martes, 25 de marzo de 2008

Escuela de Gimnasia y Avenida de la Reconquista

Si es probable que las fotos que suelo poner no las hayáis visto nunca, las imágenes de hoy sí es seguro que nunca antes las habéis visto ya que forman parte de la colección privada de mi abuelo. Algunas de ellas han sido por vez primera reveladas la semana pasada después de que mi madre me diera algunos viejos negativos que andaban por casa. La verdad es que todas ellas son documentos históricos de gran valor, al menos por lo curioso.
Para ir por partes hablaré primero de las “deportivas”. Mi abuelo era muy, pero muy, aficionado al deporte. Y juntando esta afición con otra de sus pasiones, la fotografía, tomó estas instantáneas de la histórica Escuela Central de Educación Física, que fue el primer centro español de nivel en formación deportiva, muy ligado al mundo militar. Como muchos saben, sus instalaciones eran enormes y abarcaban todo el entorno de la actual avenida de Europa, Parque de las tres Culturas y Avenida del General Villalba Riquelme (no confundir con su hijo, el de las peripecias mil con las reliquias de Santa Teresa durante la Guerra Civil), llamada así en honor a este general que fue muy importante para la Escuela antes de los años 20, creo recordar. No es por tanto, como muchos creen erróneamente, una avenida dedicada a un “militar franquista” (en 1936 ya estaba jubilado).
El caso es que mi abuelo tomó estas fotografías en los ejercicios dedicados a salto con pértiga y baloncesto, así como en un concurridísimo partido de hockey, algo muy raro en España en esa época. Fijáos en la rigidez de la pértiga, en la ausencia de colchoneta y en la altura que, pese a todo ello, cogía el saltador con ese peculiar estilo.
Escuela de Gimnasia, Toledo, años 20. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno
Escuela de Gimnasia, Toledo, años 20. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno
Escuela Gimnasia, Toledo, años 20

Pero sobre todo observad el entorno, con referencias aún reconocibles como la plaza de toros o el Hospital de Tavera, para daros cuenta de cuánto ha cambiado esa zona desde entonces. Por ejemplo, en la foto de baloncesto, la hilera de árboles al fondo (cipreses) es el actual Paseo de San Eugenio o camino del cementerio y muchos de esos cipreses aún perduran.
Escuela Gimnasia, Toledo, años 20

Aparte de esta colección deportiva pongo una joya más. Se trata de una foto muy especial para mí por las personas que aparecen y por el lugar. Aunque no lo creais es, efectivamente, la actual Avenida de la Reconquista en los años previos a la guerra civil. Era entonces un camino de tierra con árboles a los lados, que seguía (y sigue) la traza de una cañada y probablemente de una antigua calzada romana. Las personas que aparecen son a la derecha mi bisabuela, a la izquierda mi tía abuela Pepita y en el centro una amiga de ambas. La foto, muy natural, la tomó (cómo no), mi abuelo. ¿Quién podría reconocer hoy esa avenida si no fuera por los edificios del fondo? Fijáos también en los pinos de la derecha (Campo Escolar), entonces muy pequeños y hoy (los que quedan) con alturas enormes que superan los 25 y 30 metros.
Avenida de La Reconquista, Toledo, años 30.

10 comentarios

Anónimo dijo...

El de las peripecias era José Eduardo Villalba Rubio y el defensor del Alcázar Ricardo Villalba Rubio. Además tuvo otros 4 hijos Antonio Villalba Rubio, Alvaro Villalba Rubio, Fernando Villalba Rubio y Carlos Villalba Rubio, todos ellos militares.

Muchisismas gracias por compartir las fotos de tu abuelo.

Un saludo

Ignacio dijo...

Es realmente triste que acercándose el 90 aniversario de la creación de la E.C.E.F., también se esté acercando el día de su disolución. El inexplicable desamparo por parte del Ministerio de Defensa, la ridícula aversión que cierta parte de la población siente hacia el estamento militar, y los intereses inmobiliarios o urbanísticos del Ayuntamiento, se tradujeron en presiones para vender (¡regalar, diría yo!), sus terrenos e instalaciones, y verse obligados a “buscarse un hueco” en la Academia de Infantería, de la cual, además, la E.C.E.F. vuelve a ser una sección dependiente. Todos estos acontecimientos han resultado letales para este histórico y prestigioso Centro de Enseñanza, que en su día fue un referente internacional; que hasta la creación del I.N.E.F. en 1967 expedía las titulaciones más valoradas en materia de E.F., y que hoy aun resiste gracias al trabajo de su Director, el Coronel De la Chica Olmedo, y de eficacísimos colaboradores (Redondo, Montero…) a los que habría que poner un monumento.
Muchos toledanos acusan a la E.C.E.F. de ser un centro cerrado a la población civil y demasiado extenso para una zona tan céntrica. Falso. Previa solicitud de permiso o “pase”, la población civil interesada en la práctica deportiva (no para pasear al perro), siempre tuvo acceso libre y gratuito a las instalaciones, y se convocaban cursos de formación de instructores de E.F. para personal civil. En cuanto a lo extenso y céntrico de sus terrenos e instalaciones, no lo eran cuando se fundó: Toledo fue creciendo alrededor de la E.C.E.F., para acabar devorándola.
De cualquier modo, si quieren conocer mejor la historia de este Centro y (más relacionado con este blog), fotografías de todas sus épocas, les recomiendo el libro “La Escuela de Gimnasia de Toledo”, a cuyo autor, Manuel Vinuesa Lope, conozco…creo que bastante bien. De hecho, yo figuro como co-autor del libro, injusto reconocimiento, pues mía es tan sólo una pequeña colaboración.
Por último, querría que se conociese también la importancia que tuvo en la E.C.E.F. su gimnasio. Es actualmente el gimnasio más antiguo de España. Es piedra angular de nuestra historia deportiva. Aun sigue en pie, pero no sé por cuanto tiempo, pues está convertido en escombrera. Todas sus barras y soportes son los originales de los años 20. Ahí siguen, pero expuestos a grafittis y vandalismo. No se qué carajo van a hacer con él (asociación de vecinos, ludoteca, puticlub…que se yo!), sólo creo que deberían dejarlo en pie y rehabilitarlo como gimnasio. A ver si alguno tenéis mano con el alcalde o el concejal de turno para que finalmente impere la cordura.

jose luis dijo...

Gracias por las aclaraciones.
Soy nieto de Fernando Villalba rubio, hermano de ricardo y jose eduardo

jlvillalba76@hotmail.com

Dikaios dijo...

Bueno, esta foto es algo más antigua, pero también es de la zona:

http://picasaweb.google.com/justo.monroy/ServicioFotogrFicoDeLaAcademiaDeInfanterADeToledo#5231782064326933666

Antonio dijo...

Las señoras que se ven en la foto es muy probable que sea mi abuela anacleta ruiz y una de sus hijas

Anónimo dijo...

Sorry for my bad english. Thank you so much for your good post. Your post helped me in my college assignment, If you can provide me more details please email me.

José María dijo...

Buenas, intentando buscar información sobre mis antepasados he dado con este buen blog. Soy familia de los Villalba y realmente me apasiona la historia, por ello que ande intentando reconstruir mi árbol genealógico para informarme de mis orígenes.

Un saludo y si alguien quisiera contactar conmigo aquí dejo mi dirección de correo electrónico: jm_millan@live.com

aguinaga dijo...

Soy de los hijos de profesores de los años 50.Vivía en la avenida de la Reconquista Yo recuerdo que la Escuela ponía a disposición de los chavales estudiantes algún medio de lococmoción para subir hasta la Pla za Zocodover y de allí andando al Cole. Los vehículos, si no recuerdo mal, eran tres: una forguneta de asien tos corridos, un viejo autobús cuadrangular y sin morro, al que llamabamos "el chato" y una !diligencia¡, sí, una diligencia como las del oeste americano tirada por dos mulas que muchas veces a duras penas nos trasladaban hasta Zocodover. Mi pregunta es: ¿Alguien de la epoca tiene alguna fotografía de aquella diligencia? por favor si existe y me la poseis proporciona, mi dirección de e-mail es:aalvaro53@gmail.com.Gracias

alvaro dijo...

Con motivo de la inauguracion de un busto del General Villalba, fundador de la Escuela,que se había instalado en el jardinillo próximo a la puerta de entrada, se reunieron en torno a su director e hijo del homenajeado, Coronel Ricardo Villalba, sus profesores, todos los alumnos y familiares, además de las autoridades civiles y militares y su Eminencia Reverandísima, el Obispo Auxiliar de Toledo. El Coronel soltó un emocionada discurso que finalizó diciendo: "Y ahora, y con el permiso del Sr. Obispo, recibid mi bendicon". Y los bendijo a todos.

Anónimo dijo...

YO PASÉ MI NIÑEZ Y JUVENTUD EN ESTA AVD., CUANDO SE PODÍA JUGAR A TODO Y CON TODOS SIN QUE TE MOLESTARA NADIE, NI SIQUIERA LAS PERSONAS MAYORES.
CUANTAS VECES ME HE TIRADO, CON LA BICICLETA,DESDE LA ROTONDA ACTUAL HASTA LA PUERTA DE LAS CARMELITAS, PARA ALLÍ FRENAR.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall