miércoles, 26 de junio de 2013

El día en que el Teatro de Rojas fue el Teatro de la Calle Morgue

Son muchas las películas que han tenido como escenario a la ciudad de Toledo. Se trata sin duda de un hecho que ha ayudado mucho a lo largo de la historia del cine a dar a conocer nuestra ciudad en ámbitos internacionales. Suelen ser los preciosos exteriores que aquí se pueden grabar la razón más habitual para escoger Toledo como escenario del rodaje, o también la adaptación cinematográfica de hechos históricos sucedidos en Toledo.
Sin embargo existen casos muy curiosos de rodajes realizados en Toledo sin apenas tomas exteriores y con guiones en absoluto relacionados con la ciudad. Tal vez el ejemplo más destacado es el rodaje en octubre de 1970 de la película Murders in the Rue Morgue, adaptación cinematográfica de la famosa obra de Edgar Allan Poe Los crímenes de la Calle Morgue.
Cartel de Murders in the Rue Morgue (1971)
La película, estrenada en 1971, fue dirigida por Gordon Hessler y protagonizada por Jason Robards, Herbert Lom, Christine Kaufmann, Adolfo Celi, Maria Perschy, Lilli Palmer y Michael Dunn.
El escenario escogido para grabar buena parte de la película fue el Teatro de Rojas, que fue adaptado y transfigurado para la ocasión. Cuarenta y tres años después de este rodaje, que tuvo lugar el martes 27 de octubre de 1970 y del que apenas había rastro documental hoy puedo gracias a la generosidad de Lola Magano ofreceros varias fotografías muy curiosas de este rodaje. El marido de Lola -Ildebrando Rodríguez Rossetti, conocido como Brandy- fue el doble de rodaje de Herbert Lom para las escenas más arriesgadas y en este film hizo un salto de 24 metros en caída libre.
Plan del rodaje de Murders in the Rue Morgue el 27 de octubre de 1970 en Toledo
Las fotos son muy curiosas y muestran la transformación de la fachada del teatro. En una de ellas Brandy aparece corriendo por la cornisa del edificio:
Teatro de Rojas transformado para la película Murders in the Rue Morgue el 27 de octubre de 1970. Cortesía de Lola Magano
Teatro de Rojas transformado para la película Murders in the Rue Morgue el 27 de octubre de 1970. Cortesía de Lola Magano
Teatro de Rojas transformado para la película Murders in the Rue Morgue el 27 de octubre de 1970. Cortesía de Lola Magano
Rodaje de Murders in the Rue Morgue el 27 de octubre de 1970 en Toledo. Teatro de Rojas. Ildebrando Rodríguez Rossetti aparece en la cornisa del edificio

Aquí vemos a Brandy caracterizado como Lom:
Ildebrando Rodríguez Rossetty (Brandy) caracterizado en el rodaje de Murders in the Rue Morgue en el Teatro de Rojas de Toledo el 27 de octubre de 1970. Cortesía de Lola Magano

Estos son fotogramas de la película en los que aparece el Teatro de Rojas:
Fotograma de Murders in the Rue Morgue. Teatro de Rojas
Fotograma de Murders in the Rue Morgue. Teatro de Rojas

Aquí podéis ver el trailer de la película con bastantes escenas rodadas en el Teatro de Rojas:


En 1973 Brandy volvió a rodar escenas peligrosas en Toledo, como por ejemplo esta en la que dobla a Michael York en Los Tres Mosqueteros:
Ildebrando Rodríguez en una escena de doblaje de Michael York en Toledo en la película Los Tres Mosqueteros

Esperando que estas curiosísimas imágenes os hayan gustado quisiera agradecer públicamente a Lola Magano la cesión gratuita de las mismas. Es sin lugar a dudas un precioso homenaje a su marido.
Y para terminar, recordar que curiosamente Edgar Allan Poe ambientó en Toledo una de sus obras, no la representada en esta película, sino el célebre relato de terror titulado El Pozo y el Péndulo.
Edgar Allan Poe

3 comentarios

Mercedes B.S. dijo...

Me ha gustado esta entrada y sus curiosas fotografías, ya que con mi vasta incultura ni idea tenía de la existencia de la película Murders in the Rue Morgue en su relación con Toledo. Yo vivía en San Justo entonces y sí que recuerdo el rodaje de la de los Tres Mosqueteros. Camino del instituto me gustaba atravesar la Catedral y salir por la Puerta Llana. Uno de esos días corría como loca por no llegar tarde, y choqué con una persona que me ayudó a recoger los libros. Era Michael York que salía de su caravana colocada junto a la Puerta Llana y vestido para el rodaje. Me quedé muda y balbuceé una disculpa como pude. Ni que decir tiene que ese día no me enteré de nada en clase y que fui el centro de la atención de mis compañeras.
Gracias Eduardo por estos recuerdos que me has hecho revivir, y por mostrarnos de nuevo imágenes tan interesantes, testimonio del interés que nuestra ciudad ha suscitado desde siempre en tan variados ámbitos. Gracias también a Lola Magano por su desinteresada contribución a todo ello.
Saludos a todos.

Anónimo dijo...

yo trabajé de extra en esa película y lo pasamos fenomenal

recursossocioeducativos dijo...

Gracias de nuevo.
Llevo un par de semanas envuelto en la sombra de Poe: un libro que leo, una serie que sigo, una casa rural dónde me alojo, una canción que cumple años,...

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall