domingo, 11 de septiembre de 2016

La Sinagoga del Tránsito en 1935 fotografiada por el gran Abraham Pisarek

El fotógrafo alemán Abraham Pisarek nació en el seno de una familia judía el 24 de diciembre de 1901 en Przedbórz (Polonia) y falleció el 24 de abril 1983 en Berlín Occidental (República Federal Alemana). Hacia 1918 se trasladó a Alemania y en 1924 se mudó a Palestina.
Abraham Pisarek
En 1928 regresó a tierras germanas instalándose en Berlín y formándose como fotógrafo. Pronto publicó imágenes en Illustrierte Zeitung y en prensa judía. Colaboró con el gran John Heartfield y entabló amistad con Max Liebermann, frecuentando los círculos de artistas y escritores durante la República de Weimar. Con la llegada del partido nazi al poder tras las elecciones de 1933, se le prohibió fotografiar salvo en trabajos difundidos exclusivamente para la comunidad judía. A partir de entonces trabajó como fotógrafo de periódicos judíos, colaborando clandestinamente con medios antifascistas lo que le llevó a repetidos arrestos y citaciones ante la Gestapo. En 1935 visitó Toledo, tomando bellas fotografías de la Sinagoga del Tránsito, a donde acudió a buen seguro por motivos religiosos. En 1936 es expulsado de su vivienda junto con su mujer y sus dos hijos. En los años 40 fue confinado en un campo de trabajo, realizando tanto tareas de intérprete para presos polacos y soviéticos como trabajos forzados. Tras fracasar en un intento de fuga a EE.UU., fue liberado en 1943 gracias a las célebres Protestas de Rosenstrasse en las que mujeres arias reclamaban la libertad de sus maridos judíos, encontrándose entre ellas su mujer Gerda. Después de la guerra trabajó como intérprete para la administración militar soviética en Berlín y retomó su actividad como reportero, documentado de esta manera el establecimiento de la República Democrática Alemana en la zona ocupada por los soviéticos. Sus fotos más famosas fueron la serie de imágenes del apretón de manos de Otto Grotewohl y Wilhelm Pieck en el Congreso de la Unidad del Partido Socialista Unificado de Alemania del Este en 1946.
Apretón de manos entre Wilhelm Pieck (izquierda) y Otto Grotewohl durante el congreso donde se formó el SED en abril de 1946. Foto de Abraham Pisarek (Bild 183-W0910-305)

Retrató a artistas como Helene Weigel, Thomas Mann y Hanns Eisler. Desde finales de la década de 1950 se dedicó casi exclusivamente a la fotografía de obras de teatro. Murió en 1983 en Berlín Occidental. Como decía anteriormente, en 1935 visitó Toledo a buen seguro atraído por sus raíces judías y tomó dos preciosas fotos de la Sinagoga del Tránsito. A la belleza de las fotografías se añade alguna curiosidad, como por ejemplo la presencia de los enterramientos y la sillería de madera, testigos de su uso como templo cristiano posterior a la expulsión de los judíos. Esos enterramientos y sillería fueron retirados de esta ubicación en reformas posteriores.
Sinagoga del Tránsito en 1935, fotografía de Abraham Pisarek, propiedad de AKG images

La imagen exterior es también muy bella, y podemos decir que es de esos lugares de la ciudad que apenas ha cambiado, por lo que, salvo el coche de época (un ómnibus, parece), podría tratarse de una fotografía tomada en nuestros días:
Sinagoga del Tránsito en 1935, fotografía de Abraham Pisarek, propiedad de AKG images

Como veis, un par de imágenes muy especiales, sobre todo teniendo en cuenta la biografía del autor con sus duros avatares, sufridos tan solo por profesar una religión. Dedico esta entrada como humilde homenaje a todos aquellos judíos que padecieron la barbarie del nazismo, especialmente a aquellos como Abraham Pisarek que de un modo u otro sintieron la llamada de Toledo como cuna de sus ancestros de Sefarad.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall