domingo, 12 de abril de 2009

La Iglesia de San Lucas

Rainer María Rilke acudía semanalmente desde el Hotel Castilla a oir misa en esta iglesia mozárabe durante su larga estancia en Toledo en el invierno de 1912. Lo hacía atraído por la leyenda que narra que en este lugar se apareció la Virgen para cantar la Salve con unos ángeles venidos del cielo junto a ella. Cuenta la tradición que la Virgen de esta iglesia mozárabe era llamada "de la Esperanza" por el deseo de los mozárabes de que algún día Toledo volviese a manos cristianas. Sucedido esto en 1085, en agradecimiento, se siguió cantando cada sábado. Según la leyenda, Ana Romero -que era la devota que había mantenido y costeado la tradición- temió que su único descendiente, su sobrino Diego Hernández, no mantuviera la costumbre pues era persona licenciosa y con gran desapego por lo religioso. De este modo, Ana, en su lecho de muerte suplicó a la Virgen que recondujera a Diego y continuara con los cánticos sabatinos. Muerta la devota, Diego no prosiguió con la tradición de modo que la iglesia permaneció cerrada los sábados. Sin embargo, pronto corrió el rumor por la ciudad de que de la iglesia salían sonidos celestiales cada sábado pese a tener sus puertas cerradas. Cansado de la insistencia de su criado y recordando las súplicas de su tía, Diego fue de mala gana un sábado a poner fin a lo que él consideraba una superchería: se dirigió a la iglesia seguido por una muchedumbre de curiosos y, espada en mano, abrió brúscamente la puerta encontrándose, para su sorpresa, la imagen de cuatro ángeles que cantaban junto a la Virgen. Diego cayó de rodillas, avergonzado, y comenzó una vida piadosa dedicada a la beneficencia y también retomó el mantenimiento de la tradición, por lo que, desde entonces, fue conocido como Don Diego de la Salve.
Cuadro que representa el milagro de la Salve en la iglesia de San Lucas (Toledo)

No debían ser precisamente voces angelicales las que Rilke escuchara en 1912, pues el genial poeta escribió: "Si se pudiera hacer callar a estos gruesos salmodistas, oiría cantar la Salve a los ángeles; pero aún así, siento intensamente cómo toda la música antigua resuena como el viento en el interior del mundo, soplando para sí misma, incluso si nosotros no estuviésemos aquí. ¡Y esto sí que es música!".

Sea cierta o no la leyenda, lo que sí está constatado es que San Lucas era una de las iglesias mozárabes de Toledo que tuvieron el privilegio de mantener este rito tras la Reconquista. Es citada en un poema atribuido a San Ildefonso, donde se dice que fue erigida en 641 por Evancio, hijo de Nicolás, que se casó con Blesila, y que fueron los abuelos de San Ildefonso. No puede confirmarse este hecho e incluso podría tratarse de una mezquita adaptada. Su primera cita en documentos data de 1183, fecha en la que puede datarse su configuración actual, de estilo mudéjar. Fue reformada ligeramente a principios del siglo XVII para construir la capilla de la Virgen de la Esperanza, y en siglos posteriores requirió de varias restauraciones.
Sus fotografías más antiguas datan del siglo XIX, concretamente de 1854 y 1857 cuando fue fotografiada por el francés Alphonse De Launay y el galés Charles Clifford respectivamente:
Vista de Toledo desde la Ermita del Valle en 1854 por Alphonse De Launay. Cortesía de Serge Kakou
Iglesia de San Lucas en 1857. Fotografía de Charles Clifford (detalle)

Hacia 1860 la inmortalizó Robert Peters Napper:
Iglesia de San Lucas hacia 1864. Fotografía de Robert Peters Napper para Francis Frith (detalle)

En 1872 fue fotografiada desde el Valle por el francés Jean Laurent en su célebre vista general de la ciudad. De su observación se deduce que entre 1860 y 1872 se modificó la parte superior de la torre, que pasó de tener dos huecos por cada lado del campanario a tener sólo uno:
Vista del Alcázar y el río Tajo en 1872. Fotogafía de Jean Laurent. Archivo Ruiz Vernacci
Iglesia de San Lucas en 1872. Fotogafía de Jean Laurent. Archivo Ruiz Vernacci

Estas tomas datan aproximadamente de 1890:
Iglesia de San Lucas en el siglo XIX
Torno del Tajo en Toledo hacia 1887

También en el siglo XIX fue fotografiada por don Casiano Alguacil:
Vista de Toledo hacia 1887. Fotografía de Casiano Alguacil
Iglesia de San Lucas hacia 1887. Fotografía de Casiano Alguacil
Casa del Diamantista (Toledo) a finales del siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil.
Iglesia de San Lucas a finales del siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil.
Casa del Diamantista a finales del siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil.
Iglesia de San Lucas a finales del siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil (detalle)

El resto de imágenes antiguas de la coqueta iglesia de San Lucas arranca a principios del siglo XX:
Iglesia de San Lucas a principios del siglo XX. Fotografía de D. Pedro Román Martínez
Iglesia de San Lucas en 1916, fotografía de D. Pedro Román Martínez para revista Arte Español
Iglesia de San Lucas en 1916, fotografía de D. Pedro Román Martínez para revista Arte Español
Iglesia de San Lucas en 1916, fotografía de D. Pedro Román Martínez para revista Arte Español
Iglesia de San Lucas en 1916, fotografía de D. Pedro Román Martínez para revista Arte Español
Iglesia de San Lucas de Toledo a principios del siglo XX. Archivo Rodríguez.
Iglesia de San Lucas (Toledo). Autocromo tomado hacia 1913Iglesia de San Lucas en 1933. Fotografía de Gonzalo de Reparaz Ruiz. © Institut Cartogràfic de Catalunya
Iglesia de San Lucas (Toledo) a principios del siglo XX
Iglesia de San Lucas (Toledo) en 1908. Foto Revista (Por Esos Mundos)
Iglesia de San Lucas (Toledo) a principios del siglo XX.
Interior de la Iglesia de San Lucas de Toledo a principios del siglo XX. Archivo Rodríguez
Iglesia de San Lucas a principios del siglo XX. Fotografía de Loty
Iglesia de San Lucas sobre la Casa del Diamantista (Toledo) a principios del siglo XX.
Iglesia de San Lucas a principios del siglo XX.
Iglesia de San Lucas desde la Ermita del Valle de Toledo a principios del siglo XX.
Iglesia de San Lucas a comienzos del siglo XX

En 1969 fue fotografiada por mi abuelo Eduardo Butragueño Bueno:
Iglesia de San Lucas (Toledo) el 18 de noviembre de 1969. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno

Sus primeras imágenes a color son de mediados del siglo XX:
Iglesia de San Lucas (Toledo) en los años 60 del siglo XX

Estas tomas son de los años 70:
Iglesia de San Lucas hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo
Iglesia de San Lucas hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo
Iglesia de San Lucas hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo
Iglesia de San Lucas hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo

Este es el aspecto actual de la iglesia:
Iglesia de San Lucas- Toledo

Y aquí la tenéis bajo la nieve:
Iglesia de San Lucas bajo la nieve en los años 90. Cortesía de María Isabel Pérez del Pino

Un par de años antes de la estancia de Rilke fue descubierta una pintura mural, de la que dio conocimiento Don Juan Moraleda y Esteban en estos documentos:
Descubrimiento de pintura mural en la iglesia de San Lucas en Toledo. 1910
Remisión del descubrimiento de una pintura mural en la iglesia de San Lucas (Toledo) en 1910.  Juan Moraleda y Esteban
Remisión del descubrimiento de una pintura mural en la iglesia de San Lucas (Toledo) en 1910.  Juan Moraleda y Esteban
Carta de agradecimiento a Juan Moraleda Esteban por el envío del descubrimiento de ua pintura mural en la iglesia de San Lucas de Toledo

Del descubrimiento se habló en el periódico carlista toledano El Porvenir:
Periódico Carlista El Porvenir (Toledo) informando del descubrimiento de una pintura mural en la iglesia de San Lucas de Toledo. 1910
Periódico Carlista El Porvenir (Toledo) informando del descubrimiento de una pintura mural en la iglesia de San Lucas de Toledo. 1910

También se habló de la iglesia poco después en El Castellano:
Diario El Castellano de Toledo, 4 de febrero de 1911. Artículo sobre la iglesia de San Lucas de Juan Moraleda y Esteban

La Iglesia de San Lucas en Google Maps:

Ver Toledo Olvidado en un mapa más grande

5 comentarios

victorptsc dijo...

Excelente trabajo y maravillosa bitácora a la que estoy subscrito desde hace un tiempo.
Mi más sincera enhorabuena y muchos ánimos para seguir con tan bonita labor.

Ricardo Sánchez Candelas dijo...

Con motivo de recordar en fotografías la recoleta Iglesia de San Lucas y la leyenda, asociada a ella, de Don Diego de la Salve, nos trae Eduardo a la memoria la figura del poeta checo Rainer María Rilke, uno de nuestros más insignes visitantes de principios de siglo, y tan cautivado por Toledo y sus leyendas que es ésta una de las que más gana su interés por nuestra ciudad.
Es Rilke uno de nuestros grandes olvidados y hasta desconocidos. A su figura, entre otros muchos que amaron a Toledo sin ser correspondidos, dedicaré la conferencia que mañana, 14 de abril, martes, a las 7.30 de la tarde, daré en el Palacio de Benacazón, con el título "Toledo y sus deudas pendientes"
Ni que decir tiene que todos los seguidores del blog estáis invitados a asistir.
Un abrazo a todos.

Agustín dijo...

¡Sensacional Edu, como siempre!
Estoy deseando que salga el próximo.

Anónimo dijo...

Hoy he pasado por la iglesia de San Lucas, que permanece cerrada. No he podido resistir mi costumbre de mirar por el ojo de la cerradura y lo que he visto ha sido desolador. Los bancos de la iglesia están cubiertos por una espesa capa de polvo, el suelo alfombrado de excrementos de paloma, toda la iglesia en total estado de abandono y, lo que es peor, el retablo que se ve al fondo y aún conserva algunas de las pinturas, totalmente desprotegido y expuesto a un deterioro irreversible. Es preciso hacer algo ya.

Anónimo dijo...

¿Alguien sabe qué hay dentro de los muros anexos a la iglesia por la parte que da al río?

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall