lunes, 12 de octubre de 2009

La inauguración del Monumento a El Greco en 1914

En el año 1914 se conmemoraba el III Centenario de la Muerte de Doménikos Theotokópoulos y con tal motivo se organizaron los fastos correspondientes, tanto a nivel nacional como a nivel local. Tras numerosas dificultades y gracias al empeño de personas como el Marqués de la Vega Inclán, Bartolomé Cossio, el Conde de Cedillo, Joaquín Sorolla y algún otro finalmente se llevaron a cabo diversos actos.
Así, en la soleada jornada del 7 de abril de 1914 se ponía fin a la serie de actos organizados en Toledo con la inauguración del Monumento a El Greco situado en el solar donde se cree que estuvo su casa en el Paseo del Tránsito. Hasta el lugar se dirigió una Procesión Cívica formada, por este orden, por: Timbaleros, Banda de Música del Asilo, Escuelas Municipales, Escuela Normal, Colegio de Huérfanos, Maestros, Escuela de Artes y Oficios, Seminario, Colegio de San José, Instituto de Segunda Enseñanza, Círculo Católico, Casa del Pueblo, Centros de Recreo, Cámaras Urbana y de Comercio, Oficinas de Hacienda y de la Jefatura de Obras Públicas, Colegios Médico Farmacéutico y Veterinario, Colegios de Abogados y de Procuradores, Juzgados de Instrucción, Municipio, Audiencia, Comisiones Militares, Comisión de Monumentos, Junta Organizadora del Centenario, Académicos, Diputación Provincial, Ayuntamiento en Pleno bajo mazas, Presidencia de honor formada por el Nuncio del Papa Moseñor Francesco Ragonesi, el Gobernador Civil y el Obispo Auxiliar, el Gobernador Militar y el secretario de la Legación de Grecia, Guardia Municipal de gala, Banda de música de la Academia de Infantería y Piquete.
El Nuncio del Papa, Francesco Ragonesi, en Toledo en 1914 con motivo del III Centenario de la Muerte de El Greco. Revista La Ilustración Artística. Foto Vidal
Autoridades en cargadas de los Fastos del III Centenario de El Greco en 1914. Foto Cuevas
El recorrido que realizaron fue este: Plaza del Ayuntamiento, Arco de Palacio, Hombre de Palo, Comercio, Belén, Plata, San Vicente, Cardenal Lorenzana, Gobierno Civil, Libertad, Jardines, San Juan Bautista, Rojas, San Salvador, Santo Tomé, Plaza del Conde y Tránsito (algunas denominaciones han cambiado desde entonces, como San Juan Bautista que es hoy la plaza del Padre Juan de Mariana, la calle Libertad que ahora es la calle Navarro Ledesma o la Calle Jardines que es hoy la Calle Alfonso X).
Francesco Ragonesi, Nuncio del Papa, preside la Procesión cívica en 1914 con motivo del III Centenario de la muerte de El Greco pasando delante de la Iglesia de Santo Tomé. Revista Nuevo Mundo
Final de la Procesión Cívica con motivo de la inauguración del monumento a El Greco el 7 de abril de 1914.

Al llegar al Paseo del Tránsito fue inaugurado el monumento, de estilo neoclásico, obra del escultor José Capuz y del arquitecto Eladio Laredo. El aspecto del monumento no fue del agrado de todos, pues consideraban que era una obra excesivamente clasicista en homenaje a un pintor bastante alejado de lo clásico, rompedor en muchos aspectos.
Monumento a El Greco recién colocado en 1914. Toledo. Revista La Ilustración Artística. Foto Vidal
Inauguración del monumento a El Greco el 7 de abril de 1914
Inauguración del monumento a El Greco el 7 de abril de 1914 presidida por el Nuncio del Papa Francesco Ragonesi
Autoridades posan ante el monumento a El Greco recién inaugurado en 1914. Revista Nuevo Mundo
Eladio Laredo, arquitecto del Munumento a El Greco en Toledo

El propio Marqués de la Vega Inclán no apoyó este monumento al oponerse a que fuera sufragado con fondos del Museo del Greco y el escultor tuvo enormes problemas para cobrar por su trabajo, que se solventaron gracias a la mediación de Sorolla. Desconozco si fue debido a estos problemas económicos o a un triunfo de los postulados más conservadores el hecho de que el aspecto final del monumento no incluyera la figura humana que Capuz había previsto y por la que incluso fue premiado. El conjunto con esa figura incluida hubiera tenido un mayor dinamismo y, a mi juicio, se hubiera correspondido más con la figura del Greco:
Boceto de José Capuz del Monumento a El Greco en Toledo
El escultor y pintor José Capuz, autor del monumento a El Greco en Toledo

Actualmente, el monumento es objeto casi semanalmente de pintadas y grafitis de temática anarquista que el Ayuntamiento se esfuerza en borrar periódicamente.
Pintadas en el monumento a El Greco. Toledo, 2009
Pintadas en el monumento a El Greco. Toledo, 2009

Estos sujetos -los grafiteros pintamonumentos- que suponen una verdadera lacra, hacen gala una vez más de una enorme incultura y un gran desconocimiento de su historia y entorno más cercanos. Sin pensarlo dos veces, reiteradamente pintan sobre el monumento a El Greco la frase "El Estado Mata", inconscientes de que precisamente ese monumento y ese lugar están indefectiblemete ligados a la lucha en Toledo contra la pena de muerte. Estos analfabetos funcionales seguramente desconocen los esfuerzos realizados por varias personas de entre las que destacaré, por motivos obvios, a mi tío bisabuelo Emilio Bueno Galán. El tío Emilio, como sigue siendo recordado en mi casa, fue un político liberal que fue el Secretario General de la Comisión Organizadora de los actos del III Centenario de la muerte de El Greco.
Emilio Bueno Galán en su etapa como Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Toledo hacia 1914

Quiso el destino que el monumento fuese erigido precisamente en el lugar designado oficialmente como lugar para las ejecuciones públicas de los condenados a muerte y que precisamente en esas fechas (un mes después de la inauguración del monumento) fuese fijada la ejecución de la sentencia a muerte para Aniceto Camuñas que en 1911 había estrangulado a su mujer embarazada en Madridejos.
Comenzó entonces una lucha contrareloj por parte de personalidades toledanas, entre las que destacaba Emilio Bueno pues era a la sazón Director del periódico El Eco Toledano y Oficial de Fiscalía de la Audiencia, por lograr que el rey Alfonso XIII indultara a Aniceto Camuñas y por conseguir que un lugar que se había convertido en símbolo cultural de una ciudad que despertaba al turismo no se convirtiera de nuevo en cadalso, pues la última ejecución allí efectuada databa de 1898.
25 de abril de 1914. Reseña de la lucha por evitar la pena de muerte de Aniceto Camuñas. La Correspondencia de España

Con tal fin, Emilio y otros destacadas personalidades locales viajaron a Madrid a entrevistarse con el presidente Eduardo Dato y convocaron una multitudinaria manifestación en Toledo hasta que, finalmente, consiguieron que el rey conmutara la pena de muerte por la de cadena perpetua.
Gaceta de Madrid. 30 de abril de 1914. Real decreto conmutación pena
Emilio Bueno Galán, político liberal toledano. Retrato de Joaquín Martínez Lumbreras en 1907

Vaya, pues, desde aquí mi humilde homenaje a Emilio Bueno Galán que a buen seguro sonreirá irónicamente allá donde se halle cada vez que esos mamarrachos pinten "El Estado Mata" en el monumento donde precisamente y gracias a él el Estado dejó de matar hace casi un siglo. Paradojas de la vida, fue Emilio, aficionado también a la fotografía, quien inició a mi abuelo Eduardo Butragueño Bueno en este arte al traerle desde Sevilla un libro donde se explicaba cómo revelar de forma casera. A buen seguro, fue el libro que permitió a mi abuelo revelar sus primeras fotografías siendo un adolescente y tomadas, ¡dónde si no! en el Monumento a El Greco en el Paseo del Tránsito.
Paseo del Tránsito hacia 1920. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno
Paseo del Tránsito hacia 1920. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno
Paseo del Tránsito hacia 1920. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno

Para saber más:
- Programa de Actos y Artículos con motivo del III Centenario de la muerte de El Greco.

El Monumento a El Greco en Google Maps.

Ver Toledo Olvidado en un mapa más grande

8 comentarios

Ricardo Sánchez Candelas dijo...

En plena efervescencia, sobre todo política, de la preparación de los fastos del IV Centenario de la muerte en Toledo de El Greco, nos trae Eduardo en esta última entrega de su blog el recuerdo fotográfico de la inauguración del monumento al insigne cretense, erigido en el toledano Paseo del Tránsito al cumplirse el III Centenario. Y con tal motivo, nos ilustra sobre aquella saludable disparidad de criterios que, sobre la composición escultórica del propio monumento, se producía entre los mismos propulsores de la iniciativa, siendo muy de destacar en este sentido la disidencia al respecto del propio Marqués de la Vega Inclán. Sospecho que espíritus como los de entonces, tal vez menos acomodaticios que los de hoy, más libres en su capacidad crítica y menos plegados a los dictados del "oficialismo" imperante, tendrían también alguna objeción que hacer a esa mediocre y ramplona entrada de chapa y metacrilato que nos están perpetrando en la entrada de lo que, al parecer, será el acceso a la reformada "Casa del Greco".
En otro sentido, nos resalta Eduardo la patética paradoja de la pintada grafitera que "ornamenta" la lápida conmemorativa colocada en aquella efeméride. En esta ocasión, el "artista" se ha lucido. Y lo ha hecho por partida triple. Mal elegido el método de su protesta, peor elegido el sitio y garrafalmente fatales la oportunidad y el texto de su ex-abrupto. Ni una palabra más sobre la justificada explicación que nos ofrece el autor del blog sobre el "acierto" de este inculto y anónimo genio. Pero sí, un comentario que me permito elevar a súplica: Empieza a ser verdaderamente indignante que las autoridades públicas no adopten medidas contra esta plaga de descerebrados que en alguna ocasión han sido hasta jaleados por cierta progresía como exponente de la cultura popular y del arte urbano. Y no indignante - si se me permite una amable ironía - sino claramente sorprendente que los mentores económicos del sector de la construcción, en un contexto de crisis como el actual, en el que cualquier reducción de precios de la vivienda habría sido recibido con auténtico alborozo por los hipotecados compradores, no hayan llamado a esta cuadrilla de estúpidos pintamonas para ahorrarse el coste de revocos, revestimientos y pintura de fachadas de los edificios en construcción. Algo, por fin, habríamos tenido que agradecerles.
Desde luego, mucho pedir habría sido - y no sólo a estos frustrados cavernícolas sino a otros lustrosos prohombres de la nómina oficial de relumbrones y eventos varios - conocer la trayectoria personal y política del toledano y liberal Emilio Bueno. No ha estado, por tanto, de más que en tan oportuna ocasión, y más allá de cualquier legítimo propósito de reivindicación familiar, Eduardo nos la haya recuperado para la memoria. ¡Ay, ay, este Toledo que concede honores inmerecidos a extraños, olvida méritos de sus mejores hijos y aumenta sin propósito de pago su lista de deudas pendientes!

Pedro Liñán de Riaza dijo...

Vuelve don Ricardo a remover conciencias y a recordarnos la gran lista de deudas pendientes que tiene Toledo con sus prohombres. No quiero dejar pasar la oportunidad sin volver a recordar a otro gran hombre, del que ya nos ha hablado don Ricardo en varios comentarios, Ventura Reyes Prosper. No podía faltar el señor Reyes Prosper en los actos de celebración del III centenario de la muerte del gran candiota y así lo reflejó la prensa de la época:
http://farm3.static.flickr.com/2487/4010389943_4b03b8eb9e_o.jpg
http://farm3.static.flickr.com/2447/4011155590_b85a4b40be_o.jpg
http://farm4.static.flickr.com/3456/4010390065_6c8c74ae71_o.jpg
http://farm3.static.flickr.com/2666/4010390041_97de348396_o.jpg
http://farm3.static.flickr.com/2505/4010389983_f3669f8ddb_o.jpg

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Mil gracias Pedro. Como hay algún problema para ver las fotos que aportas dejo aquí los enlaces corregidos:
Foto 1
Foto 2
Foto 3
Foto 4
Foto 5

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

En la "Foto 2" puede además verse a Emilio Bueno Galán, con bigote en el centro de la imagen.

Pedro Liñán de Riaza dijo...

Gracias por corregir los enlaces. La calle Libertad ahora es la calle Navarro Ledesma. El que está detrás de Vegue en la fot 5 ¿podría ser Emilio Bueno?

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Sí que lo es. De hecho sale en casi todas. En la 1 sale el segundo por la derecha sentado. En la 2 como os decía, en el centro. En la 4 medio oculto tras uno de los curas. Y en la 5, como bien indicas, tras Vegue.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

cada dia dices más tonterias, el blog esta muy bien para ver nuestra historia, pero tus "sesudos" comentarios lo joden...ale.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Tú sí que eres sesudo, valiente, educado y seguramente grafitero.
Gracias por perder tu tiempo visitando mi blog.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall