jueves, 29 de abril de 2021

Ya puedes ser mecenas de Toledo Olvidado 5

Queridos amigos, seguidores de Toledo Olvidado:
Hoy es un día muy especial para mi, pues cuatro años después del último libro me lanzo a por el quinto.
Como siempre, la única vía de financiación para que pueda ser realidad es vuestra generosidad en forma de micromecenazgo. Transcurrido este tiempo, creo que ha llegado el momento de volver a intentar divulgar en un libro de cuidada edición y en alta resolución los hallazgos fotográficos que durante este tiempo he logrado recopilar y rescatar del olvido.
La investigación en fotografía histórica toledana sigue sacando a la luz joyas desconocidas que nos muestran cómo era la ciudad en el pasado. Con la pandemia, el proyecto Toledo Olvidado no solo no se ha detenido sino que ha hecho aflorar la nostalgia como uno de los motores más fuertes que poseen los toledanos para afrontar el futuro con ilusión. Porque la fotografía nos recuerda que otra "normalidad" es posible.
Gracias a las aproximadamente 350 fotos que se incluirán en el libro -la mayoría de ellas inéditas, incluso en el blog-, podremos ilusionarnos viendo cómo nuestros antepasados superaron tiempos muy complicados y momentos muy difíciles. Al igual que nuestra generación ha tenido que afrontar la crisis del coronavirus, con sus consecuencias sanitarias y económicas, la fotografía histórica nos sigue recordando que la vida siempre se abre paso y que Toledo y los toledanos siempre han sabido rehacerse y salir adelante hasta en las circunstancias más adversas.
Privados como estamos en estos nuevos tiempos del contacto físico, de los abrazos y reuniones, de nuestras fiestas y tradiciones más entrañables, la fotografía histórica se revela como un precioso estímulo para mirar al futuro a través del pasado, con la esperanza de que la pandemia pueda terminar pronto y la certeza de que, tarde o temprano, los toledanos volveremos a disfrutar juntos de nuestra ciudad y a bailar como lo hacían los protagonistas de la foto que he escogido como portada de esta campaña.
Toledanos bailando en el Valle hacia 1925-1930. Colección de Javier Felage Una vez más, millones de gracias anticipadas por vuestro apoyo y generosidad, que volverán a hacer posible que este quinto libro vea la luz demostrando una vez más que los toledanos queremos cultura pues es una de nuestras señas de identidad.
En este enlace puedes convertirte en mecenas y acceder a toda la información del proyecto:

¡Millones de gracias por hacer este sueño posible!

1 comentario

José María Moreno Santiago dijo...

No espera un inmenso placer al volver a descubrir la imagen de Toledo en el pasado, la imagen de su arquitectura, de las costumbres de sus pobladores, de sus ambientes, de su forma de vestir, de los juegos de los niños, de todas esas cosas que conforman el devenir de Toledo frente las cámaras fotográficas, que es tanto como decir de su vida, de nuestra vida.

Una vez más Eduardo nos regala generosamente su esfuerzo y sus largas horas de investigación. Para ti, un abrazo grande lleno de gratitud.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall