sábado, 16 de octubre de 2010

La primitiva Puerta de Alcántara

Debo comenzar esta entrada sin rodeos: estamos ante el excepcional descubrimiento de la única fotografía (al menos que a mí me conste) de la primitiva Puerta de Alcántara, una de las que cerraban la Plaza de Armas del Puente de Alcántara, junto con la también demolida Puerta de San Ildefonso, la actualmente conocida como Puerta de Alcántara (oculta por infraviviendas hasta 1911) y el propio torreón del puente.
Esta primigenia Puerta de Alcántara también era conocida como Puerta de Nuestra Señora. El final de sus días comenzó el 21 de octubre de 1863, cuando el Ingeniero Jefe provincial de la Sección de Fomento remitió un oficio que recibió la Comisión de Monumentos donde se manifestaba "la necesidad y conveniencia de proceder inmediatamente a la demolición de la puerta del lado poniente de la plaza de armas del puente titulado de Alcántara por ocasión del ensanche proyectado para la nueva carretera desde dicho punto a la puerta actual de Bisagra".
Ante este escrito, el vocal facultativo de la Comisión de Monumentos manifestó "la no necesidad e inconveniencia de que desapareza una puerta que totalmente cambia el carácter arquitectónico de la plaza de armas a que pertenece, quizá la única de su género en España, para el estudio Militar referente a la época que representa". Se envió copia del informe de la Comisión a José Amador de los Ríos, que era vocal de la Real Academia de San Fernando para que intercediera en el Congreso ante el ministro para salvar la puerta. Además, el 31 de octubre la Comisión de Monumentos también hizo constar otro informe, en este caso del arquitecto Martín Ruiz, oponiéndose al derribo y que fue remitido al Gobernador.
Todos los esfuerzos resultaron infructuosos y la puerta fue demolida en julio de 1864. Pese a que la orden de derribo fijaba la fecha del día 15, los trabajos comenzaron cuatro días antes como denunció la Comisión, indicando además que los trabajos se estaban desarrollando "trabajando día y noche antes que se comunicara la antedicha resolución a esta Comisión".
En este derribo apareció un importante descubrimiento: un sepulcro y piernas de una estatua de mármol con colorido, que al parecer habían pertenecido a un Cristo atado a la columna. La Comisión intentó que este hallazgo, así como el escudo imperial que coronaba la puerta y unas lápidas existentes junto a él, fuesen enviados al Museo Provincial.
El aspecto de la puerta estaba, pues, presidido por un escudo imperial de la época de Felipe IV y el tejado de la construcción era a un agua con caída hacia la plaza de armas. Se situaba exactamente donde hoy arranca la calle Gerardo Lobo.
La fotografía aparecida es una imagen estereoscópica francesa, obviamente anterior a 1864, y que muestra la parte trasera de la puerta (de momento nos quedamos con las ganas de ver con nitidez el escudo de la fachada principal) con una calidad de imagen que resulta emocionante:
Parte trasera de la Puerta de Alcántara antigua situada junto al Puente de Alcántara y demolida en julio de 1864. Fotografía estereoscópica francesa

Merece la pena ampliar la fotografía:
Parte trasera de la Puerta de Alcántara antigua situada junto al Puente de Alcántara y demolida en julio de 1864
Parte trasera de la Puerta de Alcántara antigua situada junto al Puente de Alcántara y demolida en julio de 1864. Fotografía estereoscópica francesa

Actualización (21 de diciembre de 2010): he localizado otra imagen de la Puerta, problablemente tomada por el mismo autor el mismo día, donde puede verse también con bastante nitidez gran parte de la fachada de la Puerta:
Puente de Alcántara hacia 1860. A la derecha puede verse la Puerta de Alcántara y a la izquierda la de San Ildefonso, ambas desaparecidas.
Puerta de Alcántara de la Plaza de Armas del Puente de Alcántara hacia 1860 (detalle de una fotografía estereoscópica)

En otras dos imágenes ya había sido posible visualizar la puerta en la lejanía, dentro del conjunto de la Plaza de Armas:
Puente de Alcántara (Toledo) antes de 1864
Plaza de Armas del Puente de Alcántara. Demolida en 1864. Detalle de una fotografía de E. K. Tenison de 1852

La principal novedad de esta imagen se centra en que es la única que retrata la puerta como tema principal por lo que podemos apreciar con suma claridad su aspecto posterior y su entronque con la muralla. Son monumentos desaprecidos hace casi 150 años pero que parecieran aún querer decirnos algo y se nos aparecen de modo imprevisto en imágenes casi olvidadas...¿Cuántos regalos nos guarda aún esa inmensa caja de sorpresas que es la fotografía histórica de Toledo?
Agradeciendo infinitamente a Paco de la Torre y Laura Valeriano la cesión de esta joya, sólo me queda añadir que las citas sobre el proceso de demolición están extraídas del libro "La Comisión de Monumentos de Toledo (1836-1875)" de Francisco García Martín.

Actualización: añado gracias a Pedro Liñán de Riaza fotografías recientes de las dos lápidas que se encontraban en la Puerta de Alcántara y actualmente custodiadas en el Museo de Santa Cruz. La más moderna contiene una inscripción que conmemora la reedificación de la puerta durante el reinado de Felipe IV, siendo Corregidor de la ciudad de Toledo el Marqués de Quintana de las Torres, Caballero de la Orden de Calatrava.:
Lápida conmemorativa en mármol (1621-1655). Procede del antiguo torreón de la plaza de armas del Puente de Alcántara, construcción conocida en Toledo como Puerta de Alcántara, derruida en 1864. Museo de Santa Cruz

La segunda es la más interesante: además de estar dedicada al rey visigodo Wamba, contiene la referencia a la orden que Felipe II dio al corregidor José Gutiérrez Tello de borrar las inscripciones árabes en la ciudad de Toledo que contuviesen blasfemias o fomentasen la superstición (orden dada en el marco de las medidas derivadas de la pragmática de 1 de enero de 1567 sobre asimilación cultural de los moriscos). En 1575, tres años después de su nombramiento, Gutiérrez Tello cumplió la orden eliminando más de 100 inscripciones. Al estar preso Bartolomé Carranza y Miranda, arzobispo titular de la diócesis de Toledo, se encargó de decidir cuales eliminar don Sancho Busto de Villegas, gobernador del arzobispado en ausencia de Carranza, miembro del Consejo General de la Inquisición y, posteriormente, obispo de Ávila.
Lápida conmemorativa en mármol (1575). Procede del antiguo torreón de la plaza de armas del Puente de Alcántara, derruida en 1864. Erigida por mandato de Felipe II. contiene una inscripción dedicada al rey visigodo Wamba. Museo de Santa Cruz

Transcripción de la inscripción:

ANNO DE DCLXXIIII
WANBA REY GODO
RESTAVRO LOS MVRO
DESTA CIBDAD Y LOS O-
FRECIO EN VERSOS LA-
TINOS A DIOS Y A LOS
SANTOS PATRONES DE-
LLA LOS MOROS LOS QVI-
TARON Y PVSIERON LE-
TREROS ARAVIGOS DE
BLASFEMIA Y HERORES
EL REY DON PHELIPE II
CONZELO DE RELIGION
Y DE CONSERVAR LAS
MEMORIAS DE LOS RE-
YES PASADOS MANDO
A IO. GVTIERREZ TELLO
CORREGIDOR DE LA CIB-
DAD LOS QVITASE Y
PVSIESSE COMO AN-
TES ESTAVAN LOS SAN-
TOS PATRONES CON
LOS VERSOS DEL REY
WANBA ANNO DE
MDLXXV


Del escudo sólo se conserva al parecer el vellón que estaba en su zona inferior:
El vellón del escudo de la derruida Puerta de Alcántara, conservado en el Museo de Santa Cruz

9 comentarios

Luis dijo...

Enhorabuena por este gran hayazgo que nos traes, más de una vez me he pensado en como sería esa plaza de armas y gracias a esta foto podemos imaginarnoslo.
Un saludo.

Gines dijo...

¡Sorprendente! Muchas gracias Eduardo

Pedro Liñán de Riaza dijo...

¡¡¡¡¡¡¡GRACIAS!!!!!!!!

Antonio dijo...

Muchas gracias por el hallazgo, Eduardo. Es una auntentica joya del tesoro que encierra Toledo.

José María Moreno Santiago dijo...

Genial Eduardo, no terminas de sorprendernos. Los toledanos siempre estaremos en deuda contigo y con Paco de la Torre a quien tengo la suerte de tenerle como compañero de trabajo. Gracias a los dos.

Kunzuilh dijo...

Estupenda entrada Eduardo, como de costumbre!

Anónimo dijo...

Es realmente interesante conocer la imágen de una puerta que nos era tan desconocida. Enhorabuena!!

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

¡¡Gracias a todos!!
Un abrazo.

EL MON DE L'ART dijo...

Hola, Eduardo: pienso que tu trabajo en este blog es enormemente valioso, Concretamente, para mí es la única forma que tengo de enterarme de que había existido esta plaza de armas, con su conjunto de tres puertas.
Es una lástima que no haya llegado a nuestros días, porqué con la debida restauración constituiría un conjunto fabuloso.
Joan Maseras Vallmitjana

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall