domingo, 15 de mayo de 2016

Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet y Lieke Welling

Indagar en el pasado fotográfico de la ciudad de Toledo es algo muy parecido a sacar cerezas de un cuenco: agarras una pero, tras ella, enzarzadas en una madeja impredecible, vienen varias más. Así, a la labor de búsqueda que uno pueda hacer con mayor o menor ahínco, se suman las generosas aportaciones de multitud de personas que aman Toledo, a veces desde la distancia tanto física como temporal. Y es que visitar y conocer Toledo, es una experiencia que a muchos les marca de por vida y desde ese momento nuestra ciudad se incorpora a sus recuerdos y vivencias más entrañables de uno u otro modo.
Si hace quince días os pude ofrecer una valiosa serie de imágenes que el matrimonio Jacobson-Rivero obtuvo en el otoño de 1960 durante su luna de miel, hoy tengo la suerte de poder ofreceros otra serie de impagables fotografías tomadas también en su viaje de novios por el matrimonio formado por los holandeses Piet y Lieke Welling en noviembre de 1961, es decir, justo un año después de las de los Jacobson-Rivero.
Las fotografías obtenidas por Piet y Lieke Welling son de una calidad bastante buena y presentan curiosidades que os harán disfrutar. Comenzaremos por ver las imágenes de la Plaza de Zocodover. En la primera de ellas aparece una estampa muy castiza en la que vemos a un vendedor de lotería en la esquina del añorado café Español con un Seat 600 al fondo. Junto a ellos se sitúa un buzón de correos pintado como era costumbre entonces: plateado con una franja horizontal con la bandera española. La escena se completa con un cartel del Domund con el rostro del Papa Juan XXIII:
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Vendedor de Tabaco en Zocodover junto a un buzón. Seat 600 al fondo.

En la segunda toma de Zocodover aparece Lieke junto a unas jóvenes estudiantes de algún colegio religioso, muy sonrientes con su pelo corto junto a la recién casada. Al fondo vemos más gente sentada en el poyete y un carrito de bebé muy de la época. ¿Será alguien capaz de reconocer alguna cara? Estaría fenomenal poder poner nombre a las personas de la imagen:
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Plaza de Zocodover.

El matrimonio Welling se acercó hasta la carretera del Valle para inmortalizar la ciudad desde allí. De este modo tomaron esta foto de un joven, que bien podría ser un pastor, con la ciudad al fondo. Se observa perfectamente el Alcázar en plena reconstrucción y recomiendo comparar esta foto con la obtenida en 1960 por los Jacobson-Rivero para apreciar el avance de aquellas obras en el periodo de un año (otoño 1960-otoño 1961):
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Alcázar en reconstrucción desde el Valle.

También retrataron a una mujer subida a un burro con una buena vista de Toledo de fondo:
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Mujer en burro.

En un momento del día, la joven pareja decidió hacer un receso para tomar un bocadillo. En la imagen aparece Lieke preparando el pan sentada en un banco en el que casi con toda seguridad es el parque del Campo Escolar:
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Paseo de Merchán.

Una de las fotografías más bellas de la serie es esta, tomada en la subida desde el Puente de San Martín hacia la Venta del Alma, en la que vemos a Lieke junto a un jovencísimo arriero subido en su borrico:
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Muchacho en Burro en la subida a la Venta del Alma.

No lejos de allí, en la muralla situada junto al torreón interior del Puente de San Martín, los holandeses obtuvieron esta fenomenal fotografía de dos ancianas en sus casas adosadas a la muralla. Al fondo, la desértica ladera del barrio de Solanilla aparece ennegrecida, probablemente por los efectos de un incendio:
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Murallas junto al torreón del Puente de San Martín.

Los Welling también fotografiaron la catedral en el otoño de 1961, tanto desde la calle Santa Isabel como desde las inmediaciones de la Plaza del Ayuntamiento:
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Catedral vista desde Santa Isabel.
Toledo en noviembre de 1961 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling. Catedral.

En abril de 2016, su hijo Hans Welling ha rememorado el viaje tomando las mismas fotografías desde exactamente el mismo ángulo. El resultado es espectacular (recomiendo hacer clic para ampliar):
Murallas del torreón interior del Puente de San Martín en noviembre de 1961 y en abril de 2016 fotografiada por Piet Welling y Lieke Welling (1961) y Hans Welling (2016)
Plaza de Zocodover de Toledo en noviembre de 1961 y en abril de 2016 fotografiada por Piet Welling y Lieke Welling (1961) y Hans Welling (2016)
Plaza de Zocodover de Toledo en noviembre de 1961 y en abril de 2016 fotografiada por Piet Welling y Lieke Welling (1961) y Hans Welling (2016)
Toledo en noviembre de 1961 y en abril de 2016 fotografiado por Piet Welling y Lieke Welling (1961) y Hans Welling (2016)
Toledo en noviembre de 1961 y en abril de 2016 fotografiada por Piet Welling y Lieke Welling (1961) y Hans Welling (2016)
Catedral de Toledo en noviembre de 1961 y en abril de 2016 fotografiada por Piet Welling y Lieke Welling (1961) y Hans Welling (2016)
Catedral de Toledo en noviembre de 1961 y en abril de 2016 fotografiada por Piet Welling y Lieke Welling (1961) y Hans Welling (2016)

Agradeciendo infinitamente a Hans Welling su generosidad por ceder desinteresadamente estas fotografías de su familia, solo me queda desear que estas fenomenales imágenes os hayan hecho disfrutar tanto como a mí. Son verdaderos retratos de una época, ¿no creéis?

sábado, 30 de abril de 2016

Toledo en el otoño de 1960 fotografiado por Joseph Jacobson y María del Carmen Rivero Hernández

Hace casi cincuenta y seis años, una joven pareja de recién casados recorría las calles y los rincones de Toledo cámara en mano durante su luna de miel. Se trataba del estadounidense Joseph Jacobson y la toledana María del Carmen Rivero Hernández, que acababan de contraer matrimonio en Madrid a finales del mes de octubre de 1960.
Joseph, nacido en Nueva York pero residente en Oklahoma City desde los siete años de edad, había conocido a María del Carmen en Madrid durante unas vacaciones en España. Ella había nacido en Orgaz aunque pasó toda su infancia y juventud en la ciudad de Toledo. Tras conocerse en Madrid, surgió el amor y decidieron casarse. Se trasladaron a vivir a Oklahoma y de su matrimonio nacieron cuatro hijos, una niña y tres varones. Hoy, más de medio siglo después, es gracias a uno de aquellos niños (su hijo Anthony) que podemos disfrutar de las preciosas fotografías que la pareja de recién casados tomó en Toledo aquellos días de finales de octubre y principios de noviembre de 1960.
Se trata de una serie de bellas fotografías a color que retratan la vida de aquel Toledo que veía convivir los viejos usos y costumbres con los primeros signos de modernidad. Es una colección que supone el retrato de toda una época.
Comenzaremos por ver esta impagable imagen de unos burros cargados con voluminosos fardos vegetales a su paso por la plaza de Santo Domingo el Real. Es un privilegio para la vista poder admirar en color una escena que podía verse en esta plaza tal como venía sucediendo desde siglos y siglos atrás pero que sin embargo pocos años después sería ya solo un recuerdo del pasado:
Plaza de Santo Domingo el Real en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Joseph y María del Carmen retrataron también los alrededores de la Sinagoga del Tránsito, por donde siempre merodeaba el típico vendedor de cerámica:
Sinagoga del Tránsito en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y María del Carmen Rivero Hernández .
Sinagoga del Tránsito en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y María del Carmen Rivero Hernández .

Algunas de las fotografías más espectaculares obtenidas por el joven matrimonio corresponden al río Tajo. Cuando estaba libre de contaminación y el maldito Trasvase Tajo-Segura aún no acechaba en el horizonte, la fluctuación estacional del caudal dejaba estampas de gran belleza. Una de las más coloridas se observaba tras episodios de lluvias intensas, cuando el fuerte caudal erosionaba las arcillas del famoso "alcaén" situado justo aguas arriba de la ciudad confiriendo un precioso tono rojizo a las aguas que contrastaba con el más azulado, propio del Tajo desde la cabecera, y que era visible en Toledo en las épocas de pocas lluvias, sin erosión ni arrastres. Aquellos días previos a la visita del matrimonio Jacobson Rivero, debió llover con intensidad como demuestra no solo el intenso tono rojo del agua sino el elevado nivel de las aguas:
Río Tajo en Toledo, junto al cerro de la Cabeza, entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Río Tajo en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Río Tajo en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Los más observadores ya habréis caído en la cuenta de la absoluta carencia de vegetación en las orillas, así como en buena parte de los cerros del Valle hoy colonizados por encinas, almeces, enebros y retamas. Y es que en 1960 aún podía verse el aspecto de tremenda aridez que ya se observa en las imágenes más antiguas del siglo XIX, puesto que aún no habían llegado los cambios sociológicos, culturales y ambientales que han posibilitado el reverdecimiento que hoy es palpable en Toledo. En 1960 aún se cocinaba con leña o carbón en casi todas las casas; en 1960 la cabaña ganadera de ovejas y cabras que pastaban en estos cerros era aún muy grande; en 1960 las casas se calentaban casi en su totalidad a base de leña o carbón; en 1960 aún no había aumentado demasiado el nivel de CO2 atmosférico, gas que es esencial en el crecimiento de las plantas a través de la fotosíntesis. En nuestros días, cocinamos y nos calentamos sin necesitar leña; la cabaña ganadera ha disminuido sobremanera en los alrededores de la ciudad, por lo que los retoños de estas plantas pueden desarrollarse; y los niveles de C02 han pasado de 315 a más de 400 partes por millón desde 1960, favoreciéndose la fotosíntesis y el reverdecimiento del planeta, como por cierto acaba de publicarse en este artículo científico. Estas fotos de 1960 dejan bien a las claras la aridez de Toledo en 1960 en contraposición a lo que hoy observamos:
Azud de San Servando en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Comparad por ejemplo con esta foto actual del gran Miguel Larriba, publicada en su blog Mira Toledo:
Toledo por Miguel Larriba (vegetación del Tajo)

En 1960 el avance de las obras de reconstrucción del Alcázar era ya notable. Sorprende ver el edificio a medio terminar:
Alcázar en plena reconstrucción entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Las callejas de la ciudad fueron bien retratadas por la pareja. Mirad qué bella toma del cobertizo de Santa Clara:
Cobertizo de Santa Clara en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Esta es una soberbia toma de la torre de la Catedral vista desde la Calle de Santa Isabel. Aparece a la derecha una casa en ruinas con un antiguo arco, detalle que confiere a la escena una belleza muy especial:
Vista de la Catedral desde la Calle de Santa Isabel en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

La zona de la Huerta del Granadal aún era terreno cultivado por hortelanos. Aparece al fondo el Hospital Tavera:
Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Joseph y María del Carmen obtuvieron tomas panorámicas de la ciudad desde el Valle realmente bonitas:
Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Son también de gran belleza estas vistas lejanas de la ciudad tomadas desde la carretera de Argés, aproximadamente:
Toledo desde la carretera de Argés entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Toledo desde la carretera de Argés entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Aquí vemos una vista de la Mezquita del Cristo de la Luz. Está tomada cuatro años antes de que una de sus esquinas se viniera abajo por la humedad (en febrero de 1964). Como la perspectiva es la misma, pongo ambas:
Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .
Derrumbe de parte de la mezquita del Cristo de la Luz de Toledo el 18 de febrero de 1964 debido a las humedades del subsuelo. Foto Flores. Archivo Luis Alba.

Esta es una vista de la Cuesta del Cristo de la Luz:
Cuesta del Cristo de la Luz en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Aquí vemos la Calle Ancha en 1960:
Calle Ancha en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

En esta vista de la zona cercana al Baño de la Cava se observa el aspecto de la Fábrica de Armas, así como el elevado nivel de las aguas del Tajo. También se ve muy bien el terreno en el que hoy se levanta el Puente de la Cava:
Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Aquí aparece San Juan de los Reyes:
San Juan de los Reyes en Toledo entre octubre y noviembre de 1960. Fotografías de Joseph Jacobson y Maria del Carmen Rivero Hernández .

Como veis, se trata de un completo repaso al Toledo de 1960 de la mano de una pareja de recién casados que formó una preciosa familia, a quien hoy debemos agradecer su generosidad a la hora de compartir con todos nosotros este álbum personal tan especial para ellos.

sábado, 16 de abril de 2016

Toledo fotografiado por el genial José Ortiz Echagüe

Uno de los más grandes fotógrafos que España en general y Castilla en particular ha dado a lo largo de la historia fue sin duda el genial José Ortiz Echagüe, polifacético y sensacional personaje mundialmente reconocido.
José Ortiz Echagüe nació en Guadalajara el 2 de agosto de 1886 y falleció en Madrid el 7 de septiembre de 1980. Fue ingeniero militar y piloto, además de un destacadísimo fotógrafo. Famoso por ser el fundador de dos de las empresas más grandes de España, Construcciones Aeronáuticas S.A. (CASA) en 1923 y Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT) en 1950, su faceta como fotógrafo no es menos importante. Denominado ya en 1935 por la revista American Photography como uno de los tres mejores fotógrafos del mundo, es para diversos autores el mejor fotógrafo español de la historia.
José Ortiz Echagüe fotgorafiando un castillo español

Encuadrado en la corriente del pictorialismo, su obra fotográfica muestra con gran sensibilidad humana costumbres y atuendos tradicionales así como diversos lugares de la geografía española, con gran peso para el mundo rural. En 1898 comenzó a fotografiar y logró su particular estilo gracias a que revelaba él mismo sus negativos usando la difícil y engorrosa técnica del carbón fresson, que usó en toda su obra artística y que confiere un especial matiz a sus positivos, con un acusado contraste que hace muy reconocibles sus fotografías. A ello sumaba su maestría en la composición de las escenas y un gran manejo de la luz. Publicó célebres libros como Tipos y Trajes (1930), España, Pueblos y Paisajes (1939), España Mística (1943) y España, Castillos y Alcázares (1956).
Viejo rabelero de la provincia de Toledo en 1920. Fotografía de José Ortíz Echagüe. Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra

Su obra se ha expuesto a lo largo del mundo, conservándose en el Legado Ortiz Echagüe de la Universidad de Navarra, con 1.000 composiciones originales y más de 20.000 negativos. El Museo del Traje de Madrid posee asimismo una buena colección de fotografías de la serie de Tipos y Trajes, adquirida en 1933. En Toledo obtuvo sensacionales fotografías a lo largo de su vida, desde los años 20 del siglo XX en adelante, incluyendo alguna fotografía aérea así como vistas de gran belleza, con su característico contraste que las hace inconfundibles. Son especialmente reseñables los cielos y las nubes que consiguió inmortalizar en nuestra ciudad.
Pasemos a ver las fotografías tomadas por Echagüe en nuestra ciudad, entre las que cabe destacar las obtenidas en el entorno del Puente de San Martín:
Baño de la Cava y Puente de San Martín. Fotografía de José Ortíz Echagüe. Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra
Puente de San Martín hacia 1928 por José Ortiz Echagüe
Puente de San Martín. Fotografía de José Ortíz Echagüe. Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra
Baño de la Cava en los años 20. Fotografía de José Ortíz Echagüe. Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra

Este es el otro puente medieval de la ciudad, el de Alcántara:
Puente de Alcántara. Fotografía de José Ortíz Echagüe. Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra

Ortiz Echagüe tomó una de las primeras fotografías aéreas de la ciudad en los años 20. Una auténtica joya es esta vista general que recomiendo ampliar:
Foto Aérea de Toledo por José Ortiz Echagüe hacia 1928

Las vistas desde el Valle obtenidas por el alcarreño son también dignas de mención:
Toledo a comienzos del siglo XX (años 20 probablemente) fotografiado por José Ortíz Echagüe
Toledo a comienzos del siglo XX (años 20 probablemente) fotografiado por José Ortíz Echagüe
Toledo a comienzos del siglo XX (años 20 probablemente) fotografiado por José Ortíz Echagüe

Algunos de los monumentos más famosos de la ciudad, como la Puerta del Sol, la Puerta de Bisagra o el Castillo de San Servando fueron inmortalizados por Echagüe:
Toledo a comienzos del siglo XX (años 20 probablemente) fotografiado por José Ortíz Echagüe
Toledo a comienzos del siglo XX (años 20 probablemente) fotografiado por José Ortíz Echagüe
Castillo de San Servando en los años 50. Fotografía de José Ortíz Echagüe.

Como podéis comprobar, estamos sin duda ante un verdadero portento de la fotografía, que dejó además una serie impagable de estampas del resto de la provincia de Toledo que exceden a la temática de este blog. Recomiendo que rastreéis sus fotos de castillos (Barcience, Maqueda, San Martín de Montalbán, Polán y un largo etcétera) así como su serie etnográfica muy centrada en la localidad de Lagartera.
© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall