sábado, 26 de julio de 2014

La Venta del Alma

Antes de la llegada de los modernos medios de transporte dotados de motor de explosión, todas las vías de comunicación importantes en Castilla estaban jalonadas de ventas: típicos establecimientos que ofertaban -entre otras cosas- comida y alojamiento a los viajeros.
En la ciudad de Toledo existieron hasta no hace tanto bastantes ventas en los caminos que se dirigían -o procedían, según se mire- a las diferentes comarcas que rodean la ciudad. Una de las comarcas que más tráfico de personas aportaba era la de los Montes de Toledo, histórica suministradora de los recursos que allí abundaban como eran la leña o el carbón.
Los caminos y vías pecuarias que procedían de esta entrañable comarca llegaban a Toledo principalmente desde el suroeste y confluían en las inmediaciones del Puente de San Martín tras atravesar la zona de los cigarrales, que en buena medida puede considerarse el límite de esta comarca. Era por tanto una zona de gran tránsito que debía dar servicio a los arrieros, carboneros, trajinantes, pastores, recaudadores, clérigos, marchantes y demás viajeros por lo que se concentraban varios establecimientos como la Venta de Caravantes, la Venta Carranza o la Venta del Alma.
Esta última es sin duda la más bella de todas y la que más historia acumula y bien merecía hace tiempo una entrada específica en el blog dedicada a ella.
Parece que ya en el siglo XVII se dedicaba a dar servicio a carboneros monteños, si bien el edificio que ha llegado a nuestros días es muy probable que fuese levantado en 1846.
Por lo general, al hablar de esta venta, se han escrito en los últimos tiempos algunos textos sin demasiado rigor. Uno de ellos atribuye a Benito Pérez Galdós su denominación, pero sin embargo al investigar sobre ello he podido comprobar que su nombre debe venir de más atrás. Y lo más bonito de todo ello, es que he podido recuperar una "nueva" -es un decir- leyenda toledana ligada a la Venta del Alma. Fue publicada nada menos que en septiembre de 1891 en "El Correo Militar" por Adrián García Age, de quien solo he podido averiguar que era miembro de la Sociedad Colombina Onubense y profesor en la escuela de artes y oficios de aquella ciudad. La leyenda es preciosa y desconocidísima, y viene a dar explicación al nombre del lugar:
"La Venta del Alma", leyenda toledana publicada por Adrián García Age el 7 de septiembre de 1891 en "El Correo Militar".
"La Venta del Alma", leyenda toledana publicada por Adrián García Age el 7 de septiembre de 1891 en "El Correo Militar". (2)
"La Venta del Alma", leyenda toledana publicada por Adrián García Age el 7 de septiembre de 1891 en "El Correo Militar". (3)
"La Venta del Alma", leyenda toledana publicada por Adrián García Age el 7 de septiembre de 1891 en "El Correo Militar". (4)
"La Venta del Alma", leyenda toledana publicada por Adrián García Age el 7 de septiembre de 1891 en "El Correo Militar". (5)
"La Venta del Alma", leyenda toledana publicada por Adrián García Age el 7 de septiembre de 1891 en "El Correo Militar". (6)
"La Venta del Alma", leyenda toledana publicada por Adrián García Age el 7 de septiembre de 1891 en "El Correo Militar". (7)

Las primeras fotografías del edificio, tomadas a finales del XIX y comienzos del XX nos muestran la típica venta castellana, humilde pero pintoresca, en la que destacaban sus porches exteriores:
Venta del Alma hacia 1900. Foto de Pedro Román ?
Cura en un borrico junto a la Venta del Alma a comienzos del siglo XX. Colección Luis Alba
Venta del Alma a comienzos del siglo XX
Pastores descansan junto a la Venta del Alma a principios del siglo XX. Fotografía de D. Pedro Román Martínez. Diputación de Toledo, Centro de Estudios Juan de Mariana
Arriero junto a la Venta del Alma a principios del siglo XX. Fotografía de D. Pedro Román Martínez. Diputación de Toledo, Centro de Estudios Juan de Mariana
Romería de la Virgen de la Cabeza a principios del siglo XX. Fotografía de D. Pedro Román Martínez. Diputación de Toledo, Centro de Estudios Juan de Mariana

Es un lugar con amplias resonancias literarias. Como decía al comienzo, se ha escrito que Galdós le dio el nombre -lo cual parece falso- pero sí es cierto que el genio canario estuvo en este lugar, y probablemente se alojó en la venta alguna vez. Aparece citada al menos tres veces en su novela Ángel Guerra y, consciente de su cariño a este lugar, su amigo el excelso pintor Ricardo Arredondo le regaló un cuadro titulado "La Venta del Alma" que Galdós colocó en su casa de "San Quintín" en Santander. En el reverso del lienzo escribió: "A Benito P.Galdós / su admirador / R. Arredondo". El cuadro incluye un autorrerato de Arredondo a caballo:
"La Venta del Alma por Ricardo Arredondo. En realidad se trata de otra venta

Sin embargo he podido averiguar que Arredondo "engañó" a Galdós, pues no pintó La Venta del Alma sino otra venta de Toledo. Para afirmar esto me baso en las fotografías de Pedro Román Martínez de esta otra venta -que no he logrado identificar exactamente, por lo que agradezco cualquier pista o información al respecto- en las que se observa que el edificio dibujado por Arredondo no se trata de la verdadera Venta del Alma pese a tener grandes similitudes constructivas. Me inclino a pensar que esta otra venta se situaba más alejada del centro urbano, tal vez en dirección a Layos o a la Bastida (Actualización Diciembre de 2014: finalmente he podido descubrir que se trataba de la casa de los cigarraleros del Cigarral El Bosque):
Venta en Toledo a comienzos del siglo XX. Fotografía de Pedro Román Martínez. Centro de Estudios Juan de Mariana. Diputación de Toledo
Niños en una venta hacia 1910. Fotografía de Pedro Román Martínez (c) JCCM, AHP, Fondo Rodríguez. Signatura R-128-2-03

Pero no quedan aquí las resonancias literarias de esta Venta del Alma, sino que en 1929 Félix Urabayen se atrevió a afirmar que junto a ella se situaba el lugar en que Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita, tuvo los escarceos amorosos que le llevaron a prisión en Toledo por orden del cardenal Gil de Albornoz, encierro que dio lugar nada menos que al Libro del Buen Amor:
Cita de la venta del Alma por Félix Urabáyen en El Sol el 16 de julio de 1929

Circulan asimismo unos versos al parecer dedicados en el siglo XVII a este emblemático lugar, y que dicen así:

Gracias Venta del Alma

¡Quién lo dijera!
que en la Venta del Alma
la mía perdiera.
¡Quién lo pensara!
quien por nada del mundo
su alma vendiera,
en la Venta del Alma la regalara.
¡Quién lo dijera!
que una sonrisa
y una mirada de unos ojos azules
bastante fuera
a agitar de esa forma toda mi alma.
¡Quién lo pensara!
que en una noche tibia
-media luna rojiza
y el aire en calma-
mi alma
tanto tiempo dormida
resucitara.


En 1965 el estado de la venta era de semiruina, por lo que el Estado decidió tomar cartas en el asunto, como el gran Luis Moreno Nieto se encargó de informar en las páginas de La Vanguardia y de ABC en el verano de aquel año:
Noticia sobre la rehabilitación de la Venta del Alma. La vanguardia española de Barcelona, 25 julio 1965
Noticia sobre la rehabilitación de la Venta del Alma. ABC 29 septiembre de 1965
Venta del Alma antes de su restauración

Durante algunos años más la venta fue testigo del trajinar de arrieros y pastores, hasta que poco a poco el tráfico motorizado fue ganando la partida:
Arriero en las cercanías de La Venta del Alma, Toledo.
Venta del Alma hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo
Ermita de la Cabeza a comienzos del siglo XX. Foto Rodríguez
Ermita de la Cabeza hacia 1970. Colección Luis Alba. Ayuntamiento de Toledo

En la actualidad se encuentra muy bien restaurada y alberga un concurrido bar de copas. Ojala esta entrada sirva para que al menos una porción de las personas que visitan este local sepan valorar la historia del paraje y la leyenda que existe ligada a él. Para terminar, os dejo que la definición que el propio Moreno Nieto escribió de las ventas toledanas en su diccionario enciclopédico de la provincia de Toledo...una verdadera delicia de obra:
Descripción de las Ventad de Toledo por Luis Moreno Nieto en el diccionario de la provincia de Toledo. Revista provincia 1974 2
Descripción de las Ventas de Toledo por Luis Moreno Nieto en el diccionario de la provincia de Toledo. Revista provincia 1974 2

La Venta del Alma en Google Maps:

Ver Toledo Olvidado en un mapa más grande

2 comentarios

Anónimo dijo...

Además de lo que ya dices del autor, puede dar más luz sobrecsu origen el laismo del texto

Enhorabuena por tu blog

Manuel Martinez dijo...

Que magnifico reportaje y cuantos datos nuevos aportas. Mi mas cordial enhorabuena. Manuel

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall