domingo, 17 de mayo de 2009

Toledo tras el Asedio del Alcázar

Continuando con la serie de entradas dedicadas a la Guerra Civil en Toledo, hoy voy a traeros imágenes de los días que siguieron al Asedio del Alcázar. Se trata de fotografías básicamente tomadas en el otoño de 1936 y principios de 1937. Una gran parte de ellas forman parte de la serie que tomara el alemán Erich Andres, nacido en Leipzig en 1905 y fallecido en Hamburgo en 1992. Fue tal vez el único fotógrafo profesional que tomara imágenes de la Guerra Civil Española desde el punto de vista del ejército nacional, a diferencia de los famosos reportajes que desde el lado republicano hicieran fotógrafos como Robert Capa, Hans Namuth, Georg Reisner, Gerda Taro o David Seymour.
Erich Andres trabajaba como fotógrafo para la agencia oficial de noticias alemana durante el III Reich, razón por la que se desplazó a España al iniciarse el conflicto. Tomó 2.649 fotografías en el recorrido que realizó en nuestro país y que comenzó en La Coruña, retratando el ambiente de las ciudades de la retaguardia franquista, así como los principales monumentos de pueblos y ciudades tras ser ocupadas por el ejército de Franco. Este archivo fue vendido en 1994 por su viuda, Hildegard Andres, a la compañía Central Order, a la que sucedió Content Mine International AG, que en 2004 lo ofreció al Ministerio de Cultura, que finalmente aceptó la compra depositándolo en el Archivo General de la Guerra Civil Española. Tras su digitalización, el archivo está disponible en el Portal de Archivos Españoles del Ministerio de Cultura.
Su vida fue azarosa: hacia 1920 se forma como tipógrafo; en 1923 pierde su trabajo y abandona la casa de sus padres en Dresde; en 1927 gana un concurso fotográfico en Hamburgo y comienza su vagabundear por el sur de Europa; en 1931 fue rechazado en la Escuela Superior de Arte de Lerchenfeld; en 1932 se producen sus comienzos como reportero autodidacta y amateur en Hamburgo, sin cursar ningún estudio sobre fotografía, realizando reportajes fotográficos en innumerables periódicos de Hamburgo; tras el viaje a España en la Guerra Civil, trabajó como fotógrafo de la Luftwaffe en la Compañía de Propaganda; tras la derrota de Hitler es excarcelado de un Campo de Detención, comenzando una vida normal jalonada con algunas publicaciones y exposiciones.
Sus fotos en Toledo fueron tomadas en septiembre y octubre de 1936 y retratan una ciudad desolada tras los meses del asedio. La mayoría de ellas corresponden al Alcázar (o lo que quedaba de él):
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Prisioneros desescombran el Alcázar de Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Prisioneros desescombran el Alcázar de Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Preparación de comida para los caballos en el Alcázar de Toledo. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Preparación de comida para los caballos en el Alcázar de Toledo. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Prisioneros desescombran el Alcázar de Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

Desde la destruida fortaleza las vistas de la ciudad ofrecían un paisaje de devastación entre la belleza de los monumentos:
Vista de Toledo devastada desde el Alcázar Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Vista de Toledo devastada desde el Alcázar Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Vista de Toledo devastada desde el Alcázar Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Vista de Toledo devastada desde el Alcázar Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Vista de Toledo devastada desde el Alcázar Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Viviendas destrozadas en Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Vista de Toledo devastada desde el Alcázar Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Alcázar de Toledo destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Viviendas destrozadas en Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Viviendas destrozadas en Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

Las consecuencias de las voladuras de las minas republicanas eran aún examinadas. Aparecieron los restos metálicos de un camión en un patio toledano que no consigo identificar pero que supongo que estaría en las cercanías del Alcázar:
Restos de un camión aparecido en un patio de Toledo tras las voladuras del Alcázar en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Restos de un camión aparecido en un patio de Toledo tras las voladuras del Alcázar en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

La Plaza de Zocodover que encontró Erich Andres era una completa escombrera:
Foto de Zocodover en 1936. foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Foto de Zocodover en 1936. foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Zocodover destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Zocodover destrozado en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Foto de Zocodover en 1936. foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

Estas tres no son de Erich Andres pero fueron tomadas en esos días:
Caballos muertos en Zocodover en 1936. Colección Luis Alba
Zocodover en 1936. Revista Life. Hulton Archive
Zocodover en 1936. Revista Life. Foto FPG, Hulton Archive

Muchas viviendas fueron fotografiadas por Erich Andres:
Viviendas destrozadas en Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Plaza de la Magdalena de Toledo devastada en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Viviendas destrozadas en Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Vista de Toledo devastada en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Vista de Toledo devastada en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

Esta imagen muestra lo que años más tarde sería la tienda de Bahamontes en la Plaza de la Magdalena:
Viviendas de la Plaza de la Magdalena destrozadas en Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

En aquellos días seguían apareciendo entre los escombros del Alcázar cadáveres de asaltantes republicanos. Son fotos que ya os puse en la entrada del Asedio, pero hoy os ofrezco como curiosidad macabra una hipótesis: un grupo de milicianos fue fotografiado antes del asalto por Hans Namuth y Georg Reisner rapándose dejando un mechón de pelo, que parece ser el mismo que aparece en algunos de los cadáveres. Es probable que pertenecieran al mismo grupo:
Milicianos rapándose en Toledo en la Guerra Civil. Septiembre de 1936. Fotografía de Hans Namuth/Georg Reisner
Asaltantes republicanos muertos entre las ruinas del Alcázar. Foto Erich Andres. Ministerio de Cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Asaltantes republicanos muertos entre las ruinas del Alcázar. Foto Erich Andres. Ministerio de Cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Asaltantes republicanos muertos entre las ruinas del Alcázar. Foto Erich Andres. Ministerio de Cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Asaltantes republicanos muertos entre las ruinas del Alcázar. Foto Erich Andres. Ministerio de Cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Asaltantes republicanos muertos entre las ruinas del Alcázar. Foto Erich Andres. Ministerio de Cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

También es impactante, desgarradora y horripilante la visión del mismo cráter de las explosiones de una las minas antes y después de contener decenas de cadáveres allí arrojados por las tropas nacionales:
Foto del cráter generado por una de las minas republicanas en el Alcázar en 1936. foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Foto del cráter generado por una de las minas republicanas en el Alcázar en 1936. foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Cadáveres de republicanos en un cráter de las minas colocadas para volar el Alcázar de Toledo en 1936. Foto Erich Andres. Archivo General de la Administración

En los días previos al Asedio del Alcázar, el Cristo de la Calle Santo Tomé fue objeto de las primeras polémicas al ser empapelado con carteles de mítines de tendencia izquierdista. En la imagen del Archivo Rodríguez puede verse el Cristo con los carteles anunciadores del mitin que el día 31 de mayo de 1936 ofreció Margarita Nelken:
Cristo de Santo Tomé con carteles pegados en 1936. Foto Rodríguez
Cristo de Santo Tomé con carteles pegados en 1936. Foto Rodríguez

Tras el Asedio, Erich Andres tomó fotografías del Cristo después de ser destrozado por simpatizantes del bando republicano. Resulta patética la imagen en la que sólo pueden apreciarse ya las muñecas de la imagen clavadas en el travesaño y colgando de él:
Cristo de Santo Tomé destrozado por republicanos en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica
Cristo de Santo Tomé destrozado por republicanos en 1936. Foto Erich Andres. Ministerio de cultura. Centro Documental de la Memoria Histórica

Poco después, la Iglesia organizó un acto de desagravio a la imagen:
Acto de desagravio al Cristo de Santo Tomé, Toledo. Fotografía Rodríguez

También son documentos gráficos excepcionales estas fotografías del Archivo Rodríguez que fueron tomadas en una procesión que sacó a la calle a la Virgen del Sagrario como celebración del final del Asedio. Impresiona ver la plaza en total ruina adornada improvisadamente hasta en los puntales que sostenían milagrosamente el Arco de la Sangre:
Procesión de la Virgen del Sagrario en la Calle Comercio (Toledo) tras el final del Asedio al Alcázar
Procesión de la Virgen del Sagrario en la Calle Comercio (Toledo) tras el final del Asedio al Alcázar
Procesión de la Virgen del Sagrario en una destruida Plaza de Zocodover (Toledo) tras el final del Asedio al Alcázar
El Cardenal Gomá preside una Procesión de la Virgen del Sagrario en una destruida Plaza de Zocodover (Toledo) tras el final del Asedio al Alcázar

Para finalizar, os dejo dos fotografías de la colección de D. Luis Alba. La primera tiene la curiosidad de ofrecer una de las primeras imágenes de D. Luis Moreno Nieto ejerciendo como periodista en una reunión con el General Varela:
Luis Moreno Nieto (a la izquerda) como periodista junto a militares franquistas. Colección Luis Alba
Luis Moreno Nieto (a la izquerda) como periodista junto a militares franquistas. Colección Luis Alba

La otra nos muestra una alocución de Franco a sus tropas en las ruinas del Alcázar. Es una imágen de gran calidad por la composición de la toma:
Franco se dirige a sus tropas en el Alcázar de Toledo tras el Asedio de 1936

Entradas relacionadas:
- El Asedio del Alcázar en imágenes
- Imágenes de Hans Namuth y Georg Reisner
- Imágenes del Archivo Alfonso en la Guerra Civil
- Toledo en la Pre-Guerra Civil
- Patrimonio destruido durante la Guerra Civil
- Guerra y Paz: fotos de 1936 comparadas con la actualidad

21 comentarios

Silvia MV. dijo...

He quedado impresionada y fascinada.

Alatriste dijo...

Ya resulta muy triste ver las fotografías de los cadáveres destrozados por las ruinas, pero aún lo es más si pensamos que pudo ser uno de los milicianos anteriores.

Desde luego del Alcázar no dejas rincón sin mostrarnos Eduardo.

Por cierto me gustaría utilizar una de tus fotos para algún dibujillo, con tu permiso, claro está.

Un saludo.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

¡Eso ni se pregunta, amigo Alatriste!
Muchas gracias a todos.

Ignacio dijo...

Sí, es verdad. Pobres milicianos, angelitos.

¡Hay que joderrrrseeee.....!!!!

Anónimo dijo...

Para "angelitos" los que asesinaron a más de 700 personas, republicanas, durante los días 28, 29 y 30 de septiembre de 1936, siendo uno de los principales responsables de estos asesinatos quien dirigía las tropas, el general Valera, un criminal de guerra. Una vida humana vale más que cualquier imagen o estatua, pero parece que es muy fácil burlarse de aquellos asesinados, como hacen en algunos de los es-critos. ¿Qué pasó de las mujeres asesinadas en la Maternidad? ¿Y con los cerca de cien heridos asesinados en el Hospital de Tavera? ¿Y con los 60 jóvenes republicanos asesinados en el Colegio de los Maristas? ¿Y con los asesinados en el Seminario y el Palacio Arzobispal? ¿Y con los alrededor de 50 rehenes del Alcázar? Ahí tenemos en el cemen-terio, el Patio 42, con más de 700 asesinados por aquellos que usaron el nombre de Dios en vano durante tantos años.
Moti Klein

Anónimo dijo...

La foto de los restos del camión ya se había publicado en algún libro sobre Toledo con datos de la casa donde cayó.
Pero ese fue un hecho relativamente común. Recuerdo una gran piedra, del tamaño de un brocal de pozo, caida desde Alcazar por la mina en el patio de una casa de la calle Nuñez de Arce.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Sólo hacer una llamada a la calma en los comentarios. Ya sabéis que una de mis intenciones con este blog es reconciliar y no enfrentar. Las fotos que aparecen en diversas entradas demuestran las barbaridades cometidas por ambos bandos. Me dolería mucho que el blog se convirtiera en un espacio de confrontación en lugar de un espacio de reconciliación, perdón y hermanamiento. Creo que si algo demuestran las fotos es que sería bueno que no cayéramos en nuevos enfrentamientos, no vayamos a repetir aquella terrible historia a la que todos contribuyeron.

Ignacio dijo...

Dirigido a “anónimo” o a “Moti Klein“, o como te llames: Para recordar E INVENTAR muertes del lado republicano, e ignorar, despreciar u obviar las del bando nacional, ya tenemos a los directores de “cine”, a los bufones y titiriteros del mundo de la “cultura”, y a la ley de “memoria histórica”. Ahórrate el esfuerzo, pues esa corte de sectarios apesebrados utiliza la demagogia con mucha más eficacia que tú. Por lo demás, sólo reiterar mi sarcasmo ante la lástima que uno de los participantes en el foro sentía hacia el cadáver de un miliciano caído durante un intento de abordaje a los sitiados. Ya que has hablado de “criminales”, espero que veas la diferencia entre los sitiados del Alcázar, cuyo propósito era RESISTIR, NO RENDIRSE, NO MORIR, y el de los sitiadores, entre los que se encontraba ese miliciano, cuyo objetivo era MATAR a los refugiados. Así de simple. Luego hablas de Varela, al que tildas de “criminal”… ¿Qué opinión te merecen entonces los mandos y combatientes del bando republicano? ¡Ah, que esos no mataban, claro, repartían claveles! ¡ANDA YAAA!

Anónimo dijo...

las fotos magnificas....como siempre.......deseando que llegue el domingo para ver las nuevas (vaya mina).
respecto al comentario sobre nacionales y republicanos,solo apuntillar que unos tenian el poder del pueblo y otros el de las armas................quien le mandó a moscardó encerrarse en el alcazar?? porque?,para que?....nada mas.
centrandonos en las fotografias,es increible la calidad y cantidad.
muchas gracias por ponerlas a nuestra disposicón.

Ignacio dijo...

"Unos tenían el poder del pueblo y otros el de las armas"... Bonito eslogan para una pancarta. Lástima que algunos se queden ahí en cuanto a conocimiento de los orígenes y desenlace de la guerra civil. Estimado anónimo: repasa los resultados de las últimas elecciones anteriores a la guerra civil (feb. 1936): los partidos que luego se mostraron favorables al bando nacional prácticamente empataron con sus oponentes del frente popular. Algunos historiadores incluso denuncian y demuestran multitud de irregularidades en actas que favorecieron finalmente la victoria de las izquierdas.
Por otro lado, el bando insurrecto a principios de la contienda contaba con muchos menos hombres y muchas menos armas que el bando republicano. Ya durante la guerra los efectivos se fueron nivelando, y si el bando nacional contaba con la mayor parte del ejército, el republicano contaba con gran parte de la guardia civil y la totalidad de la guardia de asalto, con gran cantidad de armamento y munición. El gobierno republicano también surtió de armamento a civiles y voluntarios...: no amigo, no: en el 36, España estaba dividida en dos partes iguales en número, en armamento y en odio.
Y respecto a la pregunta de "¿quién mandó a Moscardó encerrarse en el Alcázar, por qué y para qué?", ¡joder, qué pregunta!... si alguien te busca y te tiene rodeado para matarte, y dispones de una fortaleza para protegerte y resistir, tú qué harías???.

Anónimo dijo...

ignacio! ya sabemos la historia.
la buena y la mala.
pero quien dió el golpe?porque dieron el golpe?cuanto hubieran durado sin ayuda de quien tu sabes?.
y lo mejor........quien apoyó el golpe?
algún dia se sabrá toda la verdad..........todavia no interesa.

Ignacio dijo...

Si sabes la historia, ¿cómo haces preguntas tan elementales? No hay historias buenas ni malas. La HISTORIA, con mayúsculas no tiene versiones. Es la que es. Oficialmente, el golpe lo dieron los insurrectos el 18 de julio. Oficialmente. Visto así, parecería que en España imperaba la paz, el orden y la democracia, y que todo el caos previo al alzamiento no existió: ni revueltas, ni asesinatos en las calles, ni sovietización estatal, ni corrupción politica, ni corrupción judicial, ni politización de la policía, ni revolución de Asturias, ni intenciones de imponer la dictadura del proletariado, ni quema de conventos, iglesias y bibliotecas, ni pucherazos electorales, ni ilegalizaciones ni cierres arbitrarios, ni secesionismo... parece que todo esto no existió, pero sí que existió, y ese, para tu información, fue el origen del alzamiento. ¿Cuánto hubieran durado sin la ayuda de quien yo sé? ¿Durado quiénes? ¡Ambos bandos recibieron abundante ayuda internacional, tanto de armas como de hombres, a ver qué te crees! La guerra habría durado más, pero el desenlace habría sido el mismo, no te quepa duda.
"Y lo mejor, quien apoyó el golpe?"... Sé por dónde vas: Hitler apoyaba al lado del bando nacional... ¡Y Stalin al republicano!¡Menudo pájaro! En 1939, cuando acabó la guerra civil, Hitler aún no había empezado sus crímenes... ¡¡PERO STALIN SÍ!! Infórmate de cómo las gastaba este personaje, y ya de paso, también de otros muchos que los "progres" habeis conseguido borrar de la lista de los malditos por ser comunistas: Pol Pot, Kim Il Sung, Hoxa, Jaruzelsky, Fidel, Mao... asesinos y dictadores protegidos bajo la ignominiosa capa de aquellos que alardean de tolerantes.
En fin, supongo que esta es la verdad; esa verdad que, como bien dices, algún día se sabrá, pero que todavía no OS interesa.
Un saludo.

Anónimo dijo...

bueno está claro que no lo vemos igual.........solo decirte y para terminar que ni soy ni he sido comunista,socialista,etc........y también que en este país había un caos con los partidos políticos y sindicatos pero los militares después de perder "el imperio" y áfrica sobraban la mitad (se acabó el chollo)a la iglesia la república le quito el poder de la enseñanza ( por eso después de la guerra se asesinaron maestros y maestras a espuertas)y los terratenientes,ricos,empresarios se les acababa el explotar a los obreros así que tuvieron que llegar los "salva patrias" a defender el que ???........su poder??su chollo?? ....que verguenza.
en fin termino porque esto es un blogs de fotos cojonudas

Ignacio dijo...

Los disparates de tu última intervención rozan ya lo patológico: "los militares, después de perder el imperio y Africa sobraban la mitad (se les acabó el chollo)". Si al decir "imperio", te refieres a Cuba y Filipinas, creo que te vas un poco de fechas: la guerra empezó ¡38 AÑOS DESPUÉS!; quien en el 1898 era alférez, en el 1936 era coronel retirado... vaya, que la guerra civil no empezó precisamente para darle trabajo a militares en paro, ni ser militar era un chollo, tal y como das a entender desde tu preocupante ignorancia. En cuanto a perder "Africa..." ¿A qué te refieres? Marruecos, cedido en 1956; Ifni en 1961; Guinea en 1968; Sahara español en 1975... vaya!; todas las cesiones posteriores a 1936. Lo dicho, no tienes ni puta idea. Tercer disparate: "a la iglesia la república le quito el poder de la enseñanza (por eso después de la guerra se asesinaron maestros y maestras a espuertas)". Vamos a ver como te lo explico para que te enteres, que eres un poco durillo: Una de las premisas de la república (INSTAURADA DESDE LA CALLE, NO DESDE LAS URNAS) era "eliminar la religión de las mentes y de las calles" (muy democrático, vaya), y así, aparte de ir eliminando la enseñanza religiosa, también sus seguidores se encargaron de la muy loable y democrática tarea de quemar iglesias, saquear conventos, violar a monjas y agredir (en muchos casos hasta la muerte) a curas y frailes. Te cuento esto porque seguro que también lo desconocías. Sigo: se crearon en su sustitución ALGUNOS (¡pocos!) centros de enseñanza pública, con sus correspondientes (también pocos) profesores, tan pocos que, al final de la guerra, entre caídos y exiliados, la carencia de docentes era muy seria. No sé en qué ikastola te han enseñado eso de que "se asesinaron maestros y maestras a espuertas" porque sobraban, pero vaya, te la han metido hasta el fondo una vez más.
En sólo en una cosa te doy la razón: en el vergonzoso amparo que el régimen de Franco dió a "nobles" y terratenientes, vulnerando gravemente los ideales de la Falange, que en teoría, y aunque en versión reconstituida y adulterada (FET-JONS), decían defender. Ni José Antonio lo habría aprobado nunca, ni Manuel Hedilla lo aprobó. Y así le fué.
Pero vuelvo a lo mismo: todo esto ocurrió DESPUÉS DE 1939, NO ANTES DE 1936; fueron hechos a posteriori, NO CAUSAS ORIGINARIAS DE LA GUERRA.
De cualquier manera, ya veo por tu blindaje neuronal, que no voy a conseguir nada rebatiendo tus irrisorios argumentos de pancarta. Y como yo tampoco quiero seguir manchando este sensacional blog con disputas políticas, doy por terminadas mis intervenciones.
Que pases un feliz día.

Anónimo dijo...

buuuf... unas fotos impresionantes que ponen los pelos de punta...

acabas de conseguir un fan!

betsabé dijo...

Impactantes, las imágenes.
A cerca de la foto del crater que después fue aprovechado para poner los cuerpos de los soldados que aparecían. ¿Se sabe de dónde es exactamente?, ¿qué hay ahora en ese sitio?, ¿los enterraron allí mismo?.

Anónimo dijo...

¿Bajo qué tipo de derechos se acogen las fotografías?¿Cuales son sus derechos de explotación?¿Tienen algún tipo de clausula especial?

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

El blog no tiene ánimo de lucro sino fines exclusivamente educativos y divulgativos. Cualquier uso de las imágenes sin consentimiento de sus propietarios/autores con fines lucrativos constituiría un posible delito, excepto aquellas en concreto que no estén sujetas a derechos de autor (sería cuestión de ver cada caso concreto).
Saludos.

El Gerionte dijo...

quisiera saber si en el mitn que aparece del 31 de mayo de 1936, además de los nombrados en el cartel tambien estuvo la Pasionaria. Mi padre tenía 22 años y recuerda haber desfilado en Toledo con las juventudes socialistas en un mitin en la que las anteriores participaron. Aunque mi padre dice que fue para las elecciones de febrero del 36, pero con 97 años ya no está tan seguro. Si sabe alguien algo, ¿me podeis responder?. Gracias

Anónimo dijo...

IGNACIO, USTED DISFRUTARÍA FUSILANDO REPUBLICANOS INOCENTES EN LAS TAPIAS DE LOS CEMENTERIOS, CON SUS AMIGOS FALANGISTAS...

SE LO MERECÍAN, NO?

Anónimo dijo...

Los defensores del Alcazar fueron los soldados más valientes de toda la contienda civil.
Mayor ridículo no se pudo hacer por parte del bando republicano que quedaron como auténticos imbeciles e ineptos tras la llegada de las tropas del glorioso general Valera.
Me hubiera gustado ver la cara de imbecil que se le quedó a Largo Caballero tras la liberación del Alcazar.
Las fuerzas republicanas llenas de paletos y gentuza dedicada a asesinar obtuvieron ante los ojos del mundo del mayor de los ridículos al no poder conquistar el Alcazar.
Arriba España

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall