considero que la derecha no suele ser amor y felicidad, concretamente Franco era de izquierda? y creo que su dictadura llevó a cabo algún que otro asesinato. Todo en esta vida tiene su parte buena y su parte mala. Lo mejor que hacer con el comentario anterior de la persona que habla con tanto odio es no hacer aprecio. Es una lástima que en este blog tan maravilloso se mezcle politiqueo gratuitamente con tantas cosas bellas y hermosas que hay aquí para comentar. Un saludo a todos;)

Isthar Art dijo...

Por cierto Eduardo, puse un post sobre tu blog, y con todo el mundo que he hablado me felicita por el ·descubrimiento" asique te lo transmito que veo que por aquí no han escrito nada (bueno, ni en el mio tampoco, a sido por msm) Enhorabuena y felicidades de parte de muucha gente!

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Muchas gracias Isthar, por todo, por tus palabras y por dejar tu opinión sobre el Corpus tan bien razonada y tan educadamente expuesta, aunque ya sabes que yo preferiría una sóla procesión. Pero vamos, tampoco es algo que me quite el sueño.
En cuanto a discusiones políticas, estoy contigo, mejor dejarlas para blogs o webs políticas.

Gracias.

Isthar Art dijo...

;) ( lo peor que me enrollo como las persianas)

Anónimo dijo...

POr favor dejen de hacer política en un sitio como este.

Una cosa es el debate y el intercambio de ideas (como hubo en el post del Corpus)pero los que seguimos este blog no queremos intrusos de ese tipo.

Aquí se razona. No nos gusta oir hablar de ratas ni de hienas.

En las guerras no hay ni buenos ni malos: solamente queda el hambre.

Por favor Eduardo, si existe la posibilidad de eliminar estas entradas unos cuantos te lo agradeceríamos.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Estoy de acuerdo, pero he estado fuera el fin de semana y cuando he llegado he visto el intercambio de comentarios, entre los que había algunos muy educados que citaban a otros no tanto y me parecía injusto borrarlos todos.
Pero no te quepa duda de que si fuera uno aislado, lo haría.
Gracias

Anónimo dijo...

Buenas noches Edu...
¡¡UNA PASADA LAS FOTOGRAFÍAS!!
A mí... A mí...
Por desgracia no hace falta estar en Guerra para perder parte de un patrimonio, herencia recibida para todos. Hoy en día las "voladuras tipo Alcázar de Toledo" se hacen de otras formas algo más sutiles, entiendes ¿no?.
En fin, ninguna de las imágenes del blog tienen desperdicio y son un magnífico documento para el que quiera investigar o, simplemente, curiosear...
Saludillos desde nuestra trinchera diaria y da recuerdos a la company... ¿eh? A mí... A mí...

Isthar Art dijo...

Como por ejemplo la tienda de Yadró adosada la puerta Cambrón?

Isthar Art dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

El de Ignacio tampoco puede decirse que sea muy tolerante...

Anónimo dijo...

Pese a quien pese, el comentario de Ignacio, aunque muy breve, describe perfectamente las circunstancias sociales y políticas que desembocaron en la guerra civil. Investiguen en nuestra historia y saquen sus conclusiones. Y por favor, salvo los malsonantes, no censuren comentarios. Es imposible hablar del Alcázar sin aludir a las causas de su última destrucción.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Debo aclarar que no he borrado ningún comentario, cuando pone "el autor" es el autor del comentario, no yo. Istharart lo borró ella misma (la autora) porque lo había enviado duplicado.

Isthar Art dijo...

anonimo: en serio crees que alguién en la España actual busca guerra?
Por fortuna no estuve allí y no sabría contarte exactamente lo que sucedió, solo lo que pueda leer por ahí (como todo el mundo que no estuvo, e incluso quien estuvo, todos tenemos nuestro punto de vista). Supongo que sabrás que depende dónde y cómo te documentes encuentras una respuesta u otra. Un caso claro es la manera de tratar en la actualidad una misma noticia por los diferentes periódicos, radios o telediarios.Hasta la biblia la reinterpretan y depende de la persona y con los ojos que la lea, da un giro de 360º...Hasta con datos científicos y contrastados hay 2 potentes teorías (sobre todo 2 que hay más, y no nos metamos ya en las teorías religiosas que esas son cuestión de fe)sobre la creación del mundo y el big ban.
Se que la política y la historia van de la mano, pero en algunos casos también la "imaginación" de cada uno y sus propias vivencias. Respecto al comentario borrado si, lo borré yo misma (como el anterior que acabo de borrar, también fui yo) porque le di a enviar compulsivamente y lo subí 2 veces (me sucede a menudo, jajaja) Considero que Eduardo es respetuoso con las opiniones de tod@s los que pasamos por aquí independientemente de que esté a favor o en contra de sus ideas, y que has sido injusto desconfiando siquiera cuando además publicas como anónimo, que ahora puedes levantar la liebre de que los de izquierda tienen sed de sangre y mañana puedes publicar que la iglesia es todo amor y es de izquierdas, en fin, ejemplos absurdos aparte, simplemente decirte "anónimo" que supongo que hablaste antes de saber que tú mismo puedes borrar tus propios comentarios. Documentación querido amigo ;)
Un saludo!

Anónimo dijo...

Creo que escribí mi anterior mensaje con un tono respetuoso, y me encuentro como respuesta con el vacile y las “lecciones magistrales” de Istharart. Glorioso ridículo el tuyo. Tu afán de protagonismo te la ha jugado, porque cuando dije “no censuren comentarios”, no me refería al tuyo ni a ningún otro, sino a la petición que uno de los participantes hizo al moderador para eliminar comentarios políticos.
Documentación, querida amiga.
Documentación para esto y otras muchas cosas más, pues en este y en otros mensajes tuyos, evidencias tu total ignorancia sobre política y sobre historia española del s. XX. Dices “no sabría contarte exactamente lo que sucedió”. Te creo: no sabrías. Ni exactamente, ni aproximadamente. Sin embargo, te permites dar lecciones. Eres como esos que en Añover llaman “Maestro Liendre: de todo hablan y de nada entienden”.
Hablas (y no paras) de versiones diferentes de los mismos hechos, de interpretaciones de la historia, de imaginación de los que escriben la historia, etc. Todo eso ya lo sé, cariño. Por eso me he preocupado de estudiar la historia desde los diferentes puntos de vista de historiadores de uno y otro lado, para finalmente considerarme bien informada al respecto. A eso se le llama “documentación”, querida amiga. Aplícate tu propio consejo, que te hace mucha más falta que a mí.
Por cierto, ¿de dónde sacas eso de que creo que “alguien en la España actual busca guerra? Yo no lo he dicho. Una de dos: o no te referías a mí, o esa cabeza esta peor de lo que creía.
Por último, me reprochas que publique como “anónimo”, cuando la inmensa mayoría lo hace así, y los que no, utilizan un nombre de pila, o unas iniciales, O RIDICULOS SEUDONIMOS, que salvo la cursilería, no revelan más datos del autor/a. Voy a seguir publicando (a partir de agosto, que mañana cojo vacaciones) como “anónimo”, y siempre con veracidad y seriedad. Tus absurdos ejemplos no tienen nada que ver con mi forma de tratar estos asuntos. No sé si puedes decir tú lo mismo.
Documentación, querida amiga.
Un saludo!

Isthar Art dijo...

“anónimo” Llevas razón, por fortuna tu anterior aportación fue respetuosa, la actual el respeto brilla por su ausencia. Si en algún momento te ofendí, lo siento, pero es increíble cómo una ignorante como yo se hace merecedora de tus lindezas. En Toledo, al igual que en el resto del mundo se dice que no ofende quien quiere sino quien puede;) Pido disculpas por ofenderte, pero me alegro “hacer saltar” a una persona tan inteligentísima y documentada de la vida como tú. Aunque no te lo creas, que me es indiferente si lo crees o no, no busco protagonismo, simplemente entendí que el motivo de tu comentario, entre otros, podría ser motivado a que borré un comentario propio, y es por ello que di la cara por lo que consideraba justo.
Alguien te ha dicho que me importe la política o la historia del s.XX? Seguramente tu si que puedas sentar cátedra sobre estos temas y más y es por ello que utilizas “anónimo” porque seas una eminencia en tu pueblo, pero realmente no me importa. Ni creo que me des trabajo, ni me examines, ni me des un premio nacional, ni siquiera regional, sobre historia de España, ni mucho menos nos veamos cara a cara y hablemos de nada nunca. Con lo que insisto, no me importa.
Por cierto, gracias por lo de cariño, me halaga que alguien con tu cultura y sabiduría me considere cariño.
Por suerte para mí estoy en continuo aprendizaje. Hago de la frase de Sócrates mi bandera y procuro aprender cada día un poco más de todo lo posible, aunque pueda pecar de cómo quizá se diga en tu pueblo (y en el resto del mundo) “quien mucho abarca poco aprieta”, y no me las doy de doctora del mundo con honores, aunque claro, yo no lo soy, tu quizá si.
Respecto “Por cierto, ¿de dónde sacas eso de que creo que “alguien en la España actual busca guerra? Yo no lo he dicho. Una de dos: o no te referías a mí, o esa cabeza esta peor de lo que creía.” Apostillas lo dicho por Ignacio, y te recuerdo “los herederos de esas mismas alima�as siguen haciendo lo �nico que su ignorancia les permite hacer: sembrar ciza�a, dividir a los espa�oles, manipular la historia y pedir a gritos la revancha de una guerra que ellos empezaron y ellos perdieron.”
Puede que debas revisar el qué o a quién le das tu sello de calidad. Gracias por hacer valoración de cómo está mi cabeza sin conocerme, yo aún no he valorado la tuya, ni lo haré, porque yo no leo tantos libros de historia como tú que me den esa fuerza divina de judgar a las personas sin conocerlas. Supongo que no estoy tocada con el don divino.
Y para acabar me dices que eres de la inmensa mayoría y por ello haces lo que el resto, que desilusión “anónimo”. Los pseudónimos, iniciales, nombres de pila… no es que revelen algo sobre el autor/a, simplemente dotan de autoría. Yo misma podría escribir algo haciéndome pasar por esa inmensa mayoría, sin embargo, nadie podría publicar con el pseudónimo de Isthar Art, simplemente eso querida amiga. Ni me interesan la vida de los que publican, ni lo inteligentísimos que se puedan considerar.
Espero que te sienten bien las vacaciones “querida amiga” (que veo que fue lo que más te gustó de mi post anterior;)) y si no, antes de entrar a Añover, hay un bar restaurante buenísimo, se llama el desvío, pasa y tómate una tila que relaje esa enorme masa cerebral en continuo desarrollo.
Muchísimas gracias por tu comentario, y recuerda querida amiga, quien se pica ajos come;)!

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Haya paz, amigas, haya paz.
Os lo pido por favor.
Saludos.

Isthar Art dijo...

Eduardo, llevas razón, te pido mil disculpas. Perdón :(

Anónimo dijo...

Yo también estoy en fase de constante aprendizaje, por lo que ni soy una lumbrera, ni creo ser una lumbrera, ni me hace falta ser ninguna lumbrera para superarte, al menos en la materia que nos ocupa. No te aflijas. Estoy segura que en otros ámbitos del conocimiento eres una eminencia.
Hala, relájate y toma tú esa tila que me recomiendas. Te vendrá bien.

Ignacio dijo...

Perdón por intervenir después de tanto tiempo, pero es que hasta hoy no he leído estos comentarios (¡han pasado 9 meses!), pero ya que se me alude, debo responder.
ISTHAR ART: Quizá llevado por una momentánea exaltación, efectivamente culpé a la izquierda en general y al gobierno en particular de "buscar una revancha de la guerra civil", pero como bien dices, yo tampoco creo que deseen otra guerra. Nadie en su sano juicio desea la guerra. Lo que sí mantengo es que desde el gobierno se está generando irresponsablemente una espiral de enfrentamientos basados sólo en el pasado, que está dando como resultado una fuerte e innecesaria crispación. Creo que el "hacha de guerra" se comenzó a enterrar en la transición, y cada día y año que pasaba, se miraba menos hacia atrás y más hacia adelante... hasta que llegó el nieto vengador, el revisionista, a sacarnos del letargo de la paz y a recordarnos, falsa y sectariamente, que los buenos eran los suyos y los malos los otros. ¡Hala, porque lo digo yo!. Y para ello ha contado con un sensacional despliegue propagandístico (alguien muy sabio dijo que la propaganda es la mejor alternativa a la verdad), llevado a cabo por los nuevos Goebbels: los cineastas y los intelectuales (cantantes, actores..), gente de muy poca talla en general, que por el hecho de interpretar un papelillo, o dirigir otra de las cienmil soporíferas y manipuladoras películas basadas en nuestra guerra, o juntar cuatro letras, o tocar un instrumento, o enseñar el culo delante de una cámara, ya tienen la etiqueta de intocables y de llevar la razón en todo. Hay que reconocer que está todo muy bien montado, de igual manera que hay que reconocer que se está actuando al uso y maneras de cualquier dictadura, donde el gobierno controla cine, televisión, prensa y cultura en general, con la diferencia además de que no puedes protestar porque si protestas contra ellos, autodenominados intelectuales demócratas, entonces te conviertes automáticamente en enemigo de la democracia y de la cultura.
Lo dicho: lo tienen muy bien montado. A los demás nos queda la pena y el estupor al comprobar que en este país, juglares, trovadores, bufones y titiriteros se han hecho con el poder.
ANÓNIMO: Desapruebo de tu intervención la polémica que se ha generado con ISTHAR ART. Es lo único que desapruebo, pues lo demás lo suscribo LETRA POR LETRA.
Y a partir de ahora no diré nada más relacionado con la política, para así no ensuciar el sensacional trabajo de Edu. Buenas tardes.

Óscar Alonso García dijo...

Tras visitar hoy el Alcázar, veinte años después de la última vez que estuve entre sus muros, he de decir tristemente que ni el incendio de 1710, ni el de 1812, ni el asedio del 36 han sido las peores desgracias en él acaecidas. Lo que hace unos años han hecho Carme Chacón y sus secuaces con el aburridísimo "Museo del Ejército" que insulsamente lo ocupa, y el desmantelamiento revanchista e injustificado del otrora fascinante Museo del Asedio, son sin duda lo peor que ha podido pasar con el pobre Alcázar.
En este blog se explica magistralmente la barbaridad que han hecho: http://buscandomontsalvatge.blogspot.com.es/2013/11/toledo-alcazar-iii-el-nuevo-museo-del.html

Kisangani dijo...

Menudo ignorante...

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall