domingo, 23 de febrero de 2014

La Escuela Normal de Magisterio de la Vega o un "edificio fantasma"

En Toledo es muy habitual encontrar edificios con una larga historia entre sus muros. Son centenares los casos de construcciones civiles, militares y religiosas que poseen siglos de antigüedad, y casi parece que una de las características que definen a Toledo es que cualquier edificio aquí construido tiene vocación de perpetuarse en el tiempo por centurias. Hoy, sin embargo, vamos a ver la breve historia de un enorme edificio construido en un lugar emblemático de la ciudad cuya vida no llegó a alcanzar los 25 años. Estoy hablando de la Escuela Normal de Magisterio que se levantó enfrente del Paseo de Merchán entre 1929 y 1952 en el hoy denominado Paseo de Sisebuto.
La Escuela Normal de Magisterio nació en Toledo en septiembre de 1845 dentro de un plan nacional destinado a la creación de este tipo de centros. Fueron varias las ubicaciones de esta escuela en la ciudad, hasta que en los años 20 del siglo XX bajo la dirección de Elvira Méndez de la Torre se plantea la necesidad de construir un edificio nuevo que acogiera estas enseñanzas. Se barajaron varias posibles ubicaciones. Tras varias propuestas infructuosas, en 1928 una comisión formada por la propia Elvira Méndez y la gran Mercedes Wehrle -tía de otra gran maestra de igual nombre y de entrañable recuerdo para mi familia- se persona en el ministerio y obtienen la promesa de tener un proyecto en firme para diciembre de ese año. Así fue, y los hechos se precipitaron de tal modo que el 24 de marzo del año siguiente -1929- se procedía en un acto solemne a colocar la primera piedra de la nueva escuela en la Vega Alta de la ciudad frente al Paseo de Merchán y la Puerta de Bisagra. El acto lo presidió el ministro de Instrucción Pública acompañado de todas las autoridades y de una radiante Elvira Méndez que leyó unas cuartillas en el acto. En una caja de hierro se introdujo un acta así como la prensa local de la época y diversas monedas. Tras el acto la comitiva acudió a un banquete en el célebre Hotel Castilla:

Colocación de la primera piedra de la Escuela Normal de Magisterio de la Vega el 24 de marzo de 1929. Extraída de un artículo de D. Ramón Sánchez González
Colocación de la Primera Piedra de la Escuela Normal de Magisterio de la Vega el 24 de marzo de 1929 © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Signatura Album4-1450
Colocación de la Primera Piedra de la Escuela Normal de Magisterio de la Vega el 24 de marzo de 1929 © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Signatura Album4-1448
Colocación de la primera piedra de la Escuela Normal de Magisterio de la Vega el 24 de marzo de 1929 publicada el 7 de abril en La Hormiga de Oro
Acto de colocación de la primera piedra de la Escuela Normal de Magisterio de la Vega el 24 de marzo de 1929. Foto Rodríguez
Noticia de la colocación de la primera piedra de la Escuela Normal de Magisterio de la Vega en el diario ABC del 26 de marzo de 1929

Las obras, iniciadas en tiempo de la dictadura de Primo de Rivera, se prolongaron varios años siendo finalizadas ya durante la II República. El traslado se produjo en el curso 1934-35 tras un largo y complicado proceso para finalizar el edificio y dotarlo del equipamiento necesario.
Escuela Normal de Magisterio hacia 1931 © Fondo Rodríguez. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Archivo Histórico Provincial
Escuela Normal de Magisterio de la Vega hacia 1935. Extraída de un artículo de D. Ramón Sánchez González
Escuela Normal de Magisterio de Toledo

Escuela Normal de Magisterio de Toledo
Vista aérea del Hospital Tavera, el Paseo de Merchán y la antigua Escuela Normal de MAgisterio (demolida a mediados del siglo XX) a inicios del siglo XX
Toledo  en 1935. Fotografía Josep Gaspar i Serra © Arxiu Nacional de Catalunya. Signatura ANC1-23-N-1539
Vista aérea de Toledo con la Escuela Normal de Magisterio aún en pie

Por desgracia muy pronto estalló la guerra civil y el edificio debió sufrir bastantes daños a tenor de diversa documentación. Tras la contienda sirvió como cuartel de infantería hasta el curso 1947-48, fecha en que volvió a su uso original denominada como Escuela de Magisterio Primario de la Vega Alta, llamándose a la sección masculina "San Ildefonso" y a la femenina "Santa Teresa de Jesús".
Desgraciadamente el edificio había sido construido en un terreno muy inestable y con una muy deficiente cimentación por lo que ya en 1949 su estado era calificado como "lastimoso". En 1952 se iniciaron las tareas de derribo del edificio y la escuela se trasladó a la Escuela de Artes y Oficios. Antes se habían barajado otras opciones, como por ejemplo usar la parte más estable del edificio, que en estas imágenes aparece cortado por la mitad.
Escuela Normal de Magisterio por Eileen Darby hacia 1950
Vista del Puente de Alcántara y la Escuela Normal de Toledo durante su demolición

Las tareas de demolición se demoraron bastantes años, siendo aún posible ver el edificio partido por la mitad en esta foto de 1964:
Restos de la Escuela Normal de la Vega y al fondo el Hospital de Tavera desde la Puerta del Sol.  Fotografía de 1964. Archivo Municipal de Toledo

Poco después, hacia 1965, el derribo fue completo poniéndose así punto y final a la breve historia de uno de los edificios más efímeros de Toledo, hasta el punto de que hoy podría considerársele como un "edificio fantasma" que aparece en contadas imágenes de aquella época que hoy he intentado traeros para, en la medida de lo posible, recuperar su memoria. Espero que os haya gustado.

- Para saber más: "La Escuela Normal Superior de Maestras de Toledo (1900-1953)" por Ramón Sánchez González.

5 comentarios

Javier de la Puerta dijo...

Creo que el edificio rompía el paisaje, interponiéndose entre la ciudad antigua y el Hospital de Tavera. Creo que no fue una gran pérdida para Toledo.

reimonalbert dijo...

Es cierto , rompía el paisaje de la misma manera que lo rompe todavía el seminario nuevo

Anónimo dijo...

si, rompe el paisaje, pero imaginaos, como se pondrían cuando empezaron a construir la catedral porque teniendo en cuenta todas las edificciones de la época, la catedrla podría ser un "pegote" para los de aquellos tiempos...

Glorieta dijo...

Es curioso cómo para la corta vida que tuvo, el edificio parece que sufrió una ampliación ya que en las fotos se observa como las cuatro torres de las esquinas tienen distinta altura en diferentes momentos. Supongo que en la reconstrucción del mismo después de la guerra se añadiría otra altura mas alas mismas. El edificio original no resulta tan desproporcionado y daría monumentalidad a la entrada de Toledo por esa parte.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Glorieta, observando las fotos creo que más que una ampliación el edificio sufrió el rebaje de sus cuatro torres, probablemente tras la guerra civil y con el objetivo de reducir el peso que sus deficientes cimientos debían soportar.
Un abrazo y gracias a todos siempre por vuestros comentarios en todas las entradas del blog.

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall