domingo, 7 de junio de 2009

La Plaza y la Iglesia de San Justo

Mencionada en muchos antiquísimos documentos como Iglesia de Santiuste, la Iglesia de los Santos Justo y Pastor fue una de las parroquias latinas fundadas por Alfonso VI tras la toma de Toledo en 1085. Sus primeras menciones documentales datan de 1125 y corresponden a escritos mozárabes.
Reformada en los siglos XIV, XV, XVII y XVIII, su aspecto actual es básicamemente barroco aunque conserva valiosos elementos mudéjares y renacentistas. De entre los elementos más antiguos de la iglesia destaca sobremanera la Capilla del Corpus Christi, con valiosas yeserías, azulejerías y un precioso artesonado de madera.
También es digno mencionar en su interior el enterramiento del célebre arquitecto bretón Juan Guas y su mujer, con una pintura que los representa.
La Iglesia da también el nombre a la recoleta plaza que se sitúa a sus pies y que alberga algunos edificios de interés, como son el Palacio de Amusco y el Antiguo Sanatorio Soliss. Este pequeño hospital es para mí un lugar especial pues en él se sitúan algunos de mis primeros recuerdos más o menos nítidos: allí fui operado de anginas. Pese a ser muy pequeño cuando aquello sucedió, recuerdo bien sus blancas paredes y su patio interior. También esta plaza evocará siempre en mi recuerdo a nuestra querida Crescen, que tenía aquí su humilde hogar, no lejos de la tienda de Fermín.
El sanatorio Soliss era en realidad un caserón de estilo neoclásico del siglo XVIII, propiedad de la familia Robles González. En la actualidad, el edificio alberga viviendas de lujo tras haber sido recientemente restaurado.
Las imágenes más antiguas de la Plaza y la Iglesia de San Justo datan del siglo XIX: en las imágenes de Charles Clifford y Jean Laurent de 1857 y 1872 respectivamente tomadas desde el Valle se ve asomar entre las casas bajo el Alcázar la torre barroca de la iglesia, mientras que en la fotografía tomada por Casiano Alguacil se observa una plaza carente de arbolado y con una minúscula fuente.
Iglesia de San Justo en 1857. Foto Charles Clifford (Detalle)
Iglesia de San Justo en 1872. Fotografía de Jean Laurent (detalle). Archivo Ruiz Vernacci
Plaza e Iglesia de San Justo (Toledo) en el siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil

A principios del siglo XX fue tomada esta preciosa foto de la plaza y la iglesia bajo la nieve. Pertenece al fondo Rodríguez pero bien pudo ser tomada por D. Pedro Román Martínez, pues este genial fotógrafo vivía en esta plaza y la imagen está tomada desde una vivienda. Por la fecha y por su excelente calidad, la fotografía a buen seguro fue tomada por Don Pedro:
Plaza e Iglesia de San Justo (Toledo) bajo la nieve a principios del siglo XX. Fondo Rodríguez

Las que sí fueron con absoluta seguridad tomadas por don Pedro Román son estas preciosas fotografías de la plaza y la iglesia en un día de procesión y en las fiestas de San Antonio de Padua:
Plaza e Iglesia de San Justo en un día de procesión a principios del siglo XX. Fotografía de Pedro Román Martínez. Diputación de Toledo
Celebración del novenario de San Antonio de Padua en la Plaza de San Justo a principios del siglo XX. Fotografía de D. Pedro Román Martínez. Diputación de Toledo, Centro de Estudios Juan de Mariana

Una de las estampas más típicas en los inicios del siglo XX fue la torre de la Iglesia de San Justo vista desde la Cuesta del mismo nombre:
Iglesia de San Justo hacia 1900. Fotografía de Hauser y Menet
Iglesia de San Justo (Toledo) antes de 1910
Iglesia de San Justo (Toledo) a inicios del siglo XX. Legado Layna Serrano, Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara
Iglesia de San Justo (Toledo) a inicios del siglo XX
Iglesia de San Justo (Toledo)
Iglesia de San Justo (Toledo)
Niño aguador junto a la Iglesia de San Justo. Foto Rodríguez
Iglesia de San Justo a principios del siglo XX
Iglesia de San Justo (Toledo). Fondo Rodríguez
Cristo de la Misericordia o de las cuchilladas en la Iglesia de San Justo

La casa de postales Purger fue una de las primeras en colorear fotografías reales. Son fotos en blanco y negro coloreadas y no deben confundirse con los autocromos (primeras imágenes a verdadero color).
Iglesia de San Justo (Toledo). Postal coloreada de Purger & co.

A mediados de siglo, mi abuelo Eduardo Butragueño Bueno se unió a la lista de fotógrafos que retrataron la Iglesia de San Justo:
Iglesia de San Justo (Toledo) en febrero de 1963. Fotografía de Eduardo Butragueño Bueno

Justo desde este lugar, pero orientadas al revés, fueron tomadas estas fotografías de la aterrada población civil en los tristes días de la Guerra Civil:
Población civil agrupada en la Cuesta de San Justo de Toledo durante la Guerra Civil. Fondo del Estudio Fotográfico Alfonso. Archivo General de la Administración. Ministerio de Cultura
Población civil agrupada en la Cuesta de San Justo de Toledo durante la Guerra Civil. Fondo del Estudio Fotográfico Alfonso. Archivo General de la Administración. Ministerio de Cultura

En cuanto a la plaza en sí, las fotografías de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX ya muestran cierto arbolado (casi seguramente parecen acacias péndulas del Japón o Sophora japonica pendula, en contraposición con las actuales sóforas normales). También podemos ver la entrada al palacio de los Robles González, más tarde convertido en Sanatorio Soliss:
Plaza de San Justo de Toledo a finales del siglo XIX. Fotografía de Alexander Lamont Henderson
Plaza de San Justo (Toledo) a principios de siglo, antes de 1914. Foto Rodríguez
Plaza de San Justo (Toledo) antes de 1914
Plaza de San Justo (Toledo) a inicios del siglo XX
Plaza de San Justo hacia 1900. Fotografía de Hauser y Menet
Plaza de San Justo (Toledo). Fondo Rodríguez
Plaza de San Justo en 1917. Fotografía de E. Molina
Procesión de San Antón en la Plaza de San Justo en 1924. Fotografía de Villalba Alexandre para La Esfera

En lo relativo a la célebre capilla del Corpus Christi, fue fotografiada a finales del siglo XIX y a inicios del XX:
Capilla del Corpus Christi de la Iglesia de San Justo de Toledo en el siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil
Capilla del Corpus Christi de la Iglesia de San Justo (Toledo). Fotografía de M. Moreno, Fototeca de la Universidad de Sevilla
Capilla del Corpus Christi de la Iglesia de San Justo (Toledo)

De esta capilla dijo Don Emilio Castelar que era "el camarín de una sultana". El Padre Fidel Fita Colomé fue el primero en descubrir en 1892 en el zócalo la inscripción latina que dice: O, fortuna levis, cito das et citior tollis (Oh, fortuna ligera, pronto das y más pronto quitas). En este enlace está el documento completo de transcripción de las inscripciones descubiertas por el padre Fita.
Capilla del Corpus Christi de la Iglesia de San Justo de Toledo en 1918. Revista La Esfera. Foto Villalba
Artesonado de la Capilla mudéjar del Corpus Christi, principios siglo XX

A principios del siglo XX fueron fotografiadas las pinturas de las sepulturas de Juan Guas y su mujer Mari Alvares en la Capilla del Cristo de la Columna de la Iglesia:
Retratos de Juan Guas, Arquitecto de San Juan de los Reyes, y de su hijo en la Capilla del Cristo de la Columna en la Parroquia de San Justo a principios del siglo XX.
Retratos de Mari Alvares, mujer de Juan Guas, y de su hija en la Capilla del Cristo de la Columna en la Parroquia de San Justo a principios del siglo XX
Capilla del Cristo en la Columna de la Iglesia de San Justo de Toledo en el siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil
Portada de la Capilla del Cristo de la columna, principios del siglo XX

El friso desmontado también fue fotografiado (la transcripción es: Esta capilla mando fazer el honrado jua guas mstro mior de la sta iglia//De tº mstro mior de las obras del rey don ferndo//é de la reina doña isabe el qual fizo a st jua de los reies esta cpilla//fizo mari albars su muger i acabose el año mcccc-cvii):
Friso (desmontado) de la Capilla del Cristo de la columna, principios del siglo XX

En cuanto al resto del interior de la iglesia, decir que también existen fotografías de finales del XIX o principios del XX:
Iglesia de San Justo (Toledo) a principios del siglo XX
Iglesia de San Justo (Toledo) a principios del siglo XX
Iglesia de San Justo (Toledo) a principios del siglo XX

Del mismo modo, fueron fotografiados el ábside y la parte trasera de la Iglesia:
Iglesia de San Justo de Toledo a finales del siglo XIX. Fotografía de Alexander Lamont Henderson
Parte trasera de la Iglesia de San Justo de Toledo en el siglo XIX. Fotografía de Casiano Alguacil
Ábside de la Iglesia de San Justo, principios siglo XX
Parte trasera de la Iglesia de San Justo a principios del siglo XX

Esta imagen de la iglesia es ya de mediados de los años 70:
Iglesia de San Justo hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo

Este es el aspecto de la Iglesia de San Justo en la actualidad desde la plaza:
Torre de la Iglesia de San Justo, Toledo.

La Plaza y la Iglesia de San Justo en Google Maps:

Ver Toledo Olvidado en un mapa más grande

6 comentarios

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

De nuevo, quiero agradecer a Pedro Liñán de Riaza y a Maribel Pérez del Pino la valiosísima colaboración en forma de fotografías e información. Gracias a gente como ellos, este blog está siempre en permanente actualización.

Capuleto Padre dijo...

Muy buena esta entrada, tengo pocos sitios de Toledo almacenados en mi cabeza y este es uno de ellos, estupenda, como siempre. Gracias y a seguir así de bien

El Mahometano dijo...

Agradable el encuentro con su blog señor, un perfecto rincon para el interesado en la historia, es maravilloso encontrar personas que amen tanto su historia y cultura. Un abrazo

Anónimo dijo...

La foto de la Iglesia de San Justo desde la Plaza, como actual, no se ajusta a la realidad pues es anterior a su restauración. Un pequeño error en uno de los mejores blogs sobre Toledo que existen. Mi enhorabuena a su autor

Garrofa dijo...

Hola Edu.
Una foto moderna, con ciertos contrastes de colores al atardecer veraniego, la puedes tomar de http://www.flickr.com/photos/33831017@N00/566356993/

Muy buenos los datos históricos.
Y ¿sabes algo respecto de las pinturas cubiertas en la última remodelación? Decían que simulaban fantasmas y se visitaban en las rutas mágicas que hubo hace tiempo.

Bueno, nos vemos callejeando.

Anónimo dijo...

Lamento deilusionarle al decirle que no se taparon ninguna de las pinturas, al contrario se sacaron a la luz las existentes y ocultas a la vista hasta ahora.
Como reclamo publicitario me parece divertido.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall