sábado, 9 de junio de 2018

Toledo en noviembre de 1863 posiblemente fotografiado por Auguste Muriel

Lo he comentado en muchas entradas previas en este blog: nunca debe darse por finalizada la búsqueda de fotografías de Toledo tomadas en los años en los que este arte comenzaba, a mediados del siglo XIX.
Pese al tiempo transcurrido y la gran cantidad de investigadores que han indagado en el pasado fotográfico de la vieja ciudad castellana, Toledo siempre guarda ases en la manga. Joyas que te ponen el vello de punta cuando las ves por primera ocasión. Milagros del destino que se niega a perder para siempre esas coordenadas del espacio-tiempo fijadas a través de la luz en viejos soportes que llamamos fotografías.
Hoy os traigo tres imágenes tomadas en noviembre de 1863 (parémonos a valorar esto: son fotografías tomadas hace 155 años, más de siglo y medio) por un fotógrafo francés.
Dos de ellas fueron editadas por alguien que utilizaba un sello seco con las siglas "H.B.", mientras que la otra no posee ese sello.
En cuanto a la autoría de las fotografías, un buen estudioso amigo mío, el gran Antonio Torres Ochoa, me sugiere la posibilidad (ojo, es aún una hipótesis) de que fuesen tomadas por el célebre Auguste Muriel (1829-1877). Hijo del también mítico pionero Eugène Durieu, de él sabemos que visitó España entre 1863 y 1864, publicando preciosas vistas de otras ciudades castellanas como Ávila, Madrid, Burgos, Valladolid o Medina del Campo, así como de varias ciudades vascas como San Sebastián, Bilbao o Rentería. Algunas de sus mejores imágenes se incluyeron en un delicioso álbum titulado "Chemin de fer du nord de l’Espagne. 30 vues photographiques des principaux points de la ligne", destinado a mostrar al mundo la nueva línea ferroviaria que unía Madrid con el norte de España y con Francia. Muriel regentó un estudio en la parisina rue de Rivoli y trabajó como fotógrafo para diferentes centros de enseñanza de la capital francesa. Pasó a la historia sobre todo gracias a sus fotografías del levantamiento de la Comuna de París en 1871.
Hecho este acercamiento al posible autor de las fotografías, y recalcando que aún se trata solo de una posibilidad, es momento de admirar las imágenes. En primer lugar hay que destacar que se trata de fotografías hasta la fecha muy desconocidas (yo solo conocía una, que incluí en el libro Toledo Olvidado 2, que forma parte de la colección personal de Luis Alba) y de la que no se conocía el autor. Por la época y el estilo barajé la opción de Alfonso Begue, pero hoy queda descartado, pues de lo que no cabe duda es de que su autor fue francés pues los dos nuevos hallazgos son imágenes escritas en el reverso en este idioma, con la fecha de noviembre de 1863 incluida. Veamos esta imagen de la colección Luis Alba, que tiene (ya lo indiqué en su día) el excepcional valor de retratar el primitivo corral de comedias que ocupaba el solar del Teatro de Rojas, erigido muy poco después de ser tomada la imagen en el mismo solar que ocupaba el corral:
Vista del Alcázar desde la Torre de la Catedral hacia 1860. Puede verse el Primitivo Corral de Comedias. Colección Luis Alba
Como se observa, la imagen es estereoscópica, lo cual las diferenciaría de las obtenidas por Muriel con finalidad ferroviaria. Aquí muestro uno de los pares estereoscópicos ampliado, en el que podemos gozar de una estampa gloriosa, con el primer término de la Torre del Reloj de la Catedral antes de su derribo en 1888 y al fondo el Alcázar en ruinas tal como quedó en la guerra de la Independencia. La imagen fue tomada desde la torre de la Catedral:
Vista del Alcázar desde la Torre de la catedral en noviembre de 1863. en primer término se ve la Torre del Reloj. Colección Luis Alba.

Aquí ampliado vemos el primitivo corral de comedias, o "coliseo" como fue conocido hasta el punto de dar nombre a una cercana calle, que desde el Siglo de Oro servía para representar obras teatrales en Toledo. Se le conoció también como "Mesón de la Fruta" por servir de lugar de intercambio de frutas cuando no se representaban obras. Databa de 1576, y fue reconstruido en 1633 bajo las trazas del hijo del Greco y la supervisión de Juan Bautista Monegro:
Detalle del antiguo corral de comedias de Toledo, que estuvo en pie hasta 1865, fecha en la que se demolió para edificar allí el Teatro de Rojas

El hallazgo que en estos días llegó a mi conocimiento es una vista muy similar, indudablemente tomada por el mismo autor el mismo día, pero desde un punto algo inferior de la torre de la Catedral. Muriel (o quien quiera que fuese el autor) debió tomar varias imágenes según subía por la torre del templo primado. Se trata de nuevo de una imagen estereoscópica, pero en esta ocasión con el sello "H.B." en una esquina:
Alcázar de Toledo y Torre del Reloj de la Catedral en noviembre de 1863. Fotografía posiblemente obra de Auguste Muriel.

La otra imagen del mismo autor, con el mismo sello, y tomada el mismo día, es esta vista de la Catedral desde la Plaza del Ayuntamiento:
Catedral de Toledo en noviembre de 1863. Fotografía probablemente obra de Auguste Muriel.

Como podéis ver, estamos ante tres verdaderas joyas de la fotografía. Espero poder en breve ofrecer noticias sobre la confirmación o no de la autoría de Muriel de estas imágenes, pero lo cierto es que tanto por la fecha en que fueron tomadas como por la calidad de las mismas, no es descartable en absoluto que Don Auguste se desplazara a Toledo desde Madrid, pese a que Toledo no se encontraba en el recorrido del ferrocarril para el que le habían encomendado tomar el reportaje.

sábado, 26 de mayo de 2018

Toledo en la fotografía del genial Juan Pando Barrero

Hablar de Juan Pando Barrero es hacerlo sobre uno de los más grandes fotógrafos que dio nuestro país en el siglo XX.
Nacido el 13 de abril de 1915 y fallecido a la edad de 78 años el 10 de agosto de 1992, Juan Miguel Pando Barrero pertenecía a una familia de artesanos y tipógrafos.
Pando retratado por su hijo Juan. Alrededores de Gulimin (Sidi Ifni), enero 1970. Colección Pando.
En su juventud trabajó como ayudante de botica y electricista antes de ingresar, a la tempranísima edad de 16 años, en el estudio del célebre fotógrafo Mariano Moreno, probablemente en aquel entonces el más reconocido fotógrafo de arte de Madrid, del que llegó a convertirse en primer ayudante. En 1935 logró algo realmente notable: ser contratado por la prestigiosa agencia Associated Press, gracias a sus fotografías sobre maniobras militares en Hoyo de Manzanares y otras tomadas en las capeas en Illana (Guadalajara).
Al estallar la Guerra Civil, Pando empezó a documentar el conflicto desde el lado republicano, siendo testigo directo, entre otros, de episodios como el de la defensa de Madrid. Probablemente, estas palabras escritas por su propio hijo sean las que mejor describen la excepcional labor fotográfica que Pando Barrero desarrolló en aquella maldita guerra:
"Sus originales sobre la retirada de las familias campesinas desde Talavera de la Reina; la lucha en la sierra de Guadarrama -donde desapareciera, en acción de guerra, su hermano José Luis, suboficial de la Brigada Topográfica-, así como el seguimiento que hizo, siempre ecuánime, nunca dogmático o morboso, del asedio de Madrid, son de lo mejor del género fotoperiodístico de entonces. Su imagen de una veintena de niños, a los que arenga un joven líder de 12-13 años, para que todos perseverasen en la construcción de fortificaciones en un solar colindante con el cine Colisevm, en vísperas de la capitulación de la capital (febrero de 1939) es pasmoso cuadro de espontaneidad y grandeza yuxtapuestas. Aquellas “Últimas tropas de la República” no jugaban a la guerra ni pretendían ser militares. Pero se consideraban “hombres” y por eso cavaron trincheras, como refuerzo de la idea de resistencia, que veían en sus padres y vecinos, reiterada en carteles y emisiones radiofónicas."
Lo cierto, es que existe un claro consenso entre los especialistas a la hora de considerar a Pando como uno de los mejores fotógrafos españoles durante la Guerra Civil, al tratarse en buena medida de un adelantado a su tiempo al retratar el conflicto desde un punto de vista casi más humanista que el simplemente periodístico, con imágenes llenas de sensibilidad sin perder la necesaria capacidad narrativa que exigía su puesto como corresponsal gráfico. Todo ello cobra especial valor al tratarse de imágenes tomadas por alguien que contaba solo con 21 años en 1936. Sus trabajos aparecieron publicados en el ABC de Madrid (en su periodo pro-republicano) y los diarios Ahora y La Voz.
El Museo Reina Sofía contiene una excelente muestra de sus fotografías tomadas durante la guerra. Cerca de Toledo tomó esta imagen, incluida en la citada serie:
Frente de Toledo en 1936. Foto de Miguel Pando Barrero (Museo Reina Sofía)

Tras la guerra, Pando crea una agencia fotográfica con su propio nombre ("Agencia Pando"), ofreciendo no solo trabajo sino también refugio a algunos fotógrafos y periodistas que corrían el riesgo de ser perseguidos o de tener serios problemas políticos con las nuevas autoridades del régimen franquista.
Finalizada II Guerra Mundial, retomó la fotografía artística, ampliando su trabajo a campos industriales y publicitarios. Consiguió hacerse un nombre muy reconocido como fotógrafo de arquitectura, arte e industria lo cual no debe ocultar su extraordinaria labor como fotógrafo humanista, maestro del reporterismo etnográfico y paisajístico, sin olvidar sus fotografías en ciudades monumentales como Toledo.
Mención especial merecen sus fotografías obtenidas en Marruecos, especialmente a partir de su visita a Tetuán en 1949, donde probablemente su faceta artística alcanzó las mayores cotas.
Juan Pando Barrero: Notable de los Beni Arós (Yebala). Xauen 1949. Colección Pando.
Pese a la tremenda calidad de su trabajo, Pando no publicó libro alguno con sus obras, limitándose a montar una gran exposición titulada “Fotografía, Luz y Vida”, a través del diario Pueblo el 19 de abril de 1968.
Su obra se encuentra actualmente dividida en varios fondos, destacando los 132.000 negativos de temas arquitectónicos e industriales; más otros 10.700 negativos de sus viajes por España y Marruecos- conservados en el Instituto del Patrimonio Cultural de España en Madrid, incluidos en el denominado "Archivo Pando", además del anteriormente mencionado legado que custodia el Museo Reina Sofía.
En Toledo trabajó en numerosas ocasiones tras la guerra civil, abordando temáticas muy diferentes que intentaré resumiros en esta selección de imágenes.
Comenzaré por las más monumentales y paisajísiticas que retratan la ciudad y sus edificios más notables:
Santiago del Arrabal a mediados del siglo XX. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014049_P
Colegio de Infantes. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061028-a_P
Convento de la Concepción Francisca. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061030_P
Puerta de Valmardón. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061032_P
Iglesia del Salvador. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061029_P
Puente de Alcántara. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014029_P
Mezquita del Cristo de la Luz. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014045_P
Sinagoga de Santa María la Blanca. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014042_P
Plaza de Santo Domingo el Real. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014048_P
Puerta de Bisagra. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014030_P
Puerta de Bisagra. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014032_P
Puerta del Sol. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014033_P
Hospital de Santa Cruz. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014034_P
Sinagoga del Tránsito. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-014046_P
Vista general panorámica de Toledo hacia 1950. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-sn0002_P
Torres de la Reina, muralla y Puerta de Bisagra. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061025_P
Portada en la Plaza de San Vicente de la casa de Diego de la Palma. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061031_P
Plaza del Ayuntamiento. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061027_P
Torres de la Reina y murallas cercanas a Bisagra. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061026_P
Museo del Greco. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-061024-a_P
Museo de Santa Cruz. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-076296-bis_P
Museo de Santa Cruz. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-076292_P
Museo de Santa Cruz. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-076294_P
Museo de Santa Cruz. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-076289_P

Pando realizó un extenso reportaje de la Universidad Laboral "Blas Tello" muy cerca de su inauguración en 1972:
Univeridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027081_P
Univeridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027083_P
Univeridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027082_PUniveridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027080_PUniveridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027085_P
Univeridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027087_P
Univeridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027088_PUniveridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027095_P
Univeridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027094_P
Univeridad Laboral. Fotografía de Juan Miguel Pando Barrero © Fototeca del IPCE signatura PAN-B-027091_P

Finalizaré con una serie espectacular de fotografías de moda, probablemente de la firma Cortefiel, donde modelos masculinos y femeninos posaron en los años 60 en algunos de los lugares y monumentos de la ciudad que todos reconoceréis. Son fotos impagables de una calidad técnica que roza la perfección:
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Una modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE
Un modelo en Toledo. Foto de Juan Miguel Pando Barrero (c) Fototeca del IPCE

Como creo que habréis podido comprobar, estamos ante un verdadero genio de la fotografía que nos dejó uno de los más extensos registros que se conocen. Pocos fotógrafos fueron tan polifacéticos como Pando Barrero, capaz de dejar para la historia desde imágenes magistrales de la guerra civil, hasta elegantes posados de moda con la ciudad como testigo, pasando por excelentes fotografías de nuestros monumentos.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall