sábado, 16 de marzo de 2013

Toledo en 1854 fotografiado por Alphonse De Launay: nuevos descubrimientos

Hace unos meses tuve el inmenso placer de poder ofreceros la primera fotografía panorámica que se conoce tomada desde el Valle. Era obra de Alphonse De Launay en 1854, un autor hasta hace muy pocos años desconocido y que desde que sus descendientes se decidieran a dar a conocer su legado se ha convertido en uno de los más cotizados en los mercados de subastas y coleccionismo por la antigüedad, belleza y rareza de sus fotografías. Aquella primera fotografía pude ofrecérosla gracias a la generosidad del coleccionista parisino Serge Kakou:
Vista de Toledo desde la Ermita del Valle en 1854 por Alphonse De Launay. Cortesía de Serge Kakou

Poco después me llevé una de las mayores alegrías desde que creé este blog: se puso en contacto conmigo el coleccionista toledano Jaime Moraleda para ofrecerme poder publicar una copia de una imagen que él había adquirido de Alphonse De Launay. De este modo, la hasta ahora más antigua fotografía conocida del Artificio de Juanelo y el Castillo de San Servando pudo ser publicada en el libro de Toledo Olvidado, concretamente en la página 25. Se trata de una de las fotografías que me consta está siendo más valorada y admirada del libro pues es de gran belleza y rareza. Es una fotografía que posee una fuerza visual muy grande, especialmente cuando es contemplada en papel. Hoy os la muestro en el blog como acto público de agradecimiento a Jaime Moraleda por su generosidad totalmente desinteresada que nos permite a todos admirar esta maravilla 159 años después de ser tomada. Quisiera destacar el bajísimo nivel de las aguas del Tajo en aquel año de 1854, que dejaba a la vista casi por completo el azud situado junto al Artificio. Aunque ya en otras ocasiones lo he comentado, el nivel del río en Toledo antes de la construcción de los grandes embalses tenía esta enorme variabilidad, desde grandes crecidas a episodios de severas sequías en las que el río casi desaparecía. Es destacable también la absoluta ausencia de vegetación:
Artificio de Juanelo y Castillo de San Servando en 1854. Fotografía de Alphonse De Launay © Colección de Jaime Moraleda

Pero hay más buenas noticias relacionadas con las fotografías de este pionero tomadas en Toledo. En las últimas semanas han sido sacadas a subasta -a precios astronómicos- otras dos imágenes suyas. Una de ellas es esta vista del Puente de Alcántara y el Alcázar, muy similar a la que tomase el irlandés Edward King Tenison dos años antes. En esta vista de De Launay, al contrario que en la de Tenison, puede atisbarse a la izquierda el Artificio de Juanelo. Se ven también con claridad los restos del Convento del Carmen Calzado y la Plaza de Armas de Puente de Alcántara, con la Puerta de San Ildefonso y la primitiva puerta de Alcántara aún en pie. Una auténtica gozada de fotografía:
Puente de Alcántara y Alcázar en 1854. Fotografía de Alphonse De Launay

La otra imagen que ha aparecido es esta vista frontal de la fachada del Hospital de Santa Cruz en los años en los que casi acababa de estrenar su uso como escuela militar, germen de la actual Academia de Infantería. Bellísima toma también esta:
Hospital de Santa Cruz en 1854. Fotografía de Alphonse De Launay

Estamos por tanto ante el asombroso descubrimiento con cuentagotas del trabajo de este genio con un retardo de más de siglo y medio. Una espera que sin lugar a dudas ha merecido la pena a la vista de las fotografías. Y lo mejor de todo, una paulatina revelación de su obra que a buen seguro aún nos deparará sorpresas de las que espero informaros en el futuro.
Con el deseo de que estas maravillas os gusten tanto como a mí, reitero de nuevo mi agradecimiento a Jaime Moraleda por su generosidad.

5 comentarios

GUADALUPE ALVAREZ dijo...

Que maravilla!!! gracias edu

Paco de la Torre dijo...

Espectaculares imágenes que están en un lugar privilegiado de la fotohistoria de Toledo. Gran entrada Eduardo

José María Moreno Santiago dijo...

4 fantásticas fotografías para la historia. Con un detalle y definición superior al de Tenison.
Me he pasado un rato largo repasando las ventanas del Convento del Carmen, con las que intenté cuadrar uno de los posibles trazados del artificio: http://www.gigapan.com/gigapans/90794.
Muchas gracias, Eduardo.

David Utrilla Hernández dijo...

Pura arqueología fotográfica de la ciudad. Es asombroso. Siempre me llama la atención el estado desértico que existía en esa época, ni un sólo árbol, ni malas ni buenas hiervas...por no haber no hay ni nubes. Curioso.

Anónimo Castellano dijo...

Interesantísimas fotos de un fotógrafo efectivamente desconocido. Ojalá vayan saliendo más joyitas suyas de algún archivo fotográfico.

Un saludo,
Anónimo Castellano

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall