sábado, 22 de enero de 2011

La verdadera Puerta de Alcántara

Como capítulo final en el repaso de la historia fotográfica de los elementos que conformaban la formidable Plaza de Armas del Puente de Alcántara, esta entrada está dedicada a la auténtica y verdadera Puerta de Alcántara. En capítulos anteriores ya vimos como otra puerta, también denominada de Alcántara, desapareció en julio de 1864 al ser demolida para ensanchar la vía que desde allí partía a la Puerta de Bisagra y asimismo pudimos comprobar cómo la puerta que cerraba el recinto por el sur, la Puerta de San Ildefonso, también fue derribada en 1871.
Los toledanos amantes del arte y los monumentos, que por desgracia en esos años no eran muchos, vieron de este modo desaparecer en el breve periodo de siete años -desde 1864 a 1871- y en un espacio que no supera los doscientos metros en línea recta, hasta tres monumentos de primer nivel: en primer lugar la entonces denominada Puerta de Alcántara, poco después el Artificio de Juanelo -que fue derribado en 1868- y finalmente la Puerta de San Ildefonso. Todo ello por no hablar de los lamentables derribos sucedidos algo más arriba en la ladera, como fueron los del Convento del Carmen Calzado y el Hospital de Santiago.
Pero la historia tenía guardada una pequeña gran sorpresa, una recompensa para los que infructuosamente lucharon para salvar esos monumentos desaparecidos. Cuarenta años después de derribar la Puerta de San Ildefonso -en 1911- y tras unas destartaladas infraviviendas que se situaban frente al torreón del puente apareció la auténtica y verdadera Puerta de Alcántara, que había sido cegada en el siglo XVI y olvidada desde entonces.
Casa que ocultaba la Puerta de Alcántara hasta 1911. Fotografía de Pedro Román Martínez
Casas que ocultaban la Puerta de Alcántara el 2-12-1909. Fotografía de D. Pedro Román Martínez. Diputación de Toledo, Centro de Estudios Juan de Mariana
Muros romanos junto a la Puerta de Alcántara hacia 1900

La demolición de estas casuchas mostró al mundo un descubrimiento sensacional, una puerta árabe del siglo X, con su característica entrada en forma de codo, y que fue reformada en época cristiana. Daba acceso a la ciudad desde el Puente, dando continuidad al camino histórico que descendía por el Castillo de San Servando.
En el momento de su descubrimiento, su estado no era demasiado bueno, y su arco de herradura apenas se intuía:
Descubrimiento de la Puerta de Alcántara al derribar unas casas que la ocultaban en 1911
Puerta de Alcántara recién descubierta en 1911. Fotografía de Pedro Román Martínez
Puerta de Alcántara antes de la restauración
Puerta de Alcántara antes de la restauración
Puerta de Alcántara durante la restauración

Dos años después del hallazgo, en octubre de 1913, el ayuntamiento de Toledo quiso presumir de nueva puerta en el recibimiento al primer ministro francés Raymond Poincaré. Se adecentaron los restos colocando un antiguo tapiz, se alfombró el suelo de flores y se colocaron varias señoritas en la puerta ataviadas con mantilla y mantones de Manila:
Recibimiento a Raymond Poincaré en la Puerta de Alcántara en octubre de 1913. The Hispanic Society of America
Visita de Raymond Poincaré y Alfonso XIII a Toledo en 1913. Revista La Ilustración Artística
Visita a Toledo del presidente francés Poincaré en 1913
Puente de Alcántara el día de la visita de Raymond Poincaré y Alfonso XIII a Toledo en 1913. Fotografía de Charles Chusseau-Flaviens. Copyright © George Eastman House, Rochester, NY
Raymond Poincaré y Alfonso XIII en Toledo en octubre de 1913 junto al Puente de Alcántara.Revista Mundo Gráfico

Sin embargo, tuvieron que pasar otros cincuenta años hasta que se acometieron a mediados de siglo los trabajos para reconstruir la Puerta de Alcántara:
Arco hallado al descubrir el interior (en codo) de la Puerta de Alcántara en 1911. Fotografía de Pedro Román Martínez. © Fondo Rodríguez. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha
Restauración de la Puerta de Alcántara en los años 60. Archivo Rodríguez
Restauración de la Puerta de Alcántara en los años 60. Archivo Rodríguez
Restauración de la Puerta de Alcántara en los años 60. Archivo Rodríguez
Restauración de la Puerta de Alcántara en los años 60. Archivo Rodríguez
Restauración de la Puerta de Alcántara en los años 60. Archivo Rodríguez
Reconstrucción de la Puerta de Alcántara. Foto Rodríguez
Restauración de la Puerta de Alcántara en los años 60. Archivo Rodríguez
Restauración de la Puerta de Alcántara en los años 60. Archivo Rodríguez


Mi abuelo Eduardo Butragueño Bueno tomó algunas fotografías de los trabajos:
Restauración del interior de la puerta de Alcántara en febrero de 1963. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno
Puente de Alcántara visto desde la Puerta de Alcántara en febrero de 1963. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno

Este fue el resultado de la rehabilitación:
Puerta de Alcántara tras la restauración
Vendedor ambulante en el Puente frente a la Puerta de Alcántara hacia 1970. Colección Luis Alba, Ayuntamiento de Toledo
Puente de Alcántara a mediados del siglo XX

Se reconstruyó el acceso desde la puerta hasta el Paseo del Carmen que se encontraba lodado y se construyeron las escaleras que suben hasta el mismo. También se ajardinaron todos los taludes:
Escaleras de acceso al Paseo del Carmen desde la Puerta de Alcántara el 27 de septiembre de 1967. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno

En los años 80 la puerta comenzó a estar demasiado invadida por vehículos:
Puerta de Alcántara en los años 80

En esta secuencia de imágenes se puede apreciar muy bien las diferentes etapas por las que pasó la puerta desde los comienzos de la era fotográfica. Las primeras imágenes la muestran oculta tras las viviendas, posteriormente la vemos en precario estado tras ser descubierta en 1911 y finalmente la podemos admirar restaurada:
Puerta de San Ildefonso en la Plaza de Armas del Puente de Alcántara hacia 1865. Fotografía de Jean Andrieu (detalle)
Casas que ocultaban la Puerta de Alcántara tras ser descubierta en 1911
Puente de Alcántara entre el 15 y el 17 de junio de 1914. Autocromo de Auguste Léon (detalle). © Musée Albert-Kahn - Département des Hauts-de-Seine
Puerta de Alcántara tras ser descubierta en 1911
Puerta de Alcántara tras ser descubierta en 1911
Puerta de Alcántara tras ser restaurada a mediados del siglo XX

Actualización: al observar detenidamente la imagen de Jean Andrieu de 1865 comprobé que existía sobre las viviendas que ocultaban la Puerta una muralla almenada de altura similar a la del torreón del puente, lo cual en mi opinión demuestra que la restauración del siglo XX se realizó con una altura muy inferior a la original. Esa muralla almendada desapareció antes de 1880. Tal vez en los años de la rehabilitación no se contaba con el apoyo documental que suponen estas imágenes tan antiguas. Gracias a esta comparativa que ha hecho José María Moreno puede apreciarse mejor este interesante detalle:
Comparativa entre la altura de la Puerta Alcántara en 1865 y la reconstrucción de los años 60

En la actualidad, este es el aspecto que presenta la Puerta de Alcántara. Como veis, los actos vandálicos de los botellones que sobre ella se celebran han acabado ya con la mayoría de sus almenas que son habitualmente mutiladas sin que nadie se digne a reconstruirlas dando a la puerta un aspecto de sonrisa desdentada:
Puerta de Alcántara
Puerta de Alcántara con luz de amanecer
Puerta de Alcántara (interior)
Puerta y Puente de Alcántara

Este año se cumple el I Centenario del redescubrimiento de esta magnífica puerta islámica medieval. Creo que es una buena ocasión para reconstruir sus almenas, perseguir el vandalismo que la destruye poco a poco y hacer un mayor esfuerzo en su limpieza y la de todo su entorno. Por mi parte, sólo me queda recomendaros hacer una maravillosa Visita Virtual de la Puerta de Alcántara de la mano de los geniales José María Moreno y Bernard Custard:
- Visita Virtual del interior de la Puerta de Alcántara
- Visita Virtual nocturna del entorno de la Puerta de Alcántara.
- Visita Virtual diurna del entorno de la Puerta de Alcántara

10 comentarios

Anónimo dijo...

Genial la entrada, una vez más. Me uno a la petición de no dejar pasar más tiempo para recuperar lo que los vándalos destruyen. Y de paso, unas buenas cámaras de vigilancia y el pago de los daños al salvaje que lo repita, no sólo con multa económica, que también, sino con publicidad en todos los medios posibles para que sea recordado y se le caiga la cara de vergüenza, con todas las consecuencias.

Un saludo.

Kászon Kovács dijo...

Gracias Eduardo; por no se cuantísima vez nos has dado una entrada preciosa y estimulante! Me ha escapado totalmente que esta puerta es tan antigua…
Lo suelo recomendar como entrada a amigos que van segunda vez a Toledo; ya que entrar por allí da luego una percepción totalmente diferente del espacio en el casco que la (normalmente) primera entrada a través de la puerta de Carlos V.
Un abrazo: Kászon
(y por cierto, feliz año!)

José María Moreno Santiago dijo...

Fántastico lo del recibimiento al primer ministro. ¡Que bueno! ¡con las majorettes de la época!
La foto de grupo es que no tiene deperdicio.
Preciosa entrada y perfectamente documentada. Muchas gracias Eduardo.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Muchas gracias a todos. Tan sólo un apunte curioso añadido: si os fijáis en la primera imagen de la secuencia final de la evolución (tomada hacia 1865 por Jean Andrieu) puede verse sobre las casas un resto de muralla almenada tan alto como el propio torreón del puente. Ello indica a mi juicio que la reconstrucción actual se hizo con una altura menor a la que tuvo la puerta en su origen. Lamentablemente ese resto almenado debió derrumbarse pronto (antes de 1880 o así) por lo que no quedaba más recuerdo de él que las fotos antiguas, que tal vez no fueron consultadas por desconocidas en los años 60 al realizar la restauración.
Un abrazo.

Ogigia dijo...

Muy, muy interesante, como siempre

Anónimo dijo...

Para los que somos toledanos y vivimos fuera de nuestra maravillosa ciudad te agradecemos enormemente el trabajo que realizas y te animo a que sigas haciendolo.
Me encanta este blog y amo toledo

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Han quedado incorporadas a la entrada "nuevas" fotos de la restauración de la puerta, donde se ve especialmente bien cómo se encontraba su interior al ser desescombrado y su forma de codo.
Un abrazo y gracias a todos.

CRISTINA dijo...

Es una entrada muy interesante. La puerta de Alcántara es un rincón de Toledo que me parece muy especial. Mi comentario va con retraso ya que la entrada es de 2011 y me parece triste que a día de hoy, ya pasados dos años, se sigan haciendo botellones en ella. A ver si las autoridades toman nota y hacen algo al respecto.

Anónimo dijo...

Hola Eduardo,gracias por este estupendo blog que nos ayuda mucho a ver nuestra historia y las cosas que tenemos o teníamos.
Observando las fotos de antes de la restauración y de después, me da la impresión que el último torreón que hoy se puede ver, a la derecha de la puerta de Alcántara, no está levantado sobre su emplazamiento original, sobre las rocas, sino más a la derecha, aprovechando el nivel actual de suelo.
En todos los montajes que estoy intentando hacer así me sale y observando detenidamente las fotos, a mi me lo parece.
Evidentemente la reconstrucción que se hizo (a medias) no parece mostrar la grandeza que en su día tuvo que tener la única entrada a Toledo con puente. Ojala algún día alguien se digne a devolver toda su grandeza a esta parte de la ciudad, en vez de poner parches constantemente.
Un saludo

Anónimo dijo...

Perdón, es el torreón que esta a la izquierda, mirando desde el lado del castillo

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall