domingo, 24 de septiembre de 2017

La Venta del Hoyo

Mencionada con ese nombre al menos desde 1780 y situada junto al Camino Real de Toledo a Valladolid (luego carretera de Ávila), debió formar parte del antiquísimo enclave de nombre Darrayel, donde se hallaron restos judíos. Esta histórica construcción muy cercana a Toledo, que perteneció al Hospitalito del Rey y que hoy está abandonada, albergaba un manantial cuyas aguas llegaron a ser comercializadas y declaradas de utilidad pública en 1918, contando asimismo con un modesto balneario. Se decía que los enfermos de diabetes mejoraban mucho con el consumo del agua que esta surgencia suministraba. Aún pueden verse desde la carretera de Ávila los restos de este complejo, cuyo entorno está hoy absolutamente degradado por una extracción de áridos que probablemente ha acabado con el manantial. Los edificios, presa del vandalismo, se encuentran en un fantasmal estado llenos de suciedad e inmundicias y amenazando con desplomarse cualquier día.
Publicidad de la Venta del Hoyo en El Financiero en noviembre de 1922

El origen del balneario, como bien cuenta Rafael del Cerro en este artículo, se sitúa en 1916, cuando su propietario, Antonio Vélez Hierro, enfermo de diabetes, notó cómo su salud mejoraba cuando descansaba en este lugar y bebía el agua que allí manaba. Analizó sus posibles propiedades terapéuticas y decidió fundar el balneario y comercializar el agua. La presentación del proyecto tuvo lugar el 23 de julio de 1917 en un acto muy concurrido con banquete servido por la casa Excelsior de Madrid y la inauguración, un año después, el 24 de julio de 1918.
Las botellas envasadas lucían el águila imperial, y presumían de ser «aguas bicarbonatadas, nitrato sódicas y radioactivas» para curar la diabetes, habiendo sido analizadas nada más y nada menos que por Santiago Ramón y Cajal.
Publicidad de la Venta del Hoyo en 1919
Anuncio de la Venta del Hoyo
Sin embargo, parece que algo de publicidad engañosa había, pues el propio Ramón y Cajal desmintió los hechos:
Queja de Ramón y Cajalcontra la Venta del Hoyo en La Libertad el 22 de abril de 1926
Queja de Ramón y Cajalcontra la Venta del Hoyo en La Libertad el 22 de abril de 1926
Queja de Ramón y Cajalcontra la Venta del Hoyo en La Libertad el 22 de abril de 1926

Veamos fotos antiguas de la Venta del Hoyo, como por ejemplo estas de la colección personal de Luis Alba:
Venta del Hoyo hacia 1920. Colección Luis Alba
Venta del Hoyo hacia 1920. Colección Luis Alba (detalle)
Venta del Hoyo hacia 1920. Colección Luis Alba
Venta del Hoyo en los años 20
Venta del Hoyo en los años 20

La Venta del Hoyo apareció en varios reportajes de la prensa de la época por diferentes motivos:
4 de octubre de 1922, reportaje de la Venta del hoyo en Mundo Gráfico
Desfile militar frente a la Venta del Hoyo (Rodríguez)
9 de noviembre de 1919, reportaje de la Venta del hoyo en La Mañana
Venta del Hoyo

Aquí vemos su interior con la fuente decorada con cerámica con el escudo de Toledo:
Venta del Hoyo. Foto Rodríguez.

La Guerra Civil acabó con los días de esplendor de este balneario que ya nunca volvió a funcionar como tal, hasta llegar al actual abandono. Además, en la Venta del Hoyo durante la guerra tuvo lugar el fusilamiento del Capitán Alba en una historia que ha sido excelentemente recogida recientemente en el blog Toledo GCE por su autor Carlos Vega en este enlace.
Botella de la Venta del Hoyo
Botella de la Venta del Hoyo
Publicidad de la Venta del Hoyo

Sirva esta entrada de humilde recuerdo a este peculiar enclave, hoy degradado hasta límites vergonzosos, como puede verse en este estupendo enlace con fotos de David Utrilla.
Esperemos que vuelva a conocer tiempos mejores...al menos intentaremos que no caiga en el olvido.

Para saber más:
- "El Despoblado toledano de Darrayel, excavación arqueológica en el yacimiento medieval de la Venta del Hoyo", por Alberto Vicente y Juan Manuel Rojas.

- La Venta del Hoyo en "Misterios de Toledo".

- Completísimo artículo sobre la Venta del Hoyo en "Locus Amoenus".

1 comentario

carmen dijo...

Las hijas de Antonio Vélez, en el año 1939 estudiaban en mi Curso, en el Instituto de E.M. de Toledo y vivían en el actual Banco de Santander, con una tía, pues no tenían padre, desconociendo las causas de su orfandad. Mas tarde marcharon a vivir a Madrid, teniendo durante algún tiempo relación con ellas cuando venían a Toledo. No se si la noticia sería cierta, pero me dijeron otras amigas, hace muchísimo tiempo que habían vendido la Venta del Hoyo

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall