domingo, 5 de julio de 2009

La Iglesia de San Cipriano

La Iglesia de San Cebrián, hoy conocida solamente como de San Cipriano fue ya citada nada menos que en 1125 como una de las parroquias latinas de Toledo. No está claro aún que su origen fuese una mezquita, aunque la disposición de alguno de sus elementos, especialmente el patio que la precede, pudiera hacer pensar que así fuera. Situada en lo que fue el arrabal de los curtidores en época medieval, la parte más antigua que se conserva de la iglesia es su torre del siglo XIII, de estilo mudéjar.
El canónigo Carlos Venero y Leyba, en vista de lo ruinoso de la antigua iglesia, ordenó la reconstrucción de la misma en 1612 según las trazas del cántabro Juan Bautista Monegro, encargándose los trabajos al alarife Juan de Orduña. Se respetó únicamente la antigua torre, que quedó integrada dentro del reformado templo, ahora de estilo renacentista. Posteriormente hubo más reformas, como por ejemplo en 1662 para construir el camarín donde actualmente se venera la Virgen de la Esperanza. En el siglo XVII se realizaron nuevos trabajos centrados en la techumbre interior de la nave principal y algunos retoques menores en la torre.
En cuanto a las fotografías, poco puedo ofreceros, pues es una iglesia algo recóndita, situada históricamente lejos de las rutas turísticas. Por ello, nunca fue objeto de demasiada atención por parte de los fotógrafos. En espera de que, como siempre sucede, algun lector incorpore antiguas imágenes de las que aún no dispongo, estas son las estampas que puedo ofreceros de la Iglesia de San Cipriano.
Comenzaré por la más antigua, del siglo XIX, tomada por Jean Laurent desde el Valle, donde se puede ver la Iglesia dentro del barrio de curtidores donde se ubica, no lejos del río Tajo:
Iglesia de San Cipriano en 1872. Detalle de una fotografía de Jean Laurent

En los inicios del siglo XX fueron tomadas estas imágenes de la iglesia, junto a la coqueta plaza del mismo nombre:
Iglesia de San Cipriano a inicios del siglo XX
Iglesia de San Cipriano a principios del siglo XX
Iglesia de San Cipriano a inicios del siglo XX. Foto Grafos. Colección Luis Alba
Iglesia de San Cipriano a principios del siglo XX
Iglesia de San Cipriano a inicios del siglo XX.
Iglesia de San Cipriano a inicios del siglo XX
Plaza de San Cipriano a principios del siglo XX. Archivo Rodriguez

Estas bonitas fotos son de la procesión de la Virgen de la Esperanza que se encontraba en la Iglesia de San Cipriano:
Procesión de la Virgen de la Esperanza en la Iglesia de San Cipriano hacia 1910. Fotografía de Pedro Román Martínez. © Fondo Rodríguez. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha
Procesión de la Virgen de la Esperanza en San Cipriano a comienzos del siglo XX
Procesión de la Virgen de la Esperanza en San Cipriano hacia 1913.

Esta imagen es de mediados de los años 70:
Iglesia de San Cipriano hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo

Recientemente, el Consorcio ha restaurado la Torre, que ofrecía un aspecto lamentable antes de la intervención. A continuación os muestro imágenes del antes y el después de la rehabilitación:
Iglesia de San Cipriano antes de su restauración. Foto de José María Moreno
Iglesia de San Cipriano, Toledo
Iglesia de San Cipriano antes de su restauración. Foto de José María Moreno
Iglesia de San Cipriano. Foto FLPEREA

Espero que esta breve entrada sirva para dar a conocer más esta preciosa iglesia, oculta entre el torrente de monumentos toledanos y, debido a ello, muy poco apreciada.

La Iglesia de San Cipriano en Google Maps:

Ver Toledo Olvidado en un mapa más grande

11 comentarios

arturphoto dijo...

Ciertamente es un iglesia bonita y subir por el centro de la torre mejor todavía, es la única torre de Toledo que no dispone de machon central y se sube a traves de una estructura de hierro.

Saludos.

Arturo

Anónimo dijo...

Esta pregunta va para la autoridad oportuna " correspondiente ". ¿ a quien se le ha ocurrido la restauracion el colorcito este ? lamento deciros que a muchos toledanos, nos parece nefasta la idea del tono de maquillaje. Este color parece traido de arenas movedizas, muy lejano a nuestra cultura y como nota discordante en el entorno.

Anónimo dijo...

Puede gustar o no el resultado, pero el color actual de la torre corresponde a un resto bien conservado que existía en uno de los huecos de la misma.
Dicho esto, creo que si vieramos la ciudad tal y como era en el XVII, XVIII y parte del XIX, nos produciría un gran rechazo estético.
Hay que añadir una cosa importante, gran parte de lo que ahora asumimos como típico de Toledo, los muros de casetones de piedra con encintado de ladrillos en los bordes, no es más que el muro soporte desnudo porque ha perdido una capa de revoco. Y no constituyo ni mucho menos la imagen general de la ciudad, de hecho muy pocos edificios estuvieron pensados sin este acabado final, salvo quizás los conocido absides y templos de estilo mudejar.
En Italia esto lo tienen muy claro y para ellos el revoco exterior de las fachadas es un elemento de sacrificio, es decir que con el tiempo envejecerá, se caerá y se sustituirá por otro revoco, pero nunca se dejará vista la estructura interior del muro.

Anonimo3 dijo...

Desafortunada restauración el colorcillo es criminal y lo peor es la contradicción que demuestran dejando ver los arcos polilobulados en ladrillo. Por otra parte este modelo de restauración que unos llaman italiano y otros alemán se está extendiendo como una plaga por toda la ciudad. Toledo Ciudad del mudéjar, única en mundo. En su medieval esplendor encontró un estilo propio y una identidad única "el mudéjar" que elevó a su máxima expresión haciendo del ladrillo un elemento decorativo no solo constructivo y que no teniá como referente ni a Italia ni a Alemania. En el decadente S.XIX Toledo quiso parecer moderna y siguiendo las tendencias de la época dio revocos a todas sus envejecidas fachadas de ladrillo. Las pruebas son evidentes, pero hace tiempo vi una muy clara: en una de esas fachadas revocadas había una fecha pintada con la misma pintura que el revoco 1875. ¿Para cuando un debate serio sobre como debería restaurarse la ciudad?

Anónimo dijo...

Estoy contigo anonimo3, que estos colores solo anulan la personalidad de la ciudad, teniendo en cuenta que el consorcio es una institución creada para promover y revitalizar el casco y no para que cada intitución campe a sus anchas. ¿ se pondrán de acuerdo el Ayuntamiento y el consorcio en dar licencias y como ejecutar las obras ?

Pedro Liñán de Riaza dijo...

Sin animo de entrar en polémica, en el nº 3 de la calle Carmelitas Descalzos se conserva un revoco muy similar con fecha 1699

Por la historia dijo...

La restauración de la torre responde a criterios emanados de la vigente Ley del Patrimonio Histórico Español que en su articulo 39.3 impone el respeto a las aportaciones de todas las épocas. El acabado de revoco de mortero de cal con fingido de fábrica de ladrillo a la almagra ( así es como se llama el "colorcillo ..."), se convirtió en una técnica habitual en el Toledo barroco, incluida la Iglesia de San Cipriano. La prueba de que está técnica fué la utilizada en la torre queda patente en las pocas áreas originales que se pudieron consolidar y que hoy aparecen con el color más apagado.
Los arquillos ciegos polilobulados fueron cegados al aplicarse el revoco, por lo que no habia un despiece del fingido en esta zona, siendo esta la razón por la que aparece visible la fábrica. Se decidió mostrar este aspecto formal de la torre sin "inventar" un fingido que cubriera este cuerpo, pues de hecho nunca existió.

Anónimo dijo...

¿Que Virgenes hay en esa iglesia?m gracias

Anónimo dijo...

Aunque veo que este debate surgió hace más de un año no puedo por menos que intervenir como historiador y arquitecto restaurador que trabaja en Italia. Una cosa es recuperar los coloridos revocos del XVII que efectivamente ocultaban el ladrillo y la piedra y otra es transformar una torre en un adefesio irreconocible. A mi juicio el problema de esta intervención, al margen de la teoría es la falta absoluta de gusto, algo que caracteriza a muchas de las restauraciones españolas de los últimos tiempos, desde luego a años luz de la cultura italiana del "intonaco", en la que los tonos, por muy fuertes que fueran, siempre se matizan y graduan para llegar a un punto de compromiso entre lo que fue, lo que ha sido y lo que queremos que sea. Por último felicitar encarecidamente al responsable de este Blog fascinante que en todos los sentidos es impecable.

Julio dijo...

Se que es de hace tiempo el hilo pero como conocedor de Toledo, como conocedor de la iglesia de su torre y de sus tejados que he pisado mas de una vez

indico que ciertamente la torre estaba e
revocada pero,
1 no todo en los revocos era del mismo color, tal y como se ve en las fotos antiguas

había zonas mas claras simulando el color del ladrillo en las esquinas y verdugadas,

y había zonas mas oscuras haciendo cajones cuadrados que quizás correspondiesen con el tono que se ha dado ahora, pero no entera

2 Se veía claramente al menos en las esquinas y verdugadas que el revoco era distinto al de los cajones centrales lo cual indica distinta época de realización

Sinceramente se están haciendo atrocidades en las restauraciones así donde antes solo había un tono obre ahora se están usando tonos amarillos vivos, donde solo había un tono rojizo se esta usando un tono rojo vivo.

cierto que antes también se usaron colores fuertes pero solo en detalles para romper la simpleza del conjunto. como esos cajones de la torre
ahora se tiende al esperpento

Julio dijo...

Se que es de hace tiempo el hilo pero como conocedor de Toledo, como conocedor de la iglesia de su torre y de sus tejados que he pisado mas de una vez

indico que ciertamente la torre estaba e
revocada pero,
1 no todo en los revocos era del mismo color, tal y como se ve en las fotos antiguas

había zonas mas claras simulando el color del ladrillo en las esquinas y verdugadas,

y había zonas mas oscuras haciendo cajones cuadrados que quizás correspondiesen con el tono que se ha dado ahora, pero no entera

2 Se veía claramente al menos en las esquinas y verdugadas que el revoco era distinto al de los cajones centrales lo cual indica distinta época de realización

Sinceramente se están haciendo atrocidades en las restauraciones así donde antes solo había un tono obre ahora se están usando tonos amarillos vivos, donde solo había un tono rojizo se esta usando un tono rojo vivo.

cierto que antes también se usaron colores fuertes pero solo en detalles para romper la simpleza del conjunto. como esos cajones de la torre
ahora se tiende al esperpento

y como han mencionado antes, el mudéjar toledano es eso TOLEDANO, no podemos buscarlo en Italia, ni en Francia, ni en Alemania Solo en Toledo

Olvidense de lo que hay en otros lados Toledo es y quiere seguir siendo Una ciudad UNICA

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall