sábado, 6 de noviembre de 2010

La Puerta de Doce Cantos

Tras el reciente derrumbe de parte del muro que se sitúa frente a ella, esta antiquísima puerta parece haber salido temporalmente del olvido al que suele estar condenada por la abundancia de monumentos que atesora Toledo.
Su curioso nombre parece deberse a la poca cantidad de sillares -de enorme tamaño- con que está construida, si bien otros autores han apuntado a que se derive de "doce caños" en referencia a la posibilidad de que en este lugar existiera una fuente con ese número de embocaduras.
Se sitúa en la zona este del recinto amurallado, en un conjunto defensivo que se correspondería con las Corachas del Alficén (en este sentido recomiendo la lectura del libro de reciente publicación de Jesús Carrobles titulado "Fortificaciones de Toledo. Las Corachas del Alficén"), que protegían la primitiva ciudadela en torno al Alcázar de época musulmana. Según el autor del libro mencionado, esta puerta sería la denominada en época califal como de Azinach.
Con el tiempo fue perdiendo su utilidad, lo que sumado a sus pequeñas dimensiones, hizo que la muralla adyacente fuese demolida en el siglo XVIII para abrir la actual subida a la Calle Cervantes, quedando la Puerta de Doce Cantos relegada al ostracismo, lodada de escombros y tapiada.
En este lamentable estado llega a la era fotográfica. La que es probablemente su más antigua fotografía nos la muestra, tal como os decía, tapiada. Puede verse a su lado la actual subida, producto de la demolición de ese lienzo de muralla:
Cuesta de Doce Cantos, Toledo.

Se sitúa justo debajo de donde se levantara el Hospital de Santiago (demolido en 1884). Sobre sus escombros se levantó el picadero y otras dependencias militares. Es probable que esta demolición del Hospital y las obras del picadero contribyeran mucho a colmatar de escombros la ya maltrecha puerta de Doce Cantos. Aquí podéis ver dos estampas similares, una con el hospital en pie y otra con el picadero construido:
Hospital de Santiago antes de su demolición total. Fotografía tomada hacia 1882
Picadero militar sobre la Puerta de Doce Cantos hacia 1895

Las fotografías de finales del XIX y principios del XX muestran a la Puerta en un estado lamentable, si bien aparece ya sin tapiar. Como curiosidad pueden verse dos grandes bolas de piedra que flanquaban el acceso a la subida situada junto a ella en la zona de muralla demolida:
Murallas junto a la Puerta de Doce Cantos en el Paseo de Cabestreros a comienzos del siglo XX
Puerta de Doce Cantos y Castillo de San Servando a principios del siglo XX. Fotografía de Pedro Román Martínez. Diputación de Toledo
Puerta de Doce Cantos a comienzos del siglo XX. Fotografía Rodríguez
Estribos alineados del acueducto romano de Toledo. Principios del Siglo XX
Puerta de Doce Cantos hacia 1910. Fotografía de Pedro Román Martínez (detalle)
Puerta de Doce Cantos hacia 1895
Puerta de Doce Cantos en Toledo hacia 1915. Fotografía de D. Pedro Román Martínez
Puerta de Doce Cantos. Revista Por esos mundos (1909)

En 1929 fue excavada y estudiada por Manuel González Simancas, y fotografiados los trabajos por Pedro Román Martínez:
Puerta de Doce Cantos al ser restaurada en 1929. Fotografía de Pedro Román Martínez © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Signatura R-143-1-02
Puerta de Doce Cantos al ser restaurada en 1929. Fotografía de Pedro Román Martínez © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Signatura R-143-1-03
Puerta de Doce Cantos al ser restaurada en 1929. Fotografía de Pedro Román Martínez © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Signatura R-143-1-04
Puerta de Doce Cantos al ser restaurada en 1929. Fotografía de Pedro Román Martínez © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Signatura R-143-1-05
Puerta de Doce Cantos al ser restaurada en 1929. Fotografía de Pedro Román Martínez © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Signatura R-143-1-07
Puerta de Doce Cantos al ser restaurada en 1929. Fotografía de Pedro Román Martínez © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Signatura R-143-1-08
Puerta de Doce Cantos al ser restaurada en 1929. Fotografía de Pedro Román Martínez © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Signatura R-143-1-01
Excavaciones en la Puerta de Doce Cantos en 1929. Fotografía de Manuel González Simancas

Su entorno estaba también bastante descuidado. Era una subida utilizada sobre todo por vehículos tirados por animales (de ahí el nombre de Paseo de Cabestreros), que se encaminaba al Puente de Alcántara hacia el norte y hacia un matadero situado en las inmediaciones de la Iglesia de San Miguel hacia el sur:
Cuesta de Doce Cantos, Toledo a finales del siglo XIX
Cuesta de Doce Cantos. Toledo

En febrero de 1959 la puerta fue fotografiada por mi madre:
Puerta de Doce Cantos el 19 de febrero de 1959.  Fotografía de Mary Carmen Butragueño Cerviño

Este era el aspecto de la zona hacia 1970:
Cuesta de Doce Cantos hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo
Cuesta de Doce Cantos hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo

En 1924, financiado por el Marqués de la Vega Inclán y durante la alcaldía de Gregorio Ledesma, se ejecutó a partir de este punto de la Puerta de Doce Cantos el Nuevo Camino de Ronda, que circundaba la ciudad desde allí hasta el Convento de Gilitos (entonces cárcel), lo que constituyó un hito para las comunicaciones de la ciudad y que fue el antecedente de la actual Ronda Cornisa, ejecutada hacia 1983. En esas fechas de 1924, la Revista Toledo publicó este interesantísimo artículo de Manuel Castaños y Montijano:
Artículo de Manuel Castaños y Montijano sobre la el nuevo Camino de Ronda de Toledo publicado en la Revista Toledo en julio de 1924. Pág. 1
Artículo de Manuel Castaños y Montijano sobre la el nuevo Camino de Ronda de Toledo publicado en la Revista Toledo en julio de 1924. Pág. 2
Artículo de Manuel Castaños y Montijano sobre la el nuevo Camino de Ronda de Toledo publicado en la Revista Toledo en julio de 1924. Pág. 3
Artículo de Manuel Castaños y Montijano sobre la el nuevo Camino de Ronda de Toledo publicado en la Revista Toledo en julio de 1924. Pág. 4
Artículo de Manuel Castaños y Montijano sobre la el nuevo Camino de Ronda de Toledo publicado en la Revista Toledo en julio de 1924. Pág. 5

Con el deseo de que las obras de urgencia para reparar este paso vital en la ciudad se finalicen del mejor modo y con la mayor rapidez posible, sirvan estas líneas para conocer un poco más esta puerta tan desconocida para muchos toledanos pese a pasar delante de ella a diario.

La Puerta de Doce Cantos en Google Maps:

Ver Toledo Olvidado en un mapa más grande

4 comentarios

Pedro Liñán de Riaza dijo...

Magnífica y oportuna entrada que nos acerca más esta gran desconocida. Felicidades.

José María Moreno Santiago dijo...

Impresionante entrada Eduardo, me encanta la segunda del Hospital de Santiago, buenísima, sobre todo para ser de 1882, qué detalle!! Gracias amigo.

Kunzuilh dijo...

Como de costumbre una entrada buenísima. Me ha gustado especialmente porque mi casa paterna está allí cerca y he pasado cientos de veces junto a esa puerta...

dbcomunicacion dijo...

Edu¡¡¡ Qué tal vas¡¡¡
Como siempre gracias por el post... impresionante¡¡¡ a ver si nos vemos pronto¡¡¡
Un brazo

Toté

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall